Insectívoros
Animales


...

Animales útiles y perjudiciales

 

LOS ANIMALES INSECTÍVOROS








Características de los animales insectívoros


¿Qué son animales insectívoros?


Son insectívoros aquellos animales que se han especializado en comer insectos. También se les conoce como entomófagos, pues en griego significa literalmente "que come insectos", de "entomo" y "fago".



¿Por que hay animales insectívoros?


Los insectos, pese a su pequeño tamaño, constituyen una parte muy importante de la biomasa animal, por lo que son una buena fuente de alimento para mucho animales. Estos invertebrados artrópodos son un eslabón de gran importancia en la cadena alimentaria, ya que numerosos animales dependen de los insectos como parte fundamental de su dieta. Además, otros animales no insectívoros, sobre todo en la época de cría, aprovechan la proteína animal de los insectos.

Las selvas tropicales de Sudamérica, son el paraíso de los animales insectívoros.



Animales insectívoros



Aves insectívoros



Muchas especies de aves son insectívoras y se alimentan principalmente de insectos.

Estas aves se caracterizan por tener unos pequeños pelillos a ambos lados del a modo de bigote llamados vibrisas. Las vibrisas les permiten a las aves insectívoras ser más sensibles a las vibraciones que producen los insectos en el aire para poder capturarlos con gran precisión.

El pico de las aves en general está formado por las mandíbulas recubiertas de láminas córneas. Cada pico de ave, según el modo de vida del animal, tiene una forma particular. Ello es una adaptación al medio ambiente. Entre otras funciones, el pico le sirve al ave para conseguir la comida. De este modo, estos animales presentan diferentes tipos de picos según el alimento que consumen. El pico de las aves insectívoras les sirve para desenterrar los insectos que se encuentran escondidos en la tierra, en grietas o en troncos podridos. El pico de las aves insectívoras se llama tenuirrostro. Este tipo de pico es alargado, normalmente recto y tiene forma de pinza.

Son aves insectívoras un gran número de especies de familias distintas. Entre los paseriformes (pájaros) se cuentan el zorzal, el petirrojo, el carbonero, el ruiseñor, el estornino, la golondrina o el mirlo, entre otros. El abejaruco, como su nombre indica, es especialista en alimentarse de abejas y avispas. Este animal no es un ave paseriforme sino que pertenece al orden de los coraciformes. La abubilla es un ave del grupo de los bucerótidos. El pico picapinos también tiene una dieta basada en insectos y se agrupa dentro del orden piciformes.



Reptiles insectívoros



Existe un número considerable de reptiles que basan su dieta en insectos y otros invertebrados, como arañas, caracoles, babosas o lombrices.

Como grupo principal de insectívoros tenemos a los saurios. Entre ellos están unos reptiles muy frecuentes en Europa, las lagartijas. La lagartija cenicienta (Psammodromus hispanicus), la lagartija colilarga (Psammodromus hispanicus), la lagartija colirroja (Acanthodactylus erytrurus) son especies propias de la Península Ibérica, además obviamente de la lagartija ibérica (Podarcis hispanica). Otras especies que viven en una zona más amplia son la lagartija roquera (Podarcis muralis) o la lagartija de turbera (Lacerta vivipara), que se encuentran en la zona centro y norte de Europa.

Otros reptiles típicamente insectívoros son los camaleones. En Europa, vive el camaleón común (Chamaeleo chamaeleon). Sin embargo, los camaleones son unos animales típicamente africanos. En el sureste asiático, se encuentran las restantes especies de camaleones en la Península Arábiga, la India o Sri Lanka.

Los geckos también son unos animales insectívoros como los camaleones. La salamanquesas son los geckos europeos. A parte de la salamanquesa común (Tarentola mauritanica) y la salamanquesa rosada (Hemidactylus turcicus), existen muchas más especies de geckos que se pueden encontrar en toda África y Oceanía, la parte sur de Eurasia, en América del Sur, América Central y el sur de América del Norte.

Otras especies propias de Europa que se alimentan de insectos, así como de otros invertebrados, como arañas, caracoles o babosas, son el lución (Angis fragilis) y el lagarto de cristal (Ophisaurus apodus), que a pesar de su aspecto, estos lagartos sin patas, no son serpientes.
Los eslizones, como el eslizón ibérico (Chalcides bedriagai) y el hermoso eslizón ocelado (Chalcides ocellatus) también devoran con esmero un gran número de insectos.

Los saurios de mayor tamaño de Europa, como el lagarto ocelado (Lacerta lepida) o el lagarto verde (Lacerta viridis) además de alimentarse de insectos como las lagartijas también atacan presas más grandes, como pequeños vertebrados (roedores y huevos de aves) dado su mayor tamaño.

 

Mamíferos insectívoros


Antiguamente, existía un orden llamado Insectivora que estaba constituido por los erizos, las musarañas y los topos. Estos animales se caracterizan por su pequeño tamaño y porque tienen un sensorial hocico prolongado y unos primitivos dientes muy punti
agudos para perforar el esqueleto quitinoso de los insectos de los que se alimentan. Los mamíferos del orden de los insectívoros son los descendientes directos de los primeros mamíferos que poblaron la Tierra.

Fuera del orden insectívoros, existen otros mamíferos que tienen una dieta basada en insectos como los osos hormigueros y los murciélagos. Los tenrecs, unos animales con formas parecidas a los insectívoros, es decir, hocico alargado, dentición primitiva y pequeño tamaño, también son mamíferos con dietas insectívoras. Los topos dorados, propios de África son otra especie de mamíferos insectívoros.




Anfibios insectívoros


Los anfibios son vertebrados con dietas muy poco variadas. Estos animales son carnívoros y se alimentan de insectos, babosas, gusanos y lombrices. No obstante, según el tamaño de los anfibios, las presas pueden variar. De este modo, los anfibios más grandes como el sapo marino se alimentan además de invertebrados de pequeños vertebrados como ratones. La rana toro consume también lagartijas, serpientes y pájaros. La salamandra del Japón se alimenta de peces y crustáceos.


La lengua de los anfibios es retráctil y pegajosa pues secreta una sustancia para conseguir que los insectos y otras presas se queden adheridas a ellas.

Los anfibios tienen pequeños dientes en la mandíbula superior y en el paladar. Como los cocodrilos, los dientes de los anfibios se renuevan continuamente.




Arañas insectívoras


Las arañas son animales carnívoros que se alimentan de insectos y otros artrópodos.
En cambio, las grandes migalas y licósidos de los países tropicales consumen ratones, pequeños reptiles como lagartijas y aves. No obstante, podemos afirmar que, prácticamente, todas las arañas son insectívoras. Estos animales son unos grandes depredadores y cazan activamente a sus presas.

Cada especie tiene sus preferencias alimenticias. Argiope bruennichi o araña tigre prefiere las langostas, Eresus niger, los escarabajos.

Estos animales tienen una alimentación basada únicamente en presas vivas, ya que rechazan los animales muertos.

Las arañas tienen 2 sistemas de capturar a sus presas: construir una red (telaraña) o cazando al acecho. Las arañas que construyen telarañas capturan a las presas que caen por accidente en este entramado. En el primer caso, la araña permanece al acecho con las patas extendidas sobre la telaraña para captar las vibraciones que producen sus presas. Las arañas que cazan al acecho lo hacen en el suelo o sobre la vegetación. Algunas producen una red (telaraña) en la cual las presas caen por accidente, enredándose y pegándose en ella. En ese caso la araña, que permanece al acecho con las patas extendidas sobre la red, capta las vibraciones y se acerca a su presa. Otras arañas cazan al acecho, ya en el suelo como sobre la vegetación. Estas arañas detectan a sus presas por las vibraciones del sustrato o mediante la vista, como es el caso e los licósidos (araña lobo) o los saltícidos (araña cebra).

Las arañas no mastican el alimento, como sí lo hacen, por ejemplo, sus parientes los opiliones o los solífugos, sino que inyectan veneno a sus presas mediante sus quelíceros (piezas bucales). Las arañas inyectan jugos digestivos a sus presas paralizadas por el veneno para producir una digestión externa del animal. Entonces, la araña tan solo tiene que sorber la papilla resultante.

Algunas arañas envuelven en telaraña su alimento, antes, durante o después de haberse alimentado. Pese a que todas las arañas poseen glándulas de hileras y la capacidad de tejer telarañas, no todas ellas confeccionan dichas estructuras. Sin embargo, ya sea directa o indirectamente, casi todas las arañas emplean su seda para atrapar a sus presas.



Insectos insectívoros


Los
insectos pueden comen cualquier sustancia alimenticia, pero cada especie tiene hábitos alimenticios distintos. Pueden comer desde hojas o carne hasta madera en descomposición, cadáveres o heces. Sin embargo, existen ciertas especies que son verdaderas depredadoras de otros insectos.

Como insectos cazadores tenemos las mantis religiosas, las libélulas, las mariquitas, algunas especies de chinches como las chinches asesinas, la hormiga león, las crisopas, los asílidos o moscas asesinas, etc.

Las piezas bucales de los insectos están adaptadas a la dieta de cada animal
. Concretamente, los insectos que se alimentan de otros insectos (insectos insectívoros) mayormente tienen aparatos bucales masticadores para roer la comida.

* Información relacionada: Insectívoros sudamericanos / Dieta insectívora

Más información sobre otros animales salvajes en el listado superior.



www.botanical-online.com



El mundo de la Naturaleza

1999-2014 Botanical-online SL.Todos los derechos reservados. Política de uso

Diseño:

www.dibujosparapintar.com