Importancia de los parques y jardines urbanos

¿Qué utilidad tienen los parques y jardines urbanos?

¿Por qué los parques y jardines de las ciudades son tan importantes?

Parque urbano
Los parques urbanos son un lugar de relajación y para tomar contacto con la naturaleza.

Estos entornos seminaturales tienen una misión mucho más relevante que proporcionar un beneficio inmediato a las personas. Las zonas verdes de las ciudades son un elemento clave para restablecer el equilibrio natural que la presencia de las urbes ha roto.

Ello es así porque los parques y jardines urbanos intervienen en la funcionalidad de los ecosistemas. Las zonas verde proporcionan una serie de servicios ambientales, concepto que describe al conjunto de funciones que la naturaleza provee para el global de la humanidad. También se habla en este sentido de los servicios ecosistémicos, como el conjunto de los recursos de los ecosistemas naturales que benefician a las personas, entendidos como bienes y servicios.

Estos ambientes seminaturales desde el punto de vista ecológico establecen relaciones con los espacios agroforestales y fluviales del entorno y participan en la interconnectividad del territorio conformado por las zonas verde. Por otro lado, actúan como hábitat para distintas especies animales y vegetales, aumentando la biodiversidad del territorio, de especies como aves e insectos, entre otras.

Funciones de las zonas verdes de las ciudades

  • Control de plagas: En los parques y jardines de la zonas urbanas pueden vivir aves rapaces, como el cárabo o el mochuelo común. Estas especies son muy beneficiosas porque se alimentan de roedores, con lo que ayudan a evitar que proliferen las plagas de roedores, como el ratón doméstico o la rata gris.

Los roedores son las principales plagas urbanas que azotan las ciudades y causan muchos problemas, con el consiguiente riesgo de transmisión de enfermedades hacia las personas. Las cucarachas son otra plaga urbana muy temida. La salamanquesa común, el gecko casero tropical, como ejemplos de especies de reptiles nocturnas, o la lagartija roquera, como reptiles diurnos, son animales insectívoros y cumplen cierta función como control biológico de esta plaga urbana.

  • Polinización: La presencia de vegetación en los parques y jardines de las ciudades permite albergar comunidades de insectos, algunos de ellos de actividad polinizadora, como es el caso de abejorros, las abejas, las avispas… Los huertos cercanos a zonas verdes se benefician de dichos organismos, vitales en la producción de frutos con la polinización de las flores.
  • Control del ciclo del agua: Las zonas verdes de núcleos urbanos cumplen un importante papel en la conservación ecológica de las cuencas hidrológicas, ya que permiten una mayor infiltración del agua, a la vez que la filtran, por lo que favorecen un suministro más regular del agua a las poblaciones humanas.

Por otro lado, gracias a dicha propiedad de las zonas verdes, se consigue disminuir el riesgo de inundaciones cuándo se producen precipitaciones muy fuertes.

  • Autodepuración de los ríos y arroyos: En algunos parques urbanos, se crean pequeñas cascadas artificiales que aumentan la turbulencia del agua y la absorción de oxígeno que posibilita que se oxide parte de la materia orgánica que transporte el agua. Con ello, se busca aumentar el potencial de autodepuración inherente en cualquier curso de agua.

Los servicios de control de plagas, de control del ciclo del agua, el de autodepuración de los cursos fluviales y el de polinización son parte de los servicios de regulación. Además, en las zonas verdes se pueden dar servicios de apoyo como el de dispersión de semillas o el de la producción primaria.

Por otro, las zonas verdes proporcionan servicios culturales, ya que aportan beneficios psicológicos y espirituales, fruto de su uso recreativo.

Ventajas ecológicas de los parques y jardines urbanos

Las zonas verdes son albergan importantes comunidades animales

Desde el punto de vista ambiental, las zonas verdes sirven para mejorar la calidad del aire y reducir la contaminación atmosférica.

Estos ambientes tienen un papel relevante para el calentamiento global como captadores del CO2, a través de la actividad de fotosíntesis de la vegetación.

Tampoco conviene olvidar el papel de las zonas verdes como reserva de la biodiversidad urbana.

Además de ello, las zonas verdes mitigan el efecto de isla de calor que producen las grandes ciudades, cuya temperatura siempre es algunos grados superior al medio no urbano. Los parques y jardines urbanos de grandes dimensiones rompen el efecto invernadero local de las grandes ciudades.

¿Qué beneficios directos aportan las zonas verdes de las ciudades para las personas?

Estar en contacto en un parque o jardín urbano aporta beneficios tangibles para la salud de las personas a nivel físico y psicológico. Estos espacios permiten hacer ejercicio físico al aire libre y disfrutar de la naturaleza, lo que en conjunto aumenta la calidad de vida del ciudadano y reduce el estrés típico de ambientes sobresaturados.

Desde el punto de vista recreativo, estos ambientes seminaturales son a menudo el lugar de encuentro de niños y jóvenes y un buen emplazamiento donde potenciar sus lazos sociales o se convierten en el lugar en el que practicar sus juegos.

Para los mayores, son el sinónimo de un entorno donde relajarse en plena tranquilidad, tomar un poco de aire fresco o deleitarse con un paisaje de estética agradable.

Más información sobre la fauna urbana.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

13 enero, 2020

Otros artículos de interés

Botanical-online es una página informativa que describe, entre otros temas, los usos tradicionales de las plantas desde un punto de vista terapéutico. Sus descripciones no sustituyen el consejo profesional. Botanical-online no se hace responsable de la automedicación y recomienda consultar con el facultativo.
Aceptar