Dieta contra el cancer

Consejos dietéticos para prevenir o tratar el cáncer

¿La dieta puede prevenir, evitar, curar o tratar el cáncer?

La dieta es una herramienta muy potente que tenemos al alcance. Es conveniente saber que existen muchos tipos de cáncer y que incluso dos cánceres iguales pueden tratamientos distintos y tener un pronóstico diferente, en función de cada persona.

Por lo tanto, el papel beneficioso de la alimentación en la prevención y soporte nutricional del cáncer es cierto y está demostrado, pero también sabemos que es limitado.

dieta natural
Una dieta basada en alimentos vegetales y con la presencia de alimentos proteicos, como los huevos o el pescado graso, es ideal para tener una buena salud.

¿Cómo influye la dieta en la aparición y desarrollo del cáncer?

Estudios científicos demuestran que a través de una alimentación adecuada es posible disminuir el riesgo de que aparezcan ciertos tipos de cáncer.

Incluso los expertos recomiendan que, si es posible, durante el cáncer se consuman alimentos protectores frente ese tipo de cáncer, para intentar mejorar la terapia antitumoral.

También se ha observado que, cuando aparece cáncer, éste es menos agresivo en las personas que siguen una dieta sana. Esto es debido a que, epigenéticamente, la alimentación tiene un papel protector contra la agresividad del cáncer.

Finalmente, es innegable el papel que desempeña la alimentación en mantener una salud óptima, al mantener bien nutrido el organismo y evitar enfermedades por deficiencias.

Consejos alimentarios para el cáncer

En el soporte nutricional del cáncer se tendría que tener en cuenta los siguientes consejos. Veremos que es tan importante conocer el grupo de alimentos que se tienen que comer, como lo que no se debe comer. Empezaremos por este segundo grupo:

ejemplo real carro de la compra con comida chatarra ultraprocesados
Ejemplo real de compra donde se aprecia gran cantidad de productos ultraprocesados y ningún producto fresco.

Abandonar el hábito de fumar

El humo del tabaco, tanto en fumadores activos como pasivos, produce toxinas cancerígenas que provocan cáncer o que pueden empeorarlo, especialmente en niños, durante la pubertad o en los periodos de embarazo.

Evitar los fritos, los alimentos quemados y las carnes procesadas

Es preferible evitar los fritos, las hamburguesas, salchichas, fiambres, embutidos y las carnes rojas. Tampoco conviene comer alimentos asados o cocidos a altas temperaturas. Aunque se pueden consumir de forma esporádica, en caso de cáncer es preferible evitar estos alimentos, que por otra parte pueden ser de difícil digestión o irritantes.

Los aceites calentados, los aditivos de la carne procesada y la parte negra de los asados generan una serie de productos tóxicos cancerígenos que deben evitarse. Es mejor comer las carnes cocidas o utilizar aquellas formas que no las queman, como el microondas.

Comer alimentos con vitamina C en cada comida

La vitamina C es un potente antioxidante que se encuentra en los vegetales, sobre todo en las verduras y en las frutas.

Esta vitamina sólo permanece en la sangre durante 5 horas, por lo que es conveniente tomar alimentos ricos en vitmina C en cada comida para mantener sus efectos protectores durante todo el día. Los alimentos crudos son más ricos en vitamina C, que se deteriora con la cocción.

Abandonar el consumo elevado de carnes

Estos alimentos contienen grasas saturadas que, además de producir colesterol, favorecen el desarrollo de células cancerosas.

En su lugar, pueden sustituirse por pescado, que contiene grasas omega 3 que inhiben o retrasan el crecimiento de las células cancerosas.

Si se prefiere, se puede sustituir la proteína animal por la vegetal, que también aporta grasas saludables y minerales.

El uso habitual del aceite de oliva o la la ingestión de legumbres, como la soja ecológica, puede ser una alternativa.

- Abandonar el consumo elevado de azúcares refinados, como la bollería, los dulces o la repostería, el pan y la harina refinados. El azúcar favorece el crecimiento de las células cancerosas.

Los fitatos, que son unos componentes presentes en los cereales integrales, tienen propiedades anticancerígenas.

Dieta anticancerigena
Lámina de los alimentos con componentes que protegen frente a ciertos tipos de cánceres.

Comer abundantemente frutas y verduras

La ingestión de alimentos vegetales naturales es la mejor manera de prevenir todo tipo de cánceres. Muchos de estos alimentos son ricos en antioxidantes, capaces de neutralizar los radicales libres que son los máximos responsables de la degeneración de las células del organismo y la aparición de muchas enfermedades.

Una dieta variada que incluya todo tipo de verduras y hortalizas (especialmente aquellas de hoja verde oscura, como las espinacas, las berzas, rúcula, col, coliflores, brécol, etc.) ayuda a evitar la aparición de muchos cánceres. La forma más natural será comerlos crudos siempre que sea posible. Lo mejor sería preparar buenas ensaladas que combinasen alimentos anticáncer.

Por ejemplo, proponemos añadirles: tomates, cebollas, zanahoria, pimientos, achicorias, apio o pepinos, aderezado con un poco de polvo de hojas secas de romero, o de salvia. Le añadiríamos un buen chorro de aceite de oliva virgen y un chorrito de jugo de limón. Para aquellos que no les moleste el picante, espolvorear un poco de pimiento picante puede aumentar las propiedades antioxidantes de esta ensalada.

- Comer vegetales de cultivos biológicos sin pesticidas, porque contienen más vitaminas y minerales, y mayor proporción de grasas saludables. (Más información)

Aumentar el consumo de fibra

La fibra favorece la expulsión de las toxinas al arrastrarlas y eliminarlas en nuestras deposiciones. Es una buena manera de impedir que las toxinas alcancen el torrente sanguíneo y accedan a las células. Se consigue con la alta ingesta de vegetales.

¿Ayunar ayuda a curar el cáncer?

No se recomienda esta práctica. Algunas personas creen que ayunar ayuda a " desintoxicar el cuerpo" y que puede llegar a " curar el cáncer". Esta práctica puede ser peligrosa porque puede dejar el cuerpo sin defensas, sin mecanismos para combatir el cáncer.

Por ejemplo, si sólo se comen verduras o frutas, se produce una carencia de proteínas y aminoácidos esenciales, que no solamente repercutirá en mal humor y pérdida de peso, sino que además tendrá las graves consecuencias como una desnutrición severa.

En caso de padecer anorexia, lo cual sucede a menudo como efecto secundario del tratamiento, se puede seguir las pautas para la dieta para la quimioterapia.

alimentos cancer
Alimentos para el cáncer

* Información relacionada:

- Terapias alternativas para el cáncer

- Dieta preventiva para el cáncer

- Alimentos para aumentar la inmunidad

- Convalescencia en el cáncer

- Cansancio en el cáncer

punto rojoMás información sobre el cáncer.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

Botanical-online es una página informativa que describe, entre otros temas, los usos tradicionales de las plantas desde un punto de vista terapéutico. Sus descripciones no sustituyen el consejo profesional. Botanical-online no se hace responsable de la automedicación y recomienda consultar con el facultativo.
Aceptar