Animales


 

 

 

Animales útiles y perjudiciales

 

LA LISTA DE AVES
DE LA CIUDAD




Reproducción de las aves


 

Lista de aves de las ciudades


Pese a que el medio urbano representa ciertas dificultades para las aves, como son contaminación atmosférica, contaminación acústica riesgo de accidentes, también proporciona una serie de ventajas: fuente de alimento, presencia de parques y jardines, aumento de la temperatura, etc.

Entre las aves que podemos encontrar en las ciudades figuran:

Abubilla: La abubilla (Upupa epops) vive en los parques y jardines urbanos pero es muy escasa en el medio urbano. La abubilla es muy beneficiosa para la agricultura porque se alimenta de una gran cantidad de insectos, especialmente de grillo topos, especie perjudicial para los cultivos.

Ánade real:
En los jardines, podemos ver al ánade real y a otras especies de patos, como la malvasía común (especie exótica) donde acostumbra a haber estanques y otros grandes puntos de agua. Aprovecha los humedales artificiales como charcas de riego y embalses. En las ciudades, depende casi exclusivamente del ser humano para alimentarse.

Autillo: El autillo (Otus scops) lo podemos encontrar en los parques urbanos. Instalan su nido en cavidades de pinos y de otros árboles grandes. Pueden instalarse en cajas nido. Es un ave muy beneficiosa porque su dieta se basa principalmente en insectos y otros invertebrados

Avión:
El avión común (Delichon urbica) aprovecha los aleros y huecos de los tejados para construir su nido de barro. Es el ave urbana por excelencia. Utiliza la ciudad para alimentarse, reposar y criar. El avión es un ave que está adaptada a la ciudad desde hace mucho tiempo.

Cárabo: El cárabo (Strix aluco) se encuentra ocasionalmente en edificios. Es beneficioso como depredador de ratas y otros roedores.

Carbonero: El carbonero común (Parus major) se le puede ver en los parques y jardines de las ciudades. Requiere de la presencia de grandes árboles con cavidades para instalar el nido.

Cernícalo: El cernícalo (Falco tinnunculus) nidifica en agujeros de las construcciones humanas. Vive en cementerios, edificios y solares y se puede ver sobrevolando cualquier zona de la ciudad. A menudo caza gorriones que viven en las ciudades.

Cigüeña: Sobre torres o campanarios, podemos encontrar la cigüeña común (Ciconia ciconia) construyendo sus grandes nidos. Su presencia en las ciudades se remonta a sus orígenes. Se considera una especie beneficiosa para el campo porque se alimenta de ratones y ratas.

Cisne blanco: El cisne blanco se puede observar en los lagos y estanques de los jardines de las ciudades.

Colirrojo tizón: El colirrojo tizón (Phoenicurus ochruros) ocupa los solares abandonados o las casas viejas. Es abundante en cementerios y solares. También se puede encontrar en jardines y edificios. Es un ave originaria de las zonas montañosas.

Cotorra argentina: La cotorra argentina (Myiopsitta monachus) es una especie exótica originaria de Sudamérica que se ha adaptado a vivir en las ciudades de Europa y la podemos encontrar tanto en las calles como en parques y jardines pero siempre que haya palmeras y otros árboles favorables para nidificar. Puede causar molestias por el ser muy ruidosas y por la destrucción de plantas y árboles en jardines y cultivos. Otras especies de cotorra como la cotorra de Kramer también viven en las ciudades. Prefiere los árboles muy altos para nidificar.

Estornino: El estornino pinto (Sturnus vulgaris) es muy común en zonas suburbanas de Europa. Al amanecer abandonan la ciudad para buscar alimento en los cultivos del área metropolitana. Los dormideros se forman en árboles de jardines o en cementerios. Cría en edificios con cavidades. En algunas ciudades, al estornino se le considera plaga por las molestias que causan sus excrementos o los daños causados a los árboles.

Ganso: El ganso (Anser anser) puede ocupar los lagos y estanques urbanos. Ocasionalmente, produce daños en los cultivos.

Garcilla bueyera: La garcilla bueyera se alimenta en los huertos de las ciudades. Instala sus colonias de cría en edificios, jardines urbanos y en las orillas de los estanques. Puede llegar a ser una plaga para el arbolado de los parques.

Garza real: La garza real (Ardea cinerea) la podemos encontrar en los lagos de las ciudades. Barcelona acoge la colonia urbana más grande de garzas reales. Puede aprovechar restos de comida dejados por los seres humanos.

Gaviota reidora: Las ciudades costeras son el hábitat de la gaviota reidora (Larus ridibundus) pero también de otras especies de gaviotas como la gaviota patiamarilla (Larus michahellis) o la gaviota argéntea (Larus argentatus) que anida en los tejados de los edificios. La gaviota reidora se la puede ver en jardines próximos al mar, río, lagos y grandes estanques. El hombre ha favorecido el aumento de sus poblaciones con el desarrollo de los vertederos urbanos y de diversas estructuras urbanas, como tejados y puentes. La gaviota argéntea sobre todo se encuentra en playas, puertos y edificios portuarios.

Golondrina: La golondrina (Hirundo rustica) construye el nido de barro en puentes, porches, o naves abiertos. Vive en ciudades tanto costeras como de interior. La golondrina es una especie muy útil porque consume una gran cantidad de insectos.

Gorrión: El gorrión (Passer domesticus) es el ave que tradicionalmente ha logrado una mayor adaptación al medio urbano y rural ya que convive con el ser humano desde hace unos 10.000 años. Hasta el punto que es raro verlo alejado de los núcleos de población. La razón que explica su gran adaptabilidad al medio urbano se debe a su dieta omnívora, la ubicación de sus nidos en los agujeros de las construcciones humanas y el no ser muy territorial. Actualmente, está experimentando una regresión en toda Europa. No se le encuentra fuera de los lugares habitados por el ser humano, por lo que se le considera una especie comensal.




Foto de gorrión comiendo migajas de pan



Graja: La graja (Corvus monedula) nidifica en edificios viejos, iglesias, puentes y otras construcciones. Habita en parques y jardines con vegetación de tipo herbáceo. La graja depende de la presencia de choperas que sobrepasen los 20 metros de altura. La graja produce daños sobre la agricultura pero quedan compensados por su acción sobre hormigas y otros insectos dañinos.

Halcón peregrino: El halcón peregrino (Falco peregrinus) puede vivir en las ciudades y se alimenta de palomas, tórtolas, vencejos y otras aves urbanas. Suele emplear como posaderos grandes antenas y postes de luz.

Herrerillo: El herrerillo común (Parus caeruleus) es un ave habitual de los jardines. Nidifica en huecos de los árboles o de muros de piedra. Se le puede atraer fácilmente a comederos.

Jilguero: El jilguero (Carduelis carduelis) vive en los jardines y parques urbanos, así como en los huertos de las ciudades. Es escaso en calles urbanas.

Lavandera blanca: La lavandera blanca (Motacilla alba) es un ave fácil de observar por su carácter poco tímido. La podemos encontrar en hábitats humanizados, hasta en zonas industriales. Es muy común en zonas con agua, como ríos, fuentes o estanques.

Lechuza: La lechuza (Tyto alba) es común en edificios porque necesita construcciones que le ofrezcan refugio. Construye su nido en huecos profundos de edificios, en muros, desvanes, bajos tejados, pajares, etc. Es muy beneficiosa como depredadora de ratones y otros roedores.

Estornino: El estornino negro es otra ave que se puede encontrar en las ciudades.

Martín pescador: El martín pescador puede vivir en los lagos urbanos.

Mirlo: El mirlo (Turdus merula) es una especie típica del jardín. Es una especie sedentaria cuando vive en la ciudad. Requiere zonas extensas de césped con árboles de hoja caduca.

Mochuelo
: El mochuelo (Athene noctua) lo podemos encontrar en los huertos urbanos, jardines, cementerios, solares y edificios. El mochuelo es un ave beneficiosa porque caza roedores e invertebrados.

Paloma bravía: La paloma bravía (Columba livia) es la especie de ave más bien adaptada a la vida en la ciudad. La podemos encontrar tanto en los parques y jardines como en el mismo espacio urbanizado. La paloma bravía es portadora de Salmonella y huésped de muchos parásitos. En algunas ciudades, puede llegar a ser una plaga, por ejemplo, en Barcelona hay una densidad de casi 3.000 palomas por quilómetro cuadrado.

Paloma torcaz: La paloma torcaz (Columba palumbus) frecuenta los jardines próximos a bosques.

Petirrojo: El petirrojo (Erithacus rubecula) es un ave de los jardines con zonas frescas y húmedas, de hecho, junto con el mirlo, el petirrojo, es una de las aves más frecuentes de los parques y jardines. Precisa de una cobertura vegetal abundante.

Pinzón: El pinzón (Fringilla coelebs) es otra ave de los jardines. Se le puede ver en el suelo mientras busca su alimento. Es beneficioso para la agricultura porque es un gran consumidor de orugas defoliadoras.

Polla de agua: La polla de agua se puede observar en los lagos de las ciudades.

Ruiseñor: El ruiseñor (Luscinia megarhynchos) es un ave que se puede encontrar en los jardines de las ciudades. Prefiere la periferia de las ciudades y evita las coníferas.

Tórtola turca: La tórtola turca (Streptopelia decaocto) vive en las ciudades desde no hace mucho tiempo. Sin embargo, no es una especie introducida ni escapa de cautividad. La tórtola es común en jardines y parques donde hay coníferas. Suele ser muy confiada, por lo que es fácil observarla en parques, jardines, tejados, cables y antenas de televisión.

Trepador azul: El trepador azul lo podemos encontrar en los parques y jardines de las ciudades.

Urraca: La urraca (Pica pica) es una especie de ave muy bien adaptada la vida urbana. Se constata una colonización lenta pero progresiva de los medios urbanos. Construye su nido en los árboles.

Vencejo: El vencejo común (Apus apus) aprovecha los aleros y huecos de los tejados para hacer su nido. Prefiere los edificios antiguos para construir su nido porque su diseño arquitectónico posibilita que haya cavidades. Vive en espacios abiertos desde parques y jardines hasta solares y playas. El vencejo es un ave beneficiosa porque se alimenta de insectos.

Verdecillo: El verdecillo común (Serinus serinus) acostumbra a anidar en las zonas más altas de los árboles. Se puede observar en los parques y jardines. Es muy abundante también en cementerios. En calles y solares es menos abundante el verdecillo.

- Ver Aves de las ciudades / Fauna urbana

Más información sobre el perro en el listado superior.

 


www.botanical-online.com



El mundo de la Naturaleza

©1999-2014 Botanical-online SL.Todos los derechos reservados. Política de uso

Diseño:

www.dibujosparapintar.com