indice
Icono de Blog de Plantas
iniciodiccionariorevista gratuitacursosforobibliografiarecomendar

 

REVISTA DE PLANTAS

 

REMEDIOS CASEROS

remedios curativos

 

 

Medicina alternativa

 

EL CULTIVO DE LA LECHUGA

( Lactuca sativa)

 

 

 

 

Foto de lechuga

Lechuga (Lactuca sativa)

Planta herbácea anual de la familia de las compuestas. Tallos muy cortos. Hojas verde brillantes sin espinas , las inferiores enteras con peciolo corto. Hojas superiores sésiles, más redondeadas y ovales. Flores amarillas manchadas de violeta en panículas. Frutos de color gris con un pico prominente, tan largo como el resto.


Su origen se situa en Asia, a partir de la especie Lactuca serriola. Se encuentra ampliamente cultivada en todo el mundo, presentando numerosas variedades. Algunas veces aparece asilvestrada.


Se cultiva por sus hojas en alimentación. Deben recogerse cuando la planta presente una forma consistente al tacto, sin ser extremadamente dura. Lo mejor es plantar en diferentes épocas para tener siempre ejemplares a punto. Entre las muchas variedades conviene destacar:

- La lechuga romana ( Lactuca sativa var. longifolia)

- La lechuga de cogollo ( Lactuca sativa var. capitata). Dentro de esta tendríamos la Batavia cuyo cultivo puede extenderse a lo largo de todo el año o las variedades Trocadero, Reina de Mayo o Maravilla de verano.

- La lechuga rizada ( Lactuca sativa var. crispa)

 

La lechuga (Riego)

 

El riego debe ser periódico, no abundante, más habitual en verano . En todo caso es mejor no encharcar la tierra para evitar la aparición de hongos. Al carecer de un sistema radicular amplio, debe evitarse que el subsuelo se seque. Conviene plantarlas en la parte superior de un caballón para evitar que el agua de riego moje las hojas. Se puede regar mediante goteo o por inundación de los caballones. La distancia entre filas se debe situar a unos 50 cm y la distancia entre plantas ha de ser de unos 30 cm. Es muy sensible al agua salada, que reduce mucho la producción.

 

La lechuga (Ambiente y exposición)

Requiere una exposición soleada o de semisombra. Prefiere un clima frío, aunque hay variedades que se adaptan bien a climas cálidos, con tal que dispongan de humedad.Soporta muy bien temperaturas hasta -º6. Un excesivo calor produce un espigamiento demasiado temprano o la aparición de quemaduras en las hojas. Un exceso de frío conlleva al enrojecimiento de las hojas.

 

La lechuga (Propagación y cuidados)

 

Se progaga mediante semillas desde principios de primavera a mitad de verano si el clima es frío. En climas cálidos desde el otoño hasta final de primavera. Tambien existen variedades que pueden plantarse en verano, como la Maravilla de verano.

La plantación se realiza en semillero. Despues de un aclarado de ejemplares, cuando hayan aparecido unas 4 hojas deberán ser trasplantadas a su enclave definitio. Estarán listas para la recolección en un periodo que oscila entre los 45 días para las especies más tempranas y los 90 para las más tardías.

Precisa una tierra ligera, que no se encharque. Es conveniente añadir estiércol , potasio - formación del cogollo- y magnesio para que tenga un aspecto bien verde. Es un cultivo que se resiente de un exceso de nitrogeno que puede quemar las hojas. Resulta conveniente limpiar las malas hierbas y atar las hojas para que las interiores se hagan más blancas, lo que resulta más atrayente para el comprador.

Entre las principales enfermedades se encuentran:

  • El mildiu, producido por hongos durante las épocas de más humedad, fundamentalmente de la especie Bremia lactucaei, haciendo que las hojas se vuelvan amarillas. Aunque puede tratarse con algún producto específico es mejor elegir la especie resistente al mismo, para evitar tener que tratar aquellas plantas que deben someterse a un pronto consumo.

  • El tizón negro, caracterizado por una podedumbre en los peciolos de las hojas que produce el hongo Pellicularia filamentosa.

  • El virus del mosaico, consistente en manchas sobre las hojas, producidas por virus que viven en las semillas o que son transmitidos por los pulgones. La única solución consiste en elegir la semilla libre de esta enfermedad.

  • El pulgón de las raíces: Ataca a los ejemplares plantados en primavera, . Esta producida por los pulgones de la especie Pemphigus bursarius que chupan la savia, produciendo un marchitamiento del ejemplar. Debe evitarse el cultivo de la lechuga en tierras infectadas hasta desinfectar la tierra o cultivar con especies resistentes a esta plaga.
  • Se debe vigilar también la aparición de babosas y pulgones que se comen las hojas por la noche. Para distinguirlos debemos fijarnos en la aparición de caminitos plateados sobre las mismas. De igual manera hemos de contralar las larvas de las polillas, que habitan en el suelo y se alimentan de las raíces. Al comerselas producen un inesperado marchitamiento de las hojas.

Más información sobre la lechuga en el listado superior


www.botanical-online.com
El Mundo de las Plantas

©1999-2014 Botanical-online SL.Todos los derechos reservados. Política de uso