indice
Icono de Blog de Plantas
iniciodiccionariorevista gratuitacursosforobibliografiarecomendar

 

REVISTA DE PLANTAS

 

REMEDIOS CASEROS

remedios curativos

 

 

 

 

 


ALIMENTOS PARA EL COLON IRRITABLE


( Dieta para el intestino irritable )

Dieta para el colon irritable




 

El colon irritable puede producir entre sus muchos síntomas estreñimiento, diarrea o ambas cosas a la vez. Por lo tanto, debemos tener en cuenta cuando se tiene alguno de los dos problemas anteriores para ofrecer la dieta más adecuada.

 

Dieta para el estreñimiento o la diarrea leve en el colon irritable

 

espinacas para el colon irritable

Espinacas para la dieta del colon irritable

 

 

Manzanas para el colon irritable

Manzanas para el colon irritable

En general, es conveniente tomar una dieta rica en fibra cuando el problema del intestino irritable se manifiesta en forma de estreñimiento o cuando la diarrea no es muy importante o incluso cuando se combinan ambos factores. Para ello lo más importante es tener en cuanta que se debe aumentar la ingestión de alimentos ricos en fibra entre los que destacan el pan integral o los cereales integrales en general. Otros alimentos muy ricos en fibras son las verduras y las frutas aunque dentro de estos grupos de alimentos debemos evitar aquellos que que resulten particularmente inadecuadas para el colon irritable. ( Véase lista de alimentos que se deben evitar en colon irritable).

Se ha comprobado que algunos alimentos resultan particularmente interesantes en estos periodos de estreñimiento, diarrea leve o cuando aparecen los dos problemas alternativamente. Entre ellos merece la pena destacar:

- Salvado de avena. Es rico en fibra soluble y en muchos pacientes con colon irritable les ayuda a mejorar los problemas de estreñimiento o diarrea leve. La solución más eficaz consiste en tomar tres cucharadas diarias repartidas en tres tomas diluidas en medio vasito de zumos de frutas.

- Espinacas: Son fácilmente digeribles y ricas en fibras, por lo que resulta útil para evitar el estreñimiento y en enfermedades donde este se manifiesta .

- Manzanas: Su alto contenido en pectinas la convierten en un buen regulador del aparato del intestino, de manera que constituye un laxante suave en casos de estreñimiento, especialmente cuando se come a primeras horas de la mañana. Al mismo tiempo el valor absorbente de las pectinas la hacen ideal en casos de colitis, diarrea, gastroenteritis y en todos aquellos casos en que se manifieste una defecación demasiado abundante y blanda.

- Zanahorias: Son buenas reguladoras intestinales, igualmente capaces de evitar el estreñimiento, como al mismo tiempo , por su riqueza en pectinas, calmar la diarrea.

- En caso de comer alimentos animales, se deberán evitar el exceso de grasas, especialmente carnes o fritos que contengan mucha grasa. Es conveniente comer carne magra o pescado asado.

- Debe beberse agua en abundancia, con un mínimo de dos litros. Se beberá poco a poco a lo largo de todo el día. Es mejor beber agua natural que no esté demasiado caliente o fría.

Mas información sobre la dieta del estreñimiento.

 

Dieta para diarrea frecuente en en el colon irritable

 

Otras veces el intestino irritable se manifiesta en forma de diarreas abundantes y severas en cuyo caso debemos tener en cuenta la aplicación de una dieta contra la diarrea para detener estos síntomas. En general para combatir este tipo de manifestaciones en pacientes con colon irritable se recomienda prescindir de ciertos alimentos como la leche y los derivados lácticos ( quesos, yogures enteros o mantequillas) En su lugar se deberían tomar otro tipo de leches vegetales: como la leche de soja, la leche de avena o la leche de arroz o los yogures desnatados probióticos.

Algunos alimentos especialmente recomendados para pacientes de colon irritable con síntomas de estreñimiento o diarrea leve podrían resultar contraproducentes para aquellos que manifiesten síntomas de diarrea severa y frecuente, como la ingestión de alimentos ricos en fibras no solubles, como el salvado de trigo y las frutas secas en general. Un exceso de este tipo de fibras produce demasiada estimulación intestinal y aumenta la diarrea.

Entre los alimentos aconsejados especialmente se encuentran:

- El arroz blanco: Ha sido utilizado como un buen remedio desde siempre para detener la diarrea. Una buena manera de detenerla es un plato de arroz hervido blanco con un poquito de aceite de oliva.

- La pasta no integral o el pan blanco : Al igual que el arroz resultan ideales para detener la diarrea.

- Los plátanos: Son muy digeribles, excitan poco en colon y contienen una cantidad muy elevada de potasio que puede haberse perdido con los líquidos eliminados.

- Las zanahorias: Ya mencionadas anteriormente.

- Las manzanas: Ya mencionadas anteriormente.

- Las pitahayas: Esta fruta es rica en fibra soluble, que tiene efecto regulador.

- Las peras: En caso de diarrea, sus propiedades ligeramente astringentes ayudan a superarla, resultando una ayuda excelente para el tratamiento de la colitis.

- Para las personas no vegetarianas, es conveniente comer carne magra o pescado asado.

 

Alimentos no aconsejados o que deben controlarse para el colon o intestino irritable

 

Existen otra serie de alimentos que deben evitarse o que debería controlarse si producen efectos negativos en la persona que padece este trastorno.

 

Alimentos que no deben incluirse en la dieta del colón irritable

 

- Alimentos no tolerados por la persona. Las intolerancias alimentarias son responsables de muchos de los casos de diarrea.

- En caso de comer alimentos animales, se deberán evitar el exceso de grasas, especialmente carnes o fritos que contengan mucha grasa. Tampoco son convenientes las verduras o las hortalizas fritas, incluidas las patatas fritas.

- Alimentos dulces dado que aumentan demasiado el peristaltismo o movimientos del intestino favoreciendo la diarrea. Entre estos podríamos mencionar : el chocolate, los dulces, los pasteles, los helados, etc

- Bebidas dulces con edulcorantes artificiales, como el manitol o sorbitol, que igualmente estimulan la evacuación.
( refrescos, sodas, limonadas, etc)

- Alcohol.

- Bebidas con cafeína ( café, té, colas) contribuyen demasiado a la eliminación de líquidos.

- Bebidas con gas.

- Especias. La mayoría de estos condimentos agravan los síntomas.

- Conservas ( Verduras en conserva, frutas en conserva, sopas en sobre, etc) Contienen productos que excitan el intestino.


Alimentos que no deberían incluirse los siguientes cuando el paciente haya comprobado que siente molestias al comerlos

 

- Legumbres, especialmente garbanzos, lentejas, alubias, habas o guisantes.

- Ciertas verduras u hortalizas: cebollas, puerros, coles, coles de Bruselas, coliflores.

- Frutos secos ( almendras, nueces, avellanas, pistachos, cacahuetes, etc


Consejos generales en la dieta del colon irritable

 

Además de comer los alimentos adecuados es importante que las personas con intestino irritable tengan en cuenta una serie de consejos que puede ayudar a mejorar la digestión y a disminuir los síntomas de este trastorno. Entre todos ellos podíamos mencionar los siguientes:

- Comer en un ambiente relajado: La ausencia de nerviosismo o de estrés durante las comidas es muy importante para combatirlo. Se debería evitar al máximo la tensión o las discusiones durante el momento de la comida. Es importante mantener un ambiente relajado sin discusiones o problemas. La persona enferma debería evitar recuerdos desagradables, conversaciones inoportunas o referentes a sus problemas vitales. La costumbre de mirar la televisión mientras se come tampoco resulta recomendable dado que en las horas de la comida las cadenas de televisión suelen emitir programas de noticias que, en su mayor parte, constituyen un espacio de tensión emocional. En caso de una discusión o disgusto importante es mejor saltarse la comida hasta estar más tranquilo.

- Comer varias veces al día y realizar comidas ligeras: Se debería comer 5 veces al día. Las comidas no deben ser copiosas para no forzar el intestino y facilitar la digestión.

- Comer a las mismas horas: Es importante respetar los horarios de las comidas. Cuando se saltan las comidas el estómago y los intestinos están sometidos a un estrés no conveniente que produce movimientos indeseados.

- Comer despacio masticando bien los alimentos. Todo ello favorece una buena insalivación y una mejor digestión de los alimentos.

- No se deben tomar alimentos o bebidas demasiado calientes o demasiado frías. Es mejor beber agua natural. No deberán ingerirse bebidas alcohólicas, azucaradas o con gas.

- Mantener una frecuencia habitual en las defecaciones. Siempre que sea posible se deberá defecar todas las mañanas al levantarse o después de desayunar. Si conseguimos habituar al organismo a unas defecaciones frecuentes y periódicos mejoraremos los síntomas de este trastorno.

 

Más información sobre el síndrome del intestino irritable en el listado superior.

El material que aquí se trabaja tiene un carácter informativo. En caso de duda consúltese con el facultativo.
" Botanical" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.


www.botanical-online.com
El Mundo de las Plantas

©1999-2014 Botanical-online SL.Todos los derechos reservados. Política de uso