Dieta mediterránea para la diabetes

Beneficios de la dieta mediterránea

¿La dieta mediterránea es buena para la diabetes?

La dieta mediterránea es una de las más equilibradas y completas que existen. Se caracteriza por el empleo de aceite de oliva, de pescado y sobretodo la abundancia en vegetales y frutas que protagonizan todos los platos.

Para disfrutar de los beneficios de la dieta mediterránea, las personas con diabetes deben hacer algunas modificaciones en la pirámide alimenticia:

Pirámide alimentaria para la diabetes

pirámide alimentaria de la dieta mediterranea en la diabetes
Pirámide nutricional de la dieta mediterránea para personas con diabetes.
A diferencia de la pirámide convencional, en este caso los vegetales
y el aceite de oliva son el pilar básico de la alimentación.

Dieta mediterránea para la diabetes

La base de la alimentación deben ser las verduras y hortalizas. Las hortalizas como la zanahoria, el calabacín, el tomate o la calabaza nos aportan carbohidratos de lenta absorción que deben ser contabilizados dentro de la dieta.

En cambio, las verduras más fibrosas, como la col, las espinacas, la coliflor o las acelgas, aportan fibra que ayuda a reducir el colesterol y a mejorar los niveles de glucosa en la sangre.

Los pimientos son una buena fuente de vitamina C (más importante que la naranja), que podemos añadir a nuestras ensaladas, ya que posee pocos carbohidratos.

  • VERDURAS: Se deben tomar de 2 a 4 raciones de verdura al día. Por ejemplo, una ensalada, un plato de verdura y una tortilla de verduras.

¿Cuánta fruta fruta pueden comer las personas con diabetes?

La fruta es una fuente importante de vitamina C y fibra soluble. No pueden faltar en la dieta para la diabetes, ya que presentan numerosos beneficios, aunque se debe tener presente su aporte en azúcares simples.

En este punto, es importante desmentir el mito de que la fruta sube mucho el azúcar. Es científicamente falso y un error en salud pública extender esta idea:

frutas mucho azucar mito
Mito de que las frutas tienen mucho azúcar

Evitaremos beber zumos, al menos no habitualmente (1 vez a la semana o menos), ya que pierden los beneficios de la fibra y tienen mayor carga glucémica.

  • Fruta entera, no en zumos: Se debe comer de 2 a 3 frutas enteras al día. Evitar zumos.

Aceite de oliva para aliñar y para cocinar

El aceite de oliva es la base de toda dieta saludable, y reporta numerosos beneficios en la dieta de la diabetes. Asimismo, se pueden tomar también frutas ricas en omega 9, como las avellanas, almendras y el aguacate.

Conviene sustituir la grasa animal por el aceite de oliva. Este cambio reduce el riesgo de enfermedad metabólica y mejora la salud del corazón y sistema vascular.

  • ACEITE DE OLIVA: Tomar de 30 a 60ml. de aceite de oliva virgen extra al día. Equivale a 3 - 6 cucharadas soperas de aceite.

Lácteos de dieta mediterránea para la diabetes

Los únicos lácteos que contiene la dieta mediterránea son aquellos naturalmente bajos en grasa (no desnatados industriales), como la leche y el yogur, el queso fresco o la mozzarella. Los quesos grasos se consumen en menor frecuencia.

Sin embargo, hay especialistas que opinan que determinadas personas con resistencia a la insulina, como las que tienen obesidad, ovarios poliquísticos o diabetes, deberían abstenerse de consumir lácteos diariamente. (Consultar con el facultativo)

alimentos ricos en calciuo
Alimentos más ricos en calcio

Aumentar el consumo de legumbres en caso de diabetes

Las legumbres son una fuente excelente de carbohidratos y proteínas vegetales con bajo índice glucémico. Son muy adecuadas en la diabetes porque aportan fibra, además de minerales importantes para los huesos como el magnesio y el calcio.

  • LEGUMBRES: Se debe tomar de 3 a 5 veces a la semana.

legumbres para la diabetes
Legumbres para el control de la diabetes

Escoger cereales integrales en la dieta mediterránea para la diabetes

Los cereales deben ser consumidos en las raciones establecidas según el paciente y las ajustar a las dosis de insulina o de los medicamentos antidiabéticos que se tomen. Sin embargo, no se deben excluir totalmente de la dieta, ya que deben estar presentes en cierta cantidad.

Los cereales más adecuados son los integrales, ya que se absorben más lentamente y a largo plazo mejoran los niveles de hemoglobina glicosilada: arroz integral, pan integral, pan de centeno, mijo, quinoa, alforfón, etc.

Los tubérculos como la patata y las pastas alimenticias no se recomiendan con demasiada frecuencia, y se deben tomar en raciones moderadas.

  • CEREALES: Se deben tomar de 3 a 4 veces a la semana. Mejor elegir los integrales y en raciones moderadas.

Pescado como principal fuente de proteínas animales

El pescado es rico en ácidos grasos esenciales Omega 3, importantes para prevenir enfermedades del corazón. Además aportan yodo, un mineral imprescindible para el funcionamiento de la glándula tiroides. Su contenido proteico es igual al de la carne animal.

  • PESCADO EN LA DIABETES: Se debe tomar de 2 a 4 veces a la semana. Procurar la presencia de pescado graso, por su contenido en grasas saludables.

menus dieta diabetes
Menús semanales para la diabetes

*Artículos relacionados: Raciones para la diabetes

punto rojo Más información sobre la dieta mediterránea.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.