Alimentos ricos en hierro

Revista de Plantas de Botanical-online

COMPOSICIÓN NUTRICIONAL DEL TÉ

COMPOSICIÓN DEL TÉ SECO Y DE LA INFUSIÓN DE TÉ

Té verde en polvo matcha
Fotografía de té Matcha en polvo, que es el tipo de té que se consume en la alimentación.

Té en la alimentación: polvo Matcha

El no se consume en la alimentación como una hierba aromática, verdura o alimento.

Su papel fundamental es como infusión estimulante, diurética y antioxidante.

Sin embargo, existe un tipo de té que sí se utiliza en la cocina, principalmente como colorante de masas de pasteles, helados, trufas, en gelatinas, etc.: se trata del té verde en polvo, también conocido como té Matcha.

Este tipo de té se puede adquirir en los supermercados y tiendas especializadas en productos orientales y tés.

En origen es un té muy selecto y su precio es caro, aunque actualmente hay distintas calidades de té Matcha y podemos encontrar desde precios. Los de peor calidad tienen más proporción de azúcar mezclada.

Carbohidratos del té

A nivel de carbohidratos suele tener niveles sobre el 6% de su contenido seco, en forma tanto de azúcares como de polisacáridos. Los polisacáridos son la unión de muchos monosacáridos y los monosacáridos son moléculas de azúcares simples, como la glucosa y la fructosa.

La infusión de té no contiene fibra y su nivel de carbohidratos desciende hasta prácticamente la mitad de su contenido.

Proteínas del té

A nivel de proteínas puede llegar a alcanzar hasta el 20% de su contenido seco (Té Matcha o té verde en polvo), mientras que la infusión solo contiene trazas de proteínas.

Las infusiones y el extracto seco de té contienen aminoácidos libres, es decir, que no están unidos formando proteínas de estructura más grande y compleja.

En especial, son ricos en un aminoácido concretamente, que es un derivado de la glutamina, llamado 5-N-etilglutamina, responsable del sabor: la teanina. La teanina tiene propiedades beneficiosas para el sistema nervioso. Tomar té en su forma en polvo o en extracto seco ayuda a conservar la memoria y reduce el estrés.

En el caso del té negro, en su mayoría, en forma de enzimas, debido a su proceso de obtención. Por lo tanto, los tés no oxidados como el té blanco y el té verde (en especial el té Gyokuro), tienen más teanina y son más neuroprotectores.

Otros aminoácidos libres que podemos encontrar en el té, en menores proporciones son el ácido glutámico, el ácido aspártico, el triptófano, lisina, valina, serina, treonina, etc.

Grasas en el té

A nivel de grasas su contenido es sumamente ínfimo, dependiendo de si son hojas tiernas o viejas, contiene más glicerofosfolípidos o más glucolípidos, respectivamente. También tiene esteroles y algunos ácidos grasos. La infusión de té solo contiene trazas de grasas.

Vitaminas y minerales del té

A nivel de vitaminas, el té contiene ácido ascórbico, es decir, vitamina C, que se ve claramente disminuida durante el proceso de oxidación y fermentación a la que se someten algunos tés como el té negro o el té oolong, que por lo tanto, contendrán menor cantidad de esta vitamina.

También contiene algunas vitaminas del grupo B.

A nivel de minerales, el té tiene un valor medio que supone un 5% de su contenido. Este porcentaje está constituido por minerales como el manganeso y el potasio, pero en menor medida contiene muchos otros minerales como calcio, magnesio, zinc, selenio, cobre, hierro, flúor, cromo, etc.

Estos componentes son responsables de la coloración amarillenta del té, y tienen propiedades diuréticas, alcalinizantes, astringentes y beneficiosas para el organismo. Por ejemplo, estudios señalan que el consumo de té está asociado a menor riesgo de caries dental debido a los fluoratos y a las propiedades antibacterianas de los taninos.

Aunque se encuentren en pequeñas cantidades, algunos de estos componentes tienen beneficiosas propiedades antioxidantes que nos ayudan a combatir los radicales libres en nuestro organismo y que por lo tanto, debemos tener en cuenta.

*Artículo relacionado: Sustancias medicinales del té

Contenido en cafeína y taninos del té

Dejar reposar más o menos nuestra infusión de té cambia su composición y su efecto. Es sabido que las hojas de té son ricas en cafeina, que se libera rápidamente en el agua. En 2 minutos de infusión, se libera prácticamente toda la cafeína del té, por lo que una infusión corta nos proporcionará energía de efecto corto y potente.

En cambio, si la infusión se alarga 10 minutos, se liberan también los taninos del té, que se combinan con la cafeína, lo que produce que la liberación de la cafeína sea lenta y progresiva. Una infusión larga proporcionará un efecto estimulante más suave.

Si lo que se desea es un efecto estimulante fuerte, la infusión de té debe ser corta, y es preferible utilizar tés con mucha cafeína, como el té negro.

*Más información: Tiempo de infusión, cafeína y efecto del té

TABLA DE COMPOSICIÓN NUTRICIONAL DEL TÉ

Composición del té

En la siguiente tabla de composición se muestran los nutrientes que nos aporta el té. A diferencia de otros alimentos, el té es un componente de la dieta interesante destacable por su contenido en flavonoides y cafeína. Aporta pocos macronutrientes (grasas, hidratos de carbono y proteínas).

Nutriente Infusión
té verde
Infusión
té negro
Extracto seco
té verde
Carbohidratos (g) 0,1 0,1 35
Proteínas (g) 0,1 0,2 24
Grasas (g) 0 0 4,5
Fibra (g) 0 0 10,5
Hierro (mg) 0,1 0 20
Vitamina C (mg) 5 0 250
Vitamina A (UI) 0 0 13.000
Vitamina B3 (mg) 0,1 0.2 4
Cafeína (mg) 0,02 0,05 2.2
Catequinas (mg) 139 32 -
Teaflavinas (mg) 0,06 6 -
Tearubiginas (mg) 1,07 73,5 -

Más información sobre el té.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil