indice
Icono de Blog de Plantas
iniciodiccionariorevista gratuitacursosforobibliografiarecomendar

...

 

REVISTA DE PLANTAS

 

REMEDIOS CASEROS

remedios curativos

 

 

 

 

Medicina alternativa

 

PROPIEDADES MEDICINALES DE
LAS SEMILLAS DE CHÍA

(Salvia hispanica L.)

 





 


BENEFICIOS DE LA CHÍA


Contra enfermedades cardiovasculares

El papel de la chía sobre las enfermedades cardiovasculares es debido a su contenido en ácidos grasos esenciales Omega 3, a su gran porcentaje de fibra soluble en su composición, y a su aporte dietético de calcio, oligoelementos, antioxidantes y sustancias vegetales como el beta-sitosterol.

Los ácidos grasos Omega 3 tienen efecto antiinflamatorio, antiarrítmico y antitrombótico, repercutiendo directamente sobre una mejora de la salud cardiovascular. En esa dirección es muy importante el aporte de calcio, el zinc y oligoelementos, minerales que ayudan a la contracción muscular de las venas y algunos de ellos, antioxidantes que colaboran en el buen estado de las paredes de los vasos sanguíneos. Este efecto se ve potenciado por sustancias vegetales antioxidantes como el beta-sitosterol.

Además, la fibra mucilaginosa que contiene la semilla tiene efectos en la disminución de la absorción del colesterol de la dieta. También el beta-sitosterol tiene efectos contra el colesterol.

Actualmente este parece el campo más importante de investigación de las semillas de chía. Su aporte en Omega 3 no pasa inadvertido en una dieta donde el consumo de alimentos ricos en este tipo de grasas es cada vez más escaso. Las semillas de chía, junto con el lino y las nueces, es el alimento vegetal con más Omega 3. Por ello se está estudiando la introducción de esta semilla en la dieta de los animales de granja con el fin de aumentar el contenido en Omega 3 de huevos y lácteos.

Añadir chía a la alimentación, junto con unos hábitos dietéticos y estilo de vida saludables, reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, como la hipertensión o varices.

 

 

En la imagen: detalle de semillas de chía

Chía para los trastornos digestivos

Las semillas de chía ya se utilizaban en la antiguedad para los trastornos digestivos.

En el siglo XVI, el Códice Florentino las menciona para el tratamiento de la diarrea, y en el siglo XVIII, Vicente Cervantes señala también sus propiedades laxantes.

Estas cualidades se deben a la gran concentración en mucílago, un tipo de fibra soluble presente en esta semilla. La fibra soluble forma un gel, apreciable al diluir la semilla en agua, que aumenta el volumen de la semilla, provocando que presione las paredes del tubo digestivo y estimule el peristaltismo (el movimiento de los intestinos).

Además, este gel, formado por fibra soluble y agua, hidrata y facilita el paso de los alimentos por el tracto digestivo, teniendo efecto catártico (que acelera la defecación).

Por todo ello, la chía es un alimento ideal para ayudar a prevenir y tratar el estreñimiento.

 

semillas de chía remojadas y escurridas

En la imagen: semillas de chía remojadas y escurridas.
Se puede observar el gel que forma la fibra soluble de la superfície de la chía con el agua.


Esta misma fibra tiene efectos beneficiosos sobre el hígado. La fibra soluble tiene efectos demostrados sobre la menor reabsorción del colesterol biliar. Es decir, una dieta rica en fibra soluble, como podría ser suplementada con chía, impide que se vuelva a absorber parte de los jugos digestivos provinientes de la vesícula biliar, que son ricos en colesterol. Estas cualidades ya fueron reportadas en el siglo XX por Maximino Martínez en los usos de la chía contra la bilis.

Por tanto, este suplemento de fibra se recomienda en personas que hayan sido operados de la vesícula biliar y para prevenir cálculos en la vesícula biliar.

Una cucharada de chía (10g) nos aporta 5g de fibra en muy poco volumen.
Se recomienda ingerir a diario entre 25 y 35 g de fibra.


cucharada chia

*Información relacionada: ¿Cómo tomar las semillas de chia?

 

Ayuda a controlar la Diabetes

Para el control de la diabetes la chía ejerce acción reguladora mediante su fibra. Esta fibra mucilaginosa forma un gel acuoso provoca que los azúcares y féculas de la comida se absorban más despacio, aunque debemos cuidar de llevar una dieta adecuada para la diabetes. Además, el aporte en Omega 3 es interesante para prevenir o tratar las enfermedades cardiovasculares que suelen cursar con la diabetes.

Por tanto, si añadimos 1 cucharadita de chía en los platos de ensalada, de frutas, y junto con legumbres y cereales, ayudará a absorber más lentamente los azúcares de la comida.

 

Chía para adelgazar

Las semillas de chía contienen, como ya se ha comentado, gran cantidad de mucílago. Este es un tipo de fibra soluble que al entrar en contacto con el agua, se hidrata y aumenta su volumen formando un gel acuoso.

Fácilmente podremos observar esta reacción con las semillas de chía, mezclándolas con agua y removiéndolas. De hecho, en México es tradicional una bebida llamada "agua fresca de chía", que se caracteriza por tener en suspensión acuosa numerosos "piquitos" negros, que son las semillas en su propio gel.

Cuando se consumen semillas con un vaso de agua, provocaremos que la fibra presente en la semilla se hidrate y multiplique su volumen en el estómago. Ello hará que tengamos sensación de plenitud y satisfacción comiendo menos cantidad de alimentos.

Además, los carbohidratos de los alimentos se absorverán poco a poco impidiendo que aparezca apetencia por el dulce después de comer. Si además lo acompañamos de una dieta baja en grasas, la pérdida de peso puede ser mayor.

 

Otros usos de la chía

- Antiguamente se utilizaban las semillas de chía para ungüentos faciales y para pintar el cuerpo en las festividades religiosas de las culturas indígenas.

- Dolencias musculares. Antiguamente las hojas de esta planta se calentaban y se aplicaban en forma de cataplasmas sobre el músculo dolorido.

 

Cantidad recomendada de semillas de chía

- Estreñimiento: se recomienda tomar de 2 a 4 cucharaditas de postre diariamente durante 1 semana, junto con un vaso de agua. Una vez normalizado el tránsito intestinal, se recomienda mantener un aporte de 1-2 cucharaditas de postre diarias.

Cabe recordar que contra el estreñimiento también es importante una correcta hidratación, bacterias lácteas (provinientes de yogures), una dieta con abundante presencia de vegetales y frutas y rica en cereales integrales y legumbres. Además, caminar ayuda a activar el tránsito intestinal.


- Obesidad:
tomando 1 cucharadita de postre con un vaso de agua 30 minutos antes de cada comida, tres veces al día.

- Hipertensión: añadir 2 cucharaditas de postre de dos a tres veces al día en los platos o bien tomadas de postre con el yogur o con un vaso de agua antes de cada comida.

- Diabetes: añadir 1 cucharadita de chía en los platos de ensalada, de frutas, y junto con legumbres y cereales, pues ayudará a absorber más lentamente los azúcares de la comida.


 

yogur con chía, fruta fresca e infusión

En la imagen: yogur con chía, fruta fresca e infusión.
El yogur con chía combina con todas las frutas
frescas y son alimentos perfectos para combatir el estreñimiento.

Más información sobre la chía en el listado superior.

El material que aquí se trabaja tiene un carácter informativo. En caso de duda consúltese con el facultativo.
" Botanical" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.


www.botanical-online.com
El Mundo de las Plantas

©1999-2014 Botanical-online SL.Todos los derechos reservados. Política de uso