REVISTA DE PLANTAS

revista

 

 

REMEDIOS CASEROS

remedios curativos

 

 

 

 

TÓXICOS PARA EL HÍGADO

Desintoxicación del hígado







DESINTOXICACIÓN DEL HÍGADO

 

¿Qué alimentos son perjudiciales para el hígado?

fumar
Se recomienda no tomar alcohol y no fumar.

El hígado es el órgano encargado del metabolismo de los alimentos y de la depuración de las toxinas.

Un hígado enferma por muchos motivos. La alimentación inadecuada es una de las causas principales para que el hígado no presente buena salud.

Entre los principales tóxicos alimentarios para la salud hepática podríamos mencionar los siguientes: 

- Alcohol: Las bebidas alcohólicas están completamente prohibidas en cualquier enfermedad que pueda afectar al hígado. En numerosos casos, el alcohol es el responsable del desarrollo de la enfermedad.

Aunque el alcohol no sea el causante de la enfermedad, el consumo de alcohol perjudica gravemente al enfermo del hígado y contribuye a la destrucción de las células hepáticas, lo que provoca que el órgano sea incapaz de producir las substancias adecuadas para el organismo o no puede sintetizar las vitaminas o los minerales. El alcohol es el principal enemigo del hígado.

Otros tóxicos no recomendados son el tabaco, el café y las drogas.

 

embutidos
Los embutidos están doblemente desaconsejados, por su alto contenido en grasas saturadas y colesterol, y porque contienen mucha sal.

Grasas animales: El enfermo del hígado tiene muchas dificultades para digerir las grasas. La alimentación de la persona con cirrosis, hepatitis, insuficiencia hepática, etc. deberá evitar alimentos ricos en grasas, como carnes, mantequilla, nata, margarina, leche, chocolate o productos lácteos enteros.

Se puede tomar cantidades controladas de aceite de oliva virgen extra y nueces como fuentes de grasas saludables.

Es importante que las grasas no sean fritas o recalentadas. Este tipo de grasas genera un tipo de toxina llamada acroleína. Las grasas hidrogenadas tampoco deben ingerirse porque son incluso más perjudiciales que las grasas saturadas y producen mucho colesterol.

 

Alimentos muy ricos en sal: El enfermo del hígado presenta problemas de retención de líquidos ( ascitis). Evitaremos los alimentos ricos en sodio que facilitan la retención de líquidos. Alimentos que deben evitarse en este sentido porque contienen mucha sal son: el jamón, la panceta, los embutidos, los productos ahumados o en salazón, encurtidos, alcaparras, altramuces, etc.

 

Comidas muy abundantes: Es mejor comer muchas veces y poca cantidad, que ingerir muchos alimentos en menos comidas. Las comidas muy abundantes obligan al hígado a realizar un sobreesfuerzo. Un enfermo del hígado debería comer cuatro o cinco comidas ligeras cada día.

 

Pollo a la brasa
Los alimentos a la plancha, asados o al grill contienen hidrocarburos aromáticos policíclicos.

Alimentos asados: Los alimentos muy asados, a la brasa o a la parrilla, generan una serie de toxinas que el hígado debe eliminar. Un hígado enfermo es incapaz de eliminarlas y empeora con la presencia de estas substancias.

Alimentos azucarados: Comer muchos alimentos ricos en azúcares refinados conlleva el aumento de grasa y colesterol. Igualmente el uso de edulcorantes artificiales como aspartamo, sucralosa o sacarina no se recomienda, perjudica al hígado enfermo.

 

- Comidas reutilizadas: Cocinar más alimento de lo normal para para reutilizarlo en otra comida puede ser la causa de la contaminación de la misma con microorganismos que pueden causar infecciones. Es mejor cocinar las cantidades necesarias sin que haya sobrar. Recalentar los alimentos es una mala costumbre que no aparta ningún beneficio al hígado.

 

Productos industriales procesados: Los precocinados y alimentos procesados no son convenientes para la salud del hígado. Este tipo de alimentos contiene muchos conservantes o colorantes que este órgano debe eliminar por lo que su estado puede empeorar o resentirse.

Los alimentos precocinados y envasados suelen contener muchas grasas por lo que tampoco resultan útiles. Las comidas muy pesadas obligan al hígado a realizar un sobreesfuerzo que, en el caso de los enfermos de este órgano, resulta contraproducente y empeora la enfermedad.

Pasteles, galletas, tartas, leche entera o sus derivados, chocolate, croissants, caramelos, etc son alimentos que el enfermo del hígado debe evitar.

- Alimentos animales crudos o semicrudos: La cocina realizada con alimentos de procedencia animal crudos o semicrudos, como el pescado crudo o el marisco crudo o poco cocinado, resultan inadecuados para los enfermos de cirrosis pues pueden contener microorganismos que perjudican al hígado. En personas no enfermas estos alimentos resultan muy peligrosos puesto que muchas veces son la causa de infecciones hepáticas.

alimentos toxicos no recomendados para enfermedades el higado
Lámina con los alimentos no recomendados para enfermedades el higado.
Elaborado por © Botanical-online

 

Salud del hígado: Otras causas de las enfermedades hepáticas

La causa de que el hígado se encuentre enfermo o no se recupere adecuadamente puede ser una alimentación inadecuada. Sin embargo para una buena salud del hígado, además de escoger los alimentos adecuados, es conveniente tener en cuenta los siguientes consejos :

- Alimentos sucios que contengan microorganismos y toxinas que pueden dañar el hígado.

- Frutas y verduras no lavadas que contengan pesticidas cancerígenos o perniciosos.

- Ciertos alimentos desecados y mal conservados pueden generar aflatoxinas altamente perjudiciales para el hígado.- Las manos no lavadas durante las comidas pueden ser agentes transmisores de microorganismos.

- Comidas recalentadas que pueden ser susceptibles del ataque de bacterias como salmonela, listeria, enterobacterias, etc.

- Manipulación de productos químicos puede dañar al hígado. El contacto o la inhalación de estos productos es responsable de la aparición de numerosos enfermedades hepáticas. Puede producirse por contacto con metales pesados.

- Automedicación, la utilización irresponsable de medicamentos o drogas, son causas habituales de enfermedades hepáticas.

- Relaciones sexuales no seguras o el compartir jeringuillas, cepillos de dientes, artículos de afeitado, etc. son causas de contagio de la hepatitis.

- Ciertas anomalías genéticas, no tratadas médicamente , como el exceso de hierro ( hemocromatosis) o el exceso de cobre ( Enfermedad de Wilson) pueden causar graves daños al hígado.

*Información relacionada: Alimentos recomendados para el hígado

punto rojoMás información sobre el tratamiento natural del hígado, remedios naturales y dieta en el listado superior.

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2014 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.