¿Qué alimentos son los que provocan mala circulación?

Dietas perjudiciales para el corazón y la circulación

¿Cuál es la causa de la mala circulación?

La mala circulación es el deterioro de los vasos sanguíneos. Las personas con esta afección tienen un riesgo elevado de sufrir accidentes cardiovasculares como es el infarto, la angina de pecho, los derrames cerebrales, etc.

Es importante mencionar que la mala circulación es una enfermedad silenciosa y que la mayoría de veces no es evidente la gravedad del problema hasta que la salud cardiovascular ya está muy dañada.

patatas fritas

La comida chatarra, con exceso de grasas y de mala calidad, es nefasta para la circulación.

Muchas de las principales causas de mala circulación son evitables, como el tabaquismo, el sedentarismo, la diabetes y el colesterol alto. Una dieta inadecuada provoca alteraciones metabólicas que aceleran los procesos de enfermedad que llevan a estas patologías.

Al tratarse de una enfermedad silenciosa y no presentar síntomas, algunas personas no prestan la importancia que tiene cuidar la alimentación y tener unos hábitos de vida sanos.

¿Por qué o cómo la alimentación provoca mala circulación?

Llevar unos malos hábitos dietéticos provoca que aumente la inflamación del cuerpo, que es el «caldo de cultivo» de numerosas enfermedades.

Comer alimentos de mala calidad y en exceso dificulta el normal funcionamiento del endotelio (las paredes de los vasos sanguíneos) y satura el hígado, que no puede depurar adecuadamente (hígado congestionado), lo cual afecta a todo el organismo, produciendo dolor de cabeza, piernas cansadas, celulitis, varices, etc.

mala circulacion alimentos perjudiciales

Lámina resumen o infografía sobre diferentes factores que perjudican la salud del corazón y de los vasos sanguíneos, dificultando una buena circulación.

Factores dietéticos causantes de mala circulación

En la dieta, los hábitos dietéticos que más perjudican la circulación son:

  • Alimentos con azúcares añadidos
  • Alimentos con grasas de mala calidad
  • Comer demasiada sal en la dieta
  • Comer durante todo el día
  • Insuficientes verduras o falta de vitamina B12

Véase cómo evitarlos:

Azúcar: muy perjudicial para el corazón

El azúcar resulta igual (o incluso más) perjudicial para el corazón y la circulación que las grasas malas. Es evidente que las personas con diabetes no toleran el azúcar y deben evitarlo, pero las personas sanas también deberían evitar el consumo habitual de productos con azúcar añadido para evitar una futura diabetes. Niveles altos de azúcar en sangre ocasionan daños severos al endotelio (pared de los vasos sanguíneos).

galletas

Las galletas son productos con azúcar que no se deberían consumir diariamente.

El consumo de azúcar se debería limitar a ocasiones muy especiales y esporádicas durante el año. No obstante, actualmente muchas familias consumen kilos de azúcar a la semana sin darse cuenta.

El azúcar se consume como edulcorante, pero además también se encuentra en muchísimos productos preparados, como refrescos, yogures edulcorados, postres, cereales de desayuno, natillas, flanes, bollería, galletas, chocolatinas, y un largo etcétera.

Cabe mencionar que la fruta, aunque sea dulce, sí se puede consumir ya que no sube mucho el azúcar y tiene numerosos compuestos beneficiosos para la circulación.

Las grasas de mala calidad son nefastas para la salud del corazón y del organismo

Durante muchos años se ha hablado del papel de las grasas en la enfermedad cardiovascular. Actualmente ya casi todo el mundo sabe que no todas las grasas son perjudiciales, sino todo lo contrario: hay ciertos tipos de grasas, las llamadas omega 3, que es necesario consumir habitualmente.

Además, se ha observado que las dietas que aportan un porcentaje elevado de grasas monoinsaturadas, como la dieta mediterránea (rica en aceite de oliva), son muy buenas para el corazón y que la dieta cetogénica, muy rica en grasas, tiene aplicaciones terapéuticas muy interesantes.

También en los últimos años se han desmentido algunos mitos, y ya sabemos que no todas las grasas saturadas son perjudiciales y que el huevo no es malo para el corazón, aunque tenga colesterol.

¿Cuáles son las grasas más perjudiciales?

carne patatas fritas

Típico menú de patatas fritas y carne muy grasienta, con casi nada de vegetales frescos.

Dietéticamente se consideran grasas malas a aquellos productos ultraprocesados que nos aportan grasas inflamatorias. Hasta ahora se pensaba que estos productos eran solamente los que aportaban grasas saturadas y grasas hidrogenadas o trans, como la margarina con grasas trans o cualquier dulce industrial, que normalmente lleva aceites hidrogenados.

Pero también se deben incluir en la clasificación de grasas de mala calidad los aceites vegetales industriales, que son aquellos muy refinados, o utilizados normalmente para freír o para elaborar productos tipo pizzas, comida preparada, etc. Estos aceites también resultan muy inflamatorios y perjudiciales para el organismo, aunque sean poliinsaturados u omega.

Finalmente, las carnes grasas (carne roja), tampoco son adecuadas porque los animales de gran tamaño bioacumulan en su tejido adiposo gran cantidad de plaguicidas y tóxicos. Si se consumen carnes rojas, conviene que sea ocasionalmente y preferiblemente procedente de animales de pastoreo.

¿La grasa de los lácteos es mala?

lacteos

Los lácteos no son malos per se, pero muchas veces se presentan edulcorados o en envases de plástico, lo que conviene evitar (tanto para la salud, como para el medio ambiente).

Las personas que deben cuidar su circulación tienen que escoger los lácteos naturalmente bajos en grasa, como la leche, los yogures o los quesos frescos. No es necesario comprar lácteos completamente desgrasados porque el porcentaje graso de estos productos cabe perfectamente en un contexto de dieta saludable.

Además, la grasa de los lácteos no ha demostrado ser perjudicial, todo lo contrario: aporta un componente llamado GLA (ácido gamma linolénico), que puede incluso tener un efecto positivo para la salud cardiovascular.

Otro tema aparte sería si es conveniente tomar lácteos o no, lo cual dependería de muchos factores:

lácteos motivos

Motivos por los que no se recomiendan los lácteos

Evitar comer demasiada sal en la dieta

El exceso de sodio produce acumulación de líquidos en el organismo y contribuye a una mala circulación en general, pero especialmente en las piernas. La sal es necesaria porque aporta sodio y yodo, pero actualmente se consume una cantidad excesiva debido a la ingestión de alimentos con mucha sal, principalmente: pizzas, chips, carnes procesadas, embutidos, salazones,…

Conviene dejar de consumir alimentos elaborados con mucha sal y utilizar la sal solamente en la cocina. Además, para equilibrar el consumo de sal y evitar la retención de líquidos, resulta muy interesante añadir abundantes hierbas aromáticas en la dieta.

propiedades de las hierbas aromaticas

Propiedades de las plantas aromáticas

¿Cuántas veces come al día? ¡Pruebe de concentrar sus ingestas diarias en 3 comidas principales!

Uno de los principales factores que agravan la mala circulación es comer durante todo el día o picotear entre horas. Lo ideal sería realizar 2-3 comidas principales al día, completas y con alimentos de buena calidad: legumbres, verduras, alimentos con proteínas, frutas, etc. Con esta base, no es necesario comer entre horas: el cuerpo tiene todos los nutrientes y energía suficientes.

barritas energeticas

Las «barritas sustitutivas de comidas«, ni sustituyen una comida, ni adelgazan, ni tienen utilidad dietética: son sólo un producto comercial muy rentable y con buen márketing.

No es que sea perjudicial comer algo a media mañana o a media tarde. No obstante, la mayoría de «snacks», meriendas y tentempiés que se consumen actualmente están constituidos por productos edulcorados y de mala calidad, como bollería, barritas energéticas, galletas, yogures con azúcar, refrescos, zumos industriales, sándwich industriales, embutidos, etc.

Por otra parte, las horas que pasan entre la comida y la cena, por ejemplo, también sirven para dar descanso a los sistemas digestivo, hepático e inmunitario, que tienen tiempo para realizar sus funciones y eliminar todos los residuos que tiene el cuerpo.

Por lo tanto, dejar de comer entre horas (ya sean alimentos con o sin calorías, light o no-light) tiene doble función beneficiosa, porque por una parte se quitan productos fast-food, y por la otra se estimulan las funciones depurativas del cuerpo. ¡No hay ninguna necesidad de comer 6 veces al día!

dieta para limpiar el higado

Dieta para limpiar el hígado

Homocisteína alta: ¿come suficientes vegetales?

La homocisteína es un tóxico que circula por la sangre que daña severamente las arterias. Se ha comprobado que niveles altos de homocisteína aumentan el riesgo cardiovascular, más que el colesterol.

La homocisteína alta es resultado del exceso de radicales libres en el organismo, producido sobre todo por el tabaco. Tanto los fumadores activos como los pasivos tienen elevados niveles de homocisteína.

Solamente dos vitaminas son capaces de eliminar la homocisteína: el ácido fólico (vitamina B9) y la vitamina B12. Tienen niveles bajos de ácido fólico aquellas personas que no consumen verduras en su dieta. La vitamina B12 puede faltar a muchas personas, especialmente si son vegetarianas o si toman antiácidos y tienen más de 50 años.

dieta para bajar la homocisteina

Dieta para bajar la homocisteína

punto rojo Más información sobre mala circulación y su tratamiento natural.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

Botanical-online es una página informativa que describe, entre otros temas, los usos tradicionales de las plantas desde un punto de vista terapéutico. Sus descripciones no sustituyen el consejo profesional. Botanical-online no se hace responsable de la automedicación y recomienda consultar con el facultativo.
Aceptar