Sacarina, aspartame y splenda, perjudiciales para la salud

¿Son los edulcorantes artificiales perjudiciales para la salud?

Un estudio revela que los edulcorantes artificiales aumentan el riesgo de diabetes y obesidad

cafe con sacarina
Seguramente el aspartamo es el edulcorante más consumido, ya que es el que contienen las bebidas sin calorías.

Un estudio del Instituto Weizmann de Rehovot (Israel) publicado en agosto de 2014, ha demostrado que los edulcorantes artificiales favorecen el aumento de peso, la aparición de diabetes y la obesidad. Paradójicamente, se utilizan para prevenir estos problemas de salud.

Eran Elinav, autor del estudio, afirma que que: "Los resultados de nuestro estudio indican que los edulcorantes artificiales inducen los mismos problemas que pretenden prevenir".

Peligros de consumir edulcorantes artificiales

Estudios anteriores habían demostrado la relación entre el tipo de flora intestinal y la aparición de enfermedades como obesidad o diabetes, pero nunca se había relacionado el consumo de edulcorantes con los cambios en la flora intestinal.

Según este estudio, los edulcorantes artificiales son malos porque modifican la microbiota intestinal, es decir, las bacterias intestinales que habitan en nuestros intestinos, y que se alimentan de la degradación de la fibra alimentaria o hidratos de carbono fermentables.

Flora intestinal y prevención de enfermedades

Antiguamente se había considerado la microbiota intestinal como una población relativamente pasiva de bacterias, pero en la actualidad, se habla de una relación simbiótica entre los probióticos o bacterias intestinales y el organismo humano.

splenda edulcorante sin calorias
Sucralosa, edulcorante artificial. No tiene calorías, y no produce caries.

Como resultado de la actividad microbiana que realiza la flora intestinal, el organismo obtiene beneficios como:

Este estudio ha puesto de manifiesto, una vez más, el papel tan importante que desempeña la microbiota intestinal para la salud.

Resultados del estudio

El estudio evaluó el efecto del consumo de los tres edulcorantes artificiales más consumidos: La sacarina, el aspartame o aspartamo y la sucralosa (Splenda ®).

El estudio consistía en registrar la dieta de 700 voluntarios, la composición de su flora intestinal y sus niveles de azúcar en la sangre a lo largo de 1 semana. El objetivo era analizar estos parámetros para determinar qué efectos tiene la microbiota intestinal sobre la nutrición humana y la incidencia de enfermedades. Con este estudio se quiere conseguir elaborar dietas personalizadas según el tipo de flora intestinal de cada individuo.

comer
Actualmente se come mucho, sin hambre y con prisas. Además, se engaña al cerebro con edulcorantes que no tienen calorías. Todo ello altera las señales de apetito del organismo.

¿Cuáles son los edulcorantes más perjudiciales?

De todos los edulcorantes estudiados, la sacarina resultó ser el más perjudicial:

  • Todas las personas que consumían habitualmente edulcorantes artificiales tenían los niveles de azúcar en sangre más elevados.

  • Los tres edulcorantes afectaron negativamente a la capacidad para regular el azúcar en la sangre y aumentaron el riesgo de diabetes. De entre los tres, la sacarina resultó más perjudicial que el aspartamo y la sucralosa. Los consumidores habituales de sacarina tenían niveles más altos de hemoglobina glicosilada (lo cual indica desajustes en la regulación del azúcar) y de la enzima ALT (relacionada con el daño hepático).

  • Los edulcorantes artificiales modificaron la flora intestinal disminuyendo las bacterias del género Bacteroidetes (relacionadas con la protección contra la diabetes), y aumentando las bacterias del género Firmicutes. Se ha observado que cuando en el intestino hay más bacterias del género Firmicutes que Bacterioidetes, aumenta riesgo de obesidad.

  • En algunos participantes del estudio, los edulcorantes no tuvieron ningún papel beneficioso ni perjudicial.

  • Se realizó una encuesta dietética a 381 personas, en la que se reveló que, cuanto más frecuente es el consumo de sacarina, mayor es el peso de la persona y más altos sus niveles de azúcar. Además, la grasa de los individuos se situaba en la zona del abdominal, donde resulta más peligrosa para la salud debido a la proximidad con los órganos vitales.

  • En un estudio con ratones, se trasplantó la microbiota intestinal de los ratones alimentados con edulcorantes, a otros ratones que nunca los habían probado. Los resultados fueron que el cambio de la flora intestinal tuvo el mismo efecto sobre el aumento del azúcar en la sangre en los ratones que nunca probaron edulcorantes. Esto demuestra que la flora intestinal originada por los edulcorantes es la causante de estos efectos, y no los edulcorantes por sí solos.

Conclusiones del estudio

Esta investigación, dirigida por el Instituto Weizmann de Rehovot (Israel), obligará a reconsiderar el uso masivo de sacarina en la industria alimentaria.

  • La sacarina y otros edulcorantes artificiales modifican la flora intestinal, de modo que dificultan el control de los niveles de azúcar en la sangre, aumentando el riesgo de padecer ciertas enfermedades, como obesidad y diabetes.

Según uno de los autores del estudio, Eran Elinav, "los resultados indican que los edulcorantes artificiales inducen los mismos problemas que pretenden prevenir". El mismo añade que estos resultados "no son la última palabra" sobre la cuestión, sino la primera, por lo que "sería prematuro hacer recomendaciones generales sobre el consumo de edulcorantes como la sacarina".

Críticas al estudio sobre que los edulcorantes son perjudiciales

Desconocemos el motivo por el cual este estudio alcanzó una popularidad tan alta cuando se publicó. El estudio en cuestión tiene una calidad muy baja y proporciona un grado de evidencia escaso. Básicamente, porque se probó solamente en animales (ratones) y durante unas semanas, lo que no da pie a generalizar ni a extrapolar los resultados en humanos. Sin embargo, las ideas que plantea son muy interesantes.

Numerosos estudios han observado cambios en la flora intestinal de las personas con obesidad, pero no coinciden en si estos cambios son la causa o la consecuencia de la obesidad, entendiéndose ésta como una situación metabólica anormal producida por el exceso de grasa corporal.

Por otra parte, estudios indican que el aspartamo produce formaldehído, una sustancia tóxica que se acumula sobre todo en hígado, retina y cerebro, y que está relacionada con enfermedades autoinmunes.

En definitiva, todos los expertos consultados coinciden en que el uso de edulcorantes no es recomendable, aunque no se basan en el estudio de Elinav.


Causantes de la obesidad

¿El edulcorante de estevia es malo?

Stevia edulcorante
De momento, los efectos perjudiciales sólo se han demostrado en edulcorantes artificiales. Se desconoce si la stevia, edulcorante natural, podría tener los mismos efectos negativos.

Cuando se preguntó a los investigadores si otros edulcorantes como la stevia tienen efectos similares, éstos respondieron que no se han hecho estudios sobre el tema, por lo que no se puede especular sobre los resultados.

Eran Elinav declaró que la stevia es un edulcorante natural, que se encuentra en la naturaleza, mientras que los tres edulcorantes probados son de origen artificial (Sacarina, aspartamo, sucralosa -Splenda®) y sólo se pueden obtener en laboratorios.

Tampoco son edulcorantes artificiales el grupo de los polioles, como la stevia, el xilitol o el sorbitol. Estos sí que se encuentran en las frutas y plantas. Se obtienen a partir de extractos naturales, aunque también se pueden fabricar químicamente en laboratorios.

propiedades medicinales de la stevia
Propiedades medicinales de la stevia

¿Es mejor tomar bebidas con azúcar que con edulcorantes?

refresco con aspartamo o sin azucar
Refrescos: ¿Con azúcar o con edulcorante? Es preferible no consumir estos productos industriales habitualmente.

Los autores del estudio también alertaron sobre las bebidas y refrescos azucarados. El consumo habitual de bebidas azucaradas y azúcar refinado también tiene efectos negativos sobre la salud, como los edulcorantes, aumentando el riesgo de padecer obesidad y diabetes.

Según estas conclusiones, se recomienda no utilizar refrescos azucarados ni productos industriales con azúcar o con edulcorantes habitualmente. Parece que lo más recomendable es optar por una alimentación natural, con pocos alimentos procesados, evitando el consumo habitual de edulcorantes y productos con azúcares añadidos.

Dieta para una microbiota intestinal saludable

Para tener una flora intestinal saludable es necesario llevar una dieta rica en fibra, sin exclusión de grupos de alimentos tan importantes como los alimentos ricos en hidratos de carbono (frutas, tubérculos, cereales integrales, legumbres,...).

Además, se recomienda variar los alimentos de cada grupo, es decir, comer la mayor variedad posible de frutas, verduras, cereales (avena, trigo, mijo, arroz,...) y legumbres (garbanzos, guisantes, lentejas,...).

dieta flora intestinal
Dieta para la flora intestinal

Bibliografía relacionada

Los lectores interesados en la lectura del estudio científico del que se habla en esta página, pueden ver el resumen original, o comprar el artículo original, en el siguiente enlace externo: Ver estudio.

*Más información: Edulcorantes artificiales para la salud

punto rojoMás información sobre los edulcorantes y el azúcar.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

Botanical-online es una página informativa que describe, entre otros temas, los usos tradicionales de las plantas desde un punto de vista terapéutico. Sus descripciones no sustituyen el consejo profesional. Botanical-online no se hace responsable de la automedicación y recomienda consultar con el facultativo.
Aceptar