REVISTA DE PLANTAS

revista

 

 

REMEDIOS CASEROS

remedios curativos

 

 

 

 

Dieta para la hepatitis

Alimentación para la hepatitis







ALIMENTACIÓN ADECUADA PARA LA HEPATITIS

 

Importancia de la alimentación adecuada durante la hepatitis

verduras cruciferas brassicaceae
Foto de rabanitos, coliflor, brócoli, col, nabos y coles de Bruselas. Todos ellas son de la familia de las crucíferas o brassicáceas, ricas en fibra y con propiedades antioxidantes para mejorar la salud del hígado.

La dieta para la hepatitis trata de un plan de alimentación que asegure la buena nutrición de la persona con hepatitis, además de permitir la regeneración del hígado y la mejora de la enfermedad.

Siendo el hígado el órgano encargado de depurar la sangre y eliminar las toxinas de la misma, la alimentación es un elemento muy importante a la hora de tener en cuenta la salud del hígado, así como su posible recuperación de alguna enfermedad.

La alimentación, junto con el reposo, el uso de plantas medicinales y la abstención completamente el consumo de alcohol, son los principales remedios para la curación de la hepatitis.

 

Dieta adecuada para la hepatitis

El organismo ingiere una gran cantidad de sustancias que no le son beneficiosas y debe deshacerse de ellas. Muchas de estas substancias se adquieren a traves de los propios alimentos: pesticidas, nitratos, ciertas enzimas, etc ; Otras sustancias toxicas las adquirimos al respirar en forma de gases tóxicos o penetran al organismo a traves de nuestra piel. Estas substancias se disuelven en la sangre y el hígado es el encargado de depurarlas.

Comer alimentos que no obliguen al hígado a trabajar con gran intensidad puede favorecer su recuperación o es una buena manera de prevenir que este enferme. Igualmente se consideran muy adecuados aquellos alimentos con valor depurativo ya que, al eliminar toxinas del cuerpo, ayudan al hígado a cumplir su función principal. En general los alimentos vegetales naturalesresultan recomendables durante esta enfermedad

En general, la dieta para la hepatitis consistirá en:

  • Dieta baja en grasas: Eliminar de la dieta alimentos ricos en grasas ( embutidos, carnes grasas, nata, mantequilla, fritos, chocolates, etc.). Cocciones suaves con poco aceite ( cocinar al vapor, hervidos, papillotes, purés, etc.)

  • Alimentos ricos en antioxidantes: Frutas, hortalizas y vegetales, sobre todo los de color naranja y verde ( naranjas, mango, melocotones, manzanas, zanahorias, calabazas, acelgas, brócoli, rúcula, piña, etc.)

  • Alimentos ricos en proteínas en cada comida: Las proteínas son indispensables para la regeneración del hígado. Personas vegetarianas pueden obtenerlas a partir del tofu, bebida de soja enriquecida, legumbres, lácteos desnatados ( queso tipo burgos o 0% grasas, leche desnatada y yogures desnatados), huevos ( preferible sin la yema). Dietas no vegetarianas pueden tomar carne ( pollo, pavo o conejo) y pescado ( merluza, rape, etc.)

    En caso de falta de apetito, es recomendable utilizar suplementos de levadura de cerveza por su riqueza en proteína, vitaminas del grupo B, hierro, cromo y zinc.

  • Eliminar completamente el alcohol: El alcohol es un tóxico que daña seriamente el hígado: No se podrán consumir bebidas alcohólicas, alimentos con alcohol ( bombones, postres, etc.), ni medicamentos como las tinturas o maceraciones en vino.

  • Evitar alimentos muy ricos en sal ( embutidos, olivas, conservas, salazones, etc.)

 

Super alimentos para la hepatitis

Entre los alimentos especialmente destacados para el tratamiento de la hepatitis mencionaremos:

alcachofas al vapor
Foto de alcachofas al vapor. Las alcachofas son verduras muy recomendables para el hígado.


ZANAHORIA LICUADA
Foto de zanahoria y manzana licuadas, que es una bebida recomendada y rica en vitamina C, betacarotenos y antioxidantes.

- Alcachofas: Resultan tremendamente útiles en la regeneración del hígado. Ayudan a liberarle de un trabajo intenso al reducir el colesterol. Conviene comerlas crudas, en ensalada para aprovechas todas sus propiedades. Si se hierven, se debe beber el caldo resultante para no desaprovechar sus valores. Las alcachofas al vapor, hervidas, en crema, al horno con un chorro de aceite de oliva, resultan altamente deliciosas y medicinales por el alto contenido, tanto de la alcachofa como de la aceituna en acido oleico.

- Níspero: ( Eriotrobya japonica.) En una investigación se observó que el níspero mejora la función hepática, ayuda a tratar el hígado graso y la fibrosis, siendo un alimento adecuado para personas con enfermedades del hígado, como la cirrosis, el hígado graso y la hepatitis. (Comer este fruto en abundancia)

- Ajos y las cebollas: Por sus propiedades bactericidas y su capacidad de eliminar materiales tóxicos del organismo.

- Rabanitos, nabos, rúcula, brócoli, col: Por su contenido en glucosinolatos, estas verduras de la familia de las crucíferas, tienen un potencial antioxidante interesante para la dieta para el hígado.

- Manzanas: La quercertinametionina y el alto contenido en fósforo resultan fundamentales en el control del colesterol. Resulta un fruto excelente que, debido a su carácter básico, podemos decir que es el único fruto que puede comer con cualquier tipo de alimento y a cualquier hora del día, sin producir incompatibilidades alimentarias.

- Zanahoria: Una dieta rica en betacarotenos ayudará a desinflamar el hígado y a desintoxicarlo, por su efecto antioxidante y protector de las células. Se recomienda comer al menos un par de zanahorias al día, u otros alimentos ricos en betacarotenos (calabazas, mangos, etc., vegetales de color naranja). Se puede tomar en purés, hervida o en ensaladas, pues los betacarotenos no se destruyen con la cocción. El licuado de zanahorias es muy rico en betacarotenos y es adecuado a cualquier hora del día.

- Peras: Por su abundante fibra, por su bajo contenido en sodio que le otorga un gran poder diurético, por su alto contenido en Vitamina B y por su riqueza en azúcares muy asimilables resulta ideal para los problemas del aparato digestivo, incluidos los que afectan al hígado.

- Avena: Por su riqueza en fibras y por su contenido en proteínas. Ayuda a eliminar los residuos del organismo, evita putrefacciones que conllevarían la aparición de gérmenes y toxinas y puede servir para sustituir a la proteína animal. Es rica en arginina un componente antihepátitico

- Lichi: Es un fruto beneficioso para el hígado, tal como demostró un estudio a doble ciego, en el que se determinó el poder protector del lichi en animales con el hígado dañado. Los resultados mostraron que los animales alimentados con lichis tenían niveles de transaminasas más bajos y menor daño en el tejido hepático.

dieta recomendada para la hepatitis, alimentos
Lámina con algunas de las características de la dieta para la hepatitis.
Elaborado por © botanical-online.com

Alimentos vegetales aconsejados durante la hepatitis

- Plantas ricas en argininaAjoscebollas, piñasespárragoscolesachicoriaspepinoslechugas, mangos, plátanos, melocotones, avena, etc

- Plantas ricas en vitamina C: Pimientoslimonesnaranjasmandarinasmelonesalbaricoquesciruelasespinacasuvas, etc.

- Plantas ricas en catequinas: cebada, peras, fresas, etc.

- Plantas ricas en epicatequinas: té verde, peras, uva, etc.

- Plantas ricas en glutatiónAlgarroba, judias verdes, dátiles, patatas, las espinacas, el maíz.

Y, en general, todos aquellos elementos antioxidantes que protegen al hígado de la influencia negativa de los radicales libres. ( Mas información sobre antioxidantes)

punto rojoSeguir leyendoAlimentos malos para la hepatitis

punto rojoMás información sobre el tratamiento natural de la hepatitis y remedios adecuados en el listado superior.

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2014 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.