Remedios contra el infarto

Plantas medicinales para el ataque cardíaco o infarto

Medicina natural para el infarto o ataque cardíaco

El ataque cardíaco o infarto de miocardio se produce cuando la sangre no llega a alguna parte del corazón y produce la muerte de parte del músculo cardíaco. Las razones que impiden la llegada de la sangre son la obturación de las arterias coronarias por la presencia de placas o la existencia de algún coágulo.

La gravedad del estado del corazón y el pronóstico de la enfermedad dependerá de la rapidez con que el paciente es atendido, por lo tanto esta enfermedad requiere atención médica inmediata. Una vez superado el infarto, el doctor suele aconsejar un tratamiento a base de medicamentos para evitar que se repita un accidente cardiovascular (Sintrom, aspirina, warfarina, etc.).

semillas lino molidas
Las semillas de lino molidas son buenas para el corazón porque aportan principios antiinflamatorios y disminuyen el colesterol

Tratamiento natural del ataque cardíaco

El tratamiento natural del ataque cardíaco supone el uso de una serie de recursos naturales que pueden ayudar a prevenir el ataque o complementar los tratamientos convencionales. En ese sentido, es fundamental tratar primero los factores básicos de prevención y que más contribuyen a disminuir el riesgo cardiovascular:

Plantas medicinales para prevenir el infarto

La fitoterapia en el tratamiento del infarto de corazón se basa en la utilización de una serie de plantas cuya función principal será:

  • Plantas medicinales para disminuir niveles de colesterol y los triglicéridos, causantes de la formación de placas en las arterias

  • Plantas medicinales y suplementos para disminuir el azúcar alto en sangre, pues la diabetes acelera el daño cardiovascular.

  • Plantas medicinales antiinflamatorias

  • Plantas medicinales vasodilatadoras que abran las arterias y permitan un mayor caudal de la sangre, que permitan una mayor aportación de oxígeno al corazón.

  • Suplementos muy ricos en antioxidantes que protejan la salud de los vasos sanguíneos

  • Suplementos de vitaminas que disminuyan los niveles de homocisteína

El uso de remedios naturales no está exento de contraindicaciones. Si toma medicamentos, es recomendable consultar con el doctor antes de introducir ninguna infusión o suplemento para evitar que existan interacciones entre estas medicinas.

Preparaciones de uso interno con hierbas curativas para el disminuir el colesterol alto y los triglicéridos

Entre los principales remedios realizados con plantas medicinales para frenar el daño en las arterias y el corazón que ocasionan los triglicéridos altos y colesterol, tenemos los siguientes:

  • Berberina (extracto de agracejo): La berberina puede evitar y tratar problemas de arteriosclerosis, endurecimiento de las arterias y mala circulación. En diversos estudios se ha observado que este componente ejerce un efecto protector de los tejidos del corazón después de un infarto. También se han observado mejorías en el tratamiento de pacientes con arritmias cardíacas que tomaron berberina y tiene un efecto muy positivo sobre la diabetes y en la disminución del colesterol y triglicéridos (Cómo tomar berberina)

agracejo
Foto de agracejo. La berberina se extrae de la raíz y corteza de esta planta.
  • Semillas de lino molidas: Las semillas de lino molidas son buenas para el corazón porque aportan principios antiinflamatorios (omega 3) y disminuyen el colesterol. Se pueden sustituir por semillas de cáñamo o por semillas de chía (mismas propiedades las 3) (Cómo tomar chía o lino)

  • Ajo: (Allium sativum) La presencia de componentes sulfurosos, así como la aliína, y del ajoeno, la hace muy importante en otorgar a esta planta propiedades antitrombóbitas (no formación de coágulos en la sangre) por lo que resulta muy adecuada para fluidificar la circulación sanguínea y evitar o luchar contra las enfermedades circulatorias siguientes: arteriosclerosis, colesterol, hipertensión, colesterol, angina de pecho, infarto de miocardio y otras relacionadas con una mala circulación como las hemorroides. (Medio gramo de tintura al día) (Crudo en ensalada) (Cómo tomar ajo) (Contraindicaciones)

  • Cebolla: (Allium cepa L.) Con propiedades similares al ajo. Una de las mejores fuentes de quecetina, un antioxidante natural (Macerar 300 gr. de cebolla en un litro de agua durante 12 horas. Tomar tres vasos al día)

Ajo para el infarto
El ajo es uno de los principales remedios para prevenir y remediar un ataque de corazón
. Se debe tomar crudo para tener beneficios.
  • Alcachofera (Cynara scolymus): Su virtud principal radica en la capacidad que le proporcionan sus ácidos para reducir el nivel de colesterol en la sangre, disminuir la presión arterial, y también para prevenir la arteriosclerosis, con lo cual previene el riesgo de enfermedad vascular o ayuda a la recuperación después de algún accidente de este tipo, como infarto, angina de pecho,... También rebaja el nivel de azúcar en la sangre, otra de las enfermedades que predispone a la aparición de estas enfermedades. (Infusión de dos cucharadas de hojas secas por litro de agua. Tomar tres veces al día antes de las comidas) (Un preparado de jugo de las hojas verdes mezcladas con vino puede servir para el mismo cometido)

alcachofera infarto
Las hojas de alcachofera son muy útiles para mantener la salud del corazón y de las arterias. Las alcachofas deben formar parte habitual de nuestra dieta.
  • Cardo mariano (Silybum marianum): Planta parecida a la alcachofera, pero con propiedades regeneradoras del hígado y efectos más potentes que la alcachofa. (Cardo mariano para la diabetes) (Cómo tomar cardo mariano)

  • Romero (Rosmarinus officinalis): Es una de las plantas medicinales con más propiedades. Disminuye el colesterol, constituye un excelente antioxidante y antiinflamatorio (Infusión de romero)

  • Espino blanco: (Crataegus monogyna, Crataegus oxyacantha): Planta medicinal cardiotónica, con efectos sobre el músculo cardíaco y la tensión arteria. Para rebajar la tensión arterial (Infusión de una cucharada de mezcla de flores y hojas secas, dos o tres veces al día.) Para mejorar la circulación sanguínea del músculo cardíaco.

Plantas medicinales antiinflamatorias para la salud del corazón

Lo ideal sería incluir alguna de las siguientes plantas medicinales antiinflamatorias diariamente en la alimentación:

  • Jengibre (Zingiber officinale) Fluidifica la sangre, previene la formación de trombos y rebaja la tensión arterial. Tomado después de las comidas, ayuda a disminuir el azúcar y evitar los efectos nocivos del azúcar alto (Comer jengibre en las comidas. (Tomar 3 cápsulas de 250 mg al día, repartidas entre las comidas principales) (Infusiones de jengibre) (Infusión de romero y jengibre)

infusion romero jengibre
Potente infusión antiinflamatoria y antioxidante de romero y jengibre
  • Cúrcuma (Curcuma longa): Tiene propiedades antiinflamatorias muy potentes, disminuye el colesterol y mejora la salud cardiovascular. Protectora del hígado, riñones y corazón. (Cómo tomar suplementos de cúrcuma) (Recetas con cúrcuma: Cocinar habitualmente con cúrcuma)

  • Pimienta negra (Piper nigrum): Con propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, tiene además la capacidad de aumentar los beneficios de otros principios medicinales como los que aporta la cúrcuma. (Añadir pimienta negra a cualquier receta)

  • Canela (Cinnamomum zeylanicum): Especia aromática y planta medicinal con potentes propiedades antiinflamatorias, antioxidantes, y para disminuir el azúcar en sangre (control de la diabetes). (Espolvorear canela sobre las frutas es bien sencillo y puede resultar muy interesante en diabetes, obesidad, adelgazar)

Alimentos para fortalecer el sistema cardiovascular y prevenir el ataque cardíaco

  • Limón (Citrus limon): Resulta muy interesante no solamente por su alto contenido en vitamina C, sino porque además es uno de los alimentos más ricos en flavonoides (citroflavonoides) rutina y hesperidina. Los antioxidantes aumentan la vida del colesterol bueno al prevenir su oxidación, para prevenir la mala circulación, reducir el colesterol y evitar la arteriosclerosis. (Beber agua con limón exprimido un par de veces al día. Aliñar las ensaladas con limón exprimido). Otra posibilidad sería tomar lima (Citrus aurantifolia), una fruta cítrica muy similar al limón (Tomar jugo de limas 2 veces al día) (Añadir jugo de lima en el agua de bebida).

  • Mango (Mangifera indica): Se trata de una fruta muy rica en antioxidantes. Su consumo habitual es muy aconsejable.

  • Cacao puro: Es muy rico en magnesio y polifenoles que protegen la salud cardiovascular. (Chocolate en polvo puro, mejor desgrasado) (Chocolate con un porcentaje de cacao superior al 85%) (Cómo comprar chocolate rico en cacao)

arandanos con cacao y menta
Foto arándanos con cacao puro 90% y menta fresca, un desayuno, postre o merienda de gourmets y muy cardiosaludable.
  • Arándanos (Vaccinium myrtillus): Son una de las fuentes de flavonoides más potentes que existen en la naturaleza. Además de ser alimentos saludables y saciantes, con pocas calorías y que se pueden comer sin limitación, tienen una gran cantidad de antocianinas y de resveratrol, dos componentes muy beneficiosos para la salud cardiovascular. Mejoran el dolor de cabeza producido por problemas de mala circulación. (Comer arándanos frescos, bien lavados. Se pueden comprar congelados) (Infusión de una cucharadita de frutos desecados por taza de agua. Tomar 2 tazas al día) (Arándano en polvo en el yogur o batidos, sin azucarar)

  • Zanahorias (Daucus carota): Por su alto contenido en betacarotenos y fibra, las zanahorias deben estar presentes prácticamente a diario en la dieta de las personas que tienen problemas de arteriosclerosis. Sus componentes ayudan a reparar las arterias dañadas y reducen el colesterol. Los beneficios de esta hortaliza son similares tanto si se come cruda como cocinada, pues conserva su betacaroteno. (Comer zanahoria cruda en las ensaladas) (Crema de zanahoria con cúrcuma) (Tomar a diario un vaso de zanahoria licuada).

remedios naturales con plantas medicinales para tratamiento de la la remedio ataque cardiaco corazon
Lámina-resumen o infografía con las principales plantas medicinales y remedios utilizados en el tratamiento natural del infarto o ataque cardíaco. La primera línea es fundamental: ¡evitar tabaco, alcohol, sedentarismo y estrés!

  • Espinacas (Spinacia oleracea): Es sin duda uno de los primeros alimentos del ránking de los más recomendables, debido a que estas hojas verdes son los alimentos más ricos en ácido fólico, una vitamina que disminuye la homocisteína y mejora la salud cardiovascular.

espinacas
Foto de espinacas, alimento muy recomendable para la arteriosclerosis.
  • Brócoli (Brassica oleracea var. italica): Destaca por su gran riqueza en fibra, vitaminas y minerales. Contiene mucha vitamina A, gran cantidad de folatos, y es una de las verduras con más antioxidantes, entre los que destacan los glucosinolatos, con propiedades antioxidantes y antitumorales.

  • Granada (Punica granatum): Existen estudios que demuestran que la alta capacidad antioxidante de la granada se debe a su contenido en antocianinas, polifenoles, taninos y acidoelágico, entre otras sustancias, como vitaminas y minerales con dicho efecto. En cambio, el contenido de polifenoles de la granada es muy alto, triplicando los niveles de plantas tan conocidas como el té verde. Se considera interesante su consumo, ya que además de ser una fruta de temporada muy rica, contribuye a mantener una buena salud cardiovascular. (Comer granada fresca)

Otras plantas medicinales contra el infarto

  • Sauce: (Salix alba) El sauce presenta propiedades anticoagulantes por lo que impide la formación de trombos o coágulos en el interior de las arterias o las venas por acumulación de las plaquetas. La utilización de este planta fluidifica la sangre y ayuda a evitar la aparición de ciertas enfermedades cardiovasculares, tales como derrames cerebrales, arteriosclerosis, ataques cardíacos o mala circulación en general. Constituye una alternativa natural al uso de la aspirina. (Infusión de una cucharada pequeña de corteza por vaso de agua. Beber un vaso cada dos días) (Mirar contraindicaciones en el estudio general de la planta)

te verde gunpowder
El té verde facilita que la sangre fluya mejor, tonifica el músculo cardíaco y previene la formación de trombos. Todo ello constituye un buen remedio para prevenir y tratar el infarto.
  • Té verde: (Camellia sinensis) Disminuye el colesterol, fluidifica la sangre, tonifica el corazón y protege contra la angina de pecho o el infarto de miocardio. La histidina constituye un antiarterosclerótico. La teanina, un aminoácido que solamente aparece en esta planta, cumple la misma función, ademas de impedir la formación de trombos, propiedad que también cumple el eugenol. La teobromina es un vasodilatador y cardiotónico. Además no tenemos que olvidar las propiedades antioxidantes de esta planta, principalmente vitamina C, polifenoles y catequinas, que previenen la oxidación y la formación de placas en las arterias. (Infusión de una cucharada de planta seca por vaso de agua. Tomar 3 vasos al día)

  • Achicoria (Cychorium intybus) Además de controlar la obesidad favorece la circulación al fluidificar la sangre y permitir que esta circule mejor, ayudando a eliminar las concentraciones de grasa que puedan haber en ella y eliminando las toxinas. Al mismo tiempo, por la acción que ejerce la inulina, rebaja la tensión arterial por lo que resulta adecuada en los hipertensos (Decocción durante 12 minutos de 50 gr. de raíz seca por litro de agua.) (Tomar medio vaso de zumo de la planta, que se puede conseguir en tiendas especializadas o en farmacias, a lo largo de varias tomas al día)

Jengibre y limon contra el infarto
La raíz de la achicoria se utiliza en decocciones para fluidificar el torrente sanguíneo. También es muy bueno el zumo de achicoria para la misma finalidad.

- Equiseto/ Cola de caballo (Equisetum arvense) Para rebajar peso. (Decocción durante 30 minutos de 100 gr. de la planta seca por litro de agua. Tomar un par de tazas al día) (2 cucharadas de zumo fresco diluido en agua al día) (3 gr. de extracto fluido al día. Se vende en farmacias y herbolarios) (Contraindicaciones del equiseto)

Suplementos con principios medicinales para el corazón

Los siguientes suplementos pueden ser muy beneficiosos para mejorar la salud del corazón:

  • Ácido fólico (B9) y vitamina B12 en forma metil: Estas dos vitaminas del grupo B son fundamentales para bajar los niveles de homocisteína que tanto dañan las arterias. Además, a partir de los 60 años es bastante aconsejable la suplementación debido a que se han observado niveles bajos. (Tomar suplemento de 400 mcg de B9 al día y 2.000 mcg de B12 a la semana. Ambas vitaminas mejor en su forma "metil")

  • Lecitina de soja: El uso de la lecitina de soja favorece la circulación y evita la formación de coágulos en las arterias, por lo que previene los infartos de miocardio y otras enfermedades circulatorias. (Cómo tomar lecitina de soja)

  • Aceite de germen de trigo: Es el más rico en vitamina E, un gran antioxidante conocido como "la vitamina del corazón". Una cucharada de aceite de germen de trigo aporta el 190% de la cantidad diaria recomendada de vitamina E. Sólo el aceite de germen de trigo de primera presión en frío contiene mucha vitamina E. Se debe acompañar de abundantes antioxidantes para evitar que sus componentes se deterioren. No calentar ni utilizar para cocinar. Conservar en refrigeración. (Tomar 1 cucharada de aceite de germen de trigo al día con 1 vaso de agua con limón exprimido)

dieta para el corazon
Dieta para cuidar el corazón

punto rojo Más información sobre el infarto.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

Botanical-online es una página informativa que describe, entre otros temas, los usos tradicionales de las plantas desde un punto de vista terapéutico. Sus descripciones no sustituyen el consejo profesional. Botanical-online no se hace responsable de la automedicación y recomienda consultar con el facultativo.
Aceptar