VIOLETAS

Cultivo de las violetas (Viola spp.)

Cultivo de las violetas

Las violetas son plantas perennes o vivaces que se cultivan en el jardín con fines ornamentales, medicinales o comestibles. La planta, de porte generalmente pequeño, resulta muy decorativo por sus flores, que pueden ser de una gran variedad de colores, según el tipo: rojo, amarillo, violáceo, naranja, blanco,... En los últimos años, estas flores se están utilizando para la decoración de platos.

A continuación veremos los diferentes tipos de violetas y plantas congéneres, cómo plantarlas en macetas, trasplantarlas y cuidarlas según sus necesidades de agua, nutrientes y luz solar.

violetas decoracion jardin ventana
Foto de violetas en una ventana. Estas flores resultan muy decorativas.

Características de las violetas

Se trata de plantas perennes o vivaces de la familia de las Violáceas (Violaceae) que pueden variar desde los 5 cm de altura hasta los 50 cm. Flores violeta, blancas o amarillas con 5 pétalos. Hojas muchas veces acorazonadas. Existen aproximadamente unas 500 especies de violetas que se encuentran principalmente en todas las regiones templadas de Norteamérica, Asia y Europa. Algunas especies se encuentran en las zonas más frías del Canadá o Islandia.

Floración de las violetas

¿Cuándo florecen estas plantas? Con temperaturas adecuadas, las violetas pueden producir flores a lo largo de prácticamente todo el año, excepto cuando hace mucha calor o en periodos de heladas o lluvias persistentes.

Riego y humedad del cultivo de violetas

  • Las violetas necesitan tener siempre un sustrato húmedo. Sin embargo debemos evitar que este quede encharcado lo que produciría la podredumbre de las raíces y la aparición de la roya.

  • En verano y en climas muy secos se debe vigilar que mantengan siempre la humedad necesaria. Esta humedad debe mantenerse constante en época de crecimiento.

  • Cuando el tiempo es frío, se deben espaciar las heladas. Solamente se regará una vez cada dos semanas o menos en caso de heladas.

Las violetas: Utilización y variedades

La planta se cultiva principalmente por sus flores. Es una planta que se utiliza como planta de exterior. Aunque puede cultivarse en interiores, en macetas, no les beneficia el aire estancado y el exceso de calor, además se estropean rápidamente con la calefacción.

violeta flores color blanco
Foto de pensamiento de flores de color blanco

Cómo plantas violetas en el jardín

Es una flor ideal para decorar parterres y en jardineras o contenedores grandes. Se utilizan en macizos por su capacidad de autorreproducirse cubriendo la tierra perfectamente. Resultan muy decorativas, especialmente los pensamientos, como borde de caminos en jardines grandes.

Una manera de utilizarlas muy adecuada es combinarlas con las rosas, ya que decoran la tierra sobre la que se asientan los tallos de las mismas y sus colores contrastan con los de la rosa. Se pueden plantar debajo de los árboles como plantas tapizantes aunque, en este caso, es mejor hacerlo debajo de los árboles de hoja caduca de manera que puedan aprovechar el sol y la luz durante el invierno y la primavera. Algunas de estas plantas poseen fragancias muy destacadas que pueden aprovecharse para aromatizar el jardín.

Variedades de violetas

Existen muchas variedades de violetas en jardinería, ya que es una de las plantas de predilección para la decoración de parterres. Entre todas tenemos:

VIOLETA
Foto de violeta
  • Viola cornuta: Es la violeta de la cual proceden la mayoría de las variedades modernas. Alcanza unos 15 cm. Posee flores pequeñas aunque muy resistentes a las temperaturas tanto calurosas como frías y a las enfermedades. Florece de primavera a verano

  • Viola hederácea: No es tan resistente como la anterior. Posee pétalos arriñonados. Es una especie muy adecuada como cobertura de suelos arenosos. No aguanta el sol directo.

  • Viola odorata: Como su nombre científico indica es una planta que produce en primavera flores muy aromáticas de color azul, blanco, amarillo o rosa. Muy común en lindes de bosques y setos. Alcanza unos 20 cm de altura. Posee hojas acorazonadas. Necesita suelos con bastante humus y humedad constante. Se autorreproduce fácilmente a base de estolones. Es la variedad más utilizada en medicina natural, por ejemplo para la elaboración de jarabe de violeta para la tos.

  • Viola labradorica: Al igual que la anterior se reproduce mediante raíces que nacen de los estolones. Resulta muy adecuada para parterres.

  • Violeta de perro (Viola canina): Planta de 15 a 30 cm que produce flores azul violeta con espolón blanco en primavera. Crece fundamentalmente en suelos arenosos y lugares semisoleados o a la sombra.

  • Viola papilionácea: Planta de 5 a 12 cm. Hojas acorazonadas y flores violetas en roseta basal. Muy abundante al este de Estados Unidos y Canadá

  • Pensamientos: (Viola tricolor, Viola wittrockiana): Especies híbridas de cuatro pétalos derivados de la Viola cornuta.

Violetas de interior

Como se ha mencionado, las violetas no crecen bien en interiores. Si se prefieren utilizar las violetas para interiores, deberá recurrirse a dos especies de plantas que no pertenecen a la misma familia aunque también se las conoce comúnmente como violetas:

  • Violeta africana o Saintpaulia (Saintpaulia ionantha): Planta muy utilizada en jardinería, si se fijan en las flores y hojas, claramente no es una violeta, pero tiene el mismo porte y existen muchas variedades y de colores muy vistosos, lo que hace que se utilice con los mismos fines decorativos. Pertenece a la familia de las gesneráceas (Gesneriaceae) y procede de África.

  • Violeta persa (Exacum affine): Se trata en realidad de una planta de la familia de las gencianas (Gentianaceae). Tiene un porte muy reducido, alcanza como máximo unos 30 cm de altura y se encuentra muy ramificada desde la base, adquiriendo una forma redondeada.

Listado especies del género viola (especies de violetas):

Viola aetolica
Viola affinis
Viola alba
Viola allchariensis
Viola alpina
Viola altaica
Viola appalachiensis
Viola arborescens
Viola arsenica
Viola arvensis
Viola bakeri
Viola banksii
Viola beckwithii
Viola bertolonii
Viola bicolor
Viola biflora
Viola blanda
Viola brevistipulata
Viola brittoniana
Viola calaminaria
Viola calcarata
Viola californica
Viola canadensis
Viola canina
Viola cazorlensis
Viola cenisia
Viola chaerophylloides
Viola chamissoniana
Viola charlestonensis
Viola chinensis
Viola collina
Viola comollia
Viola conspersa
Viola cornuta
Viola corsica
Viola crassa
Viola cucullata
Viola cuneata

Viola cunninghamii
Viola declinata
Viola delphinantha
Viola diffusa
Viola dissecta
Viola douglasii
Viola dubyana
Viola egglestonii
Viola elatior
Viola elegantula
Viola epipsila
Viola eugeniae
Viola fimbriatula
Viola flettii
Viola frank-smithii
Viola glabella
Viola gracilis
Viola grisebachiana
Viola grypoceras
Viola guadalupensis
Viola guestphalica
Viola hallii
Viola hastata
Viola hederacea
Viola helenae
Viola hirsutula
Viola hirta
Viola hispida
Viola howellii
Viola incognita
Viola japonica
Viola jooi
Viola kauaensis
Viola keiskei
Viola kitaibeliana
Viola kosaninii
Viola labradorica
Viola lactea
Viola lanaiensis

Viola langsdorfii
Viola lithion
Viola lobata
Viola lovelliana
Viola lutea
Viola macloskeyi
Viola mandschurica
Viola maviensis
Viola mirabilis
Viola missouriensis
Viola munbyana
Viola nephrophylla
Viola novae-angliae
Viola nuttallii

Viola oahuensis
Viola obliqua
Viola obtusa
Viola ocellata
Viola odorata
Viola orbiculata
Viola orientalis
Viola orphanidis
Viola palmata
Viola palustris
Viola patrinii
Viola pedata
Viola pedatifida
Viola pedunculata
Viola persicifolia
Viola pinetorum
Viola pinnata
Viola praemorsa
Viola primulifolia
Viola prionantha
Viola psychodes
Viola pubescens
Viola pumila
Viola purpurea
Viola rafinesquii
Viola reichanbachiana
Viola renifolia
Viola riviniana
Viola rostrata
Viola rotundifolia
Viola rupestris
Viola sagittata
Viola selkirkii
Viola sempervirens
Viola septemloba
Viola septentrionalis
Viola sheltonii
Viola sororia
Viola stojanowii
Viola striata
Viola suavis
Viola subsinuata
Viola tokubuchiana
Viola tomentosa
Viola tricolor
Viola triloba
Viola trinervata
Viola tripartita
Viola uliginosa
Viola umbraticola
Viola utahensis
Viola vaginata
Viola valderia
Viola vallicola
Viola variegata
Viola verecunda
Viola viarum
Viola villosa
Viola violacea
Viola wailenalenae
Viola walteri
Viola yesoensis
Viola acuminata
Viola acuminata

Viola adunca
Viola biflora
Viola brevistipulata
Viola canadensis
Viola canina
Viola collina
Viola cornuta
Viola cucullata
Viola diffusa
Viola epipsela
Viola esculenta
Viola glabella
Viola grypoceras
Viola japonica
Viola keiskei
Viola labradorica
Viola lanceolata
Viola langsdorffii
Viola mandschurica
Viola mirabilis
Viola obliqua
Viola obtusa
Viola odorata
Viola palmata
Viola patrinii
Viola pedata
Viola pedunculata
Viola pinnata
Viola prionantha
Viola reichanbachiana
Viola riviniana
Viola sempervirens
Viola sororia
Viola sylvestris
Viola tokubuchiana
Viola tricolor
Viola vaginata
Viola variegata
Viola verecunda
Viola violacea
Viola x wittrockiana
Viola yezoensis

Temperatura y exposición para el cultivo de las violetas

  • En climas templados debe dejarse en el exterior en semisombra o sombra. Puede exponerse al sol en primavera, pero le perjudica el sol de verano.

  • En climas fríos durante el invierno debe guardarse en un invernadero frío o en un alero de ventana con exposición soleada. Admite la posibilidad de ser cultiva en zonas de montaña, teniendo en cuenta que no florecerá en épocas de frío.

  • Los pensamientos no aguantan tanto el frío como las violetas y su época de floración es anterior a éstas.

Reproducción del cultivo de violetas

Las violetas son muy fáciles de reproducir dado que ellas misma se autorreproducen mediante semillas. Muchas violetas se reproducen por raíces aéreas que nacen de los nudos, extendiéndose a lo largo del terreno y tapizándolo. Si queremos, podemos plantarlas también (reproducirse por división de rizomas en primavera u otoño).

Cuando termina la floración, para que vuelva a crecer la planta y produzca flores, debe cortarse la parte aérea dejando unos tallos de unos 8 cm. Si se continua dejando la tierra húmeda volverá a crecer el año siguiente.

Cuidados, tipos de terreno y abono para el cultivo de violetas

Pueden plantarse en cualquier tipo de terreno con tal que tenga un buen drenaje y no se quede encharcado. Si el terreno es fértil no hace falta utilizar ningún tipo de fertilizante, aunque, para aumentar la floración no les irá mal utilizar un poco de estiércol o tierra de jardín. También resulta muy fácil utilizar varitas de abono sólido que pueden mantener la planta abonada durante unas 11 o 12 semanas.

Plagas y enfermedades de los cultivos de violeta

Las principales plagas y enfermedades que afectan al cultivo de violetas son:

PENSAMIENTO
Foto de pensamiento
  • Jegen de agalla (Dasineura affinis): Afecta a las hojas que no consiguen desarrollarse. Se tiene que eliminar las hojas afectadas y rociar la planta con un insecticida específico a finales de primavera.

  • Pulgones y cochinillas: Se desarrollan especialmente con temperaturas elevadas. Necesitan un tratamiento específico.

  • Caracoles: Producen agujeros en las hojas. Se pueden utilizar algún producto químico específico o trampas ecológicas como poner hojas de lechuga hervida para que vayan a comer. Cuando están sobre ella se pueden coger. Otra posibilidad es rodear las plantas con alguna barrera para que los caracoles no se acerquen.

  • Mal de pensamiento o de violeta: Esta causado por hongos microscópicos (Phytium violae) que atacan los tallos produciendo el amarillamiento de la planta y la caída de los pétalos. Se produce una infección del suelo que obliga a plantar las violetas en otra tierra. Conviene quitar los ejemplares afectados, quemarlos y excavar la tierra para quitar las raíces afectadas. No se deben plantar otras violetas en este terreno.

  • Arañuela roja (Tetranychus urticae): Son insectos de medio milímetro de longitud que producen degeneración de las yemas sobre las cuales producen una especie de cubierta algodonosa que puede afectar igualmente a las hojas o a las flores cuando la infección es muy importante. Se desarrollan con temperaturas muy elevadas. Requiere un insecticida específico.

  • Polvo blanco (Oidium spp): Son hongos que producen manchas blancas en las hojas o en los capullos. Requiere que las hojas afectadas sean rápidamente eliminadas y un tratamiento fungicida específico. Afecta mucho a los pensamientos, especialmente cuando no reciben la luz adecuada.

  • Botritis: Esta producida por el hongo Botrytis cinerea. Produce flores con manchas papiráceas de color marrón que, a veces, pueden afectar a las hojas. Se produce fundamentalmente por una falta de aireación y un exceso de humedad entre las plantas como resultado de tenerlas demasiado juntas y rociar las hojas y flores con agua. El tratamiento debe hacerse a base de quitar el material afectado y aplicar un fungicida general. Se debe evitar rociar las flores cuando se riega.

  • Roya: Es otra enfermedad causada por hongos (Puccinia spp.) Produce en las hojas manchas de tonos pardos o rojizos. Se produce cuando la temperatura ambiental es muy elevada. Su tratamiento incluye la eliminación de las hojas afectadas.

  • Clororis férrica: Es una enfermedad producida por la incapacidad de la planta en absorber hierro del substrato, lo que da como lugar que las hojas se vuelvan amarillas por falta de clorofila. Se da principalmente en suelo calizos o con un Ph elevado. Requiere aportar quelatos hierro al terreno. La incorporación de materia orgánica y el cavado de la tierra permitirá que la planta sea más capaz de absorber el hierro.

fichas de jardineria
Más fichas de jardinería

Más información sobre las violetas.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.