Plantas para controlar las plagas

Tratamientos con plantas para controlar las plagas

Control ecológico de las plagas mediante plantas

El control de plagas se viene realizando en la mayoría de los casos mediante productos químicos. Se utilizan habitualmente plaguicidas como fungicidas, raticidas, vermicidas y otros agoquímicos, para prevenir o eliminar las plagas que afectan a nuestro huerto, jardín o campo de cultivo.

albahaca plantada al lado de una col
Plantar albahaca u otras plantas repelentes de insectos (crisantemos, ajos,...) al lado del huerto es una forma natural de controlar plagas.

La mayoría de estos productos contienen compuestos químicos como cobre, azufre, zinc, estaño, mercurio u otros compuestos, que se van acumulando en el suelo o en las mismas plantas.

Estos compuestos, a la larga, aunque están autorizados, pueden causar problemas de salud tanto para las personas, como para el ecosistema (animales beneficiosos, polinizadores y plantas). Por eso, cada día se tiende a dar más importancia al control natural de las plagas, que es el que se realiza mendiante métodos ecológicos, tanto para las plagas que afectan a las plantas, como a las plagas que afectan a los animales.

Plantas para controlar plantas

Una de las maneras de controlar las plagas de las plantas es mediante el uso de otras plantas. Muchas plantas contienen componentes químicos capaces de eliminar las plagas o prevenir su aparición, al ser repelentes de insectos o de otros animales.

El uso de estos recursos naturales, además de representar un ahorro económico, constituye una manera natural de proteger los cultivos y evitar la acumulación de productos nocivos para la salud.

Un ejemplo de producto natural para el control de las plagas de las plantas

Entre las plantas que pueden utilizarse para proteger a otras plantas tenemos, por ejemplo, el ajenjo. El ajenjo es una hierba muy abundante en algunos lugares que puede utilizarse como arma química para combatir las plagas de nuestras verduras, hortalizas, árboles frutales, flores de jardín, etc.

dibujo
El tanaceto es una de las plantas más utilizadas para combatir las plagas.

Entre sus muchas aplicaciones, tenemos su capacidad para eliminar insectos como los trips (Thysanoptera spp.). Los trips son pequeños insectos que atacan con frecuencia a las verduras, hortalizas o las flores de nuestro jardín. Estos insectos se alimentan de las flores o de las hojas, de manera que pueden estropear las plantas cultivadas.

El ajenjo es rico en componentes con propiedades insecticidas muy potentes, como son la absintina, la rutina, el ácido nicotinico o la alfa-tujona. Al aplicar preparados con esta planta, conseguimos eliminar los trips que puedan infectar una planta.

La capacidad del ajenjo incluso va más allá, siendo capaz de emitir substancias que alejan a los insectos. Entre los principales principios insectifugos tenemos los siguientes: el camfeno, la beta-tujona y el ácido clorogénico.

De todos ellos, la beta-tujona (beta-tuyona) es el componente más importante y el que aparece en mayor proporción en las hojas de esta planta, siendo el ajenjo una de las plantas que tiene mayor concentración de este producto, que también puede encontrarse en otras plantas como el tanaceto, el romero, el hisopo, la ajedra, la menta o el jengibre.

Plantar plantas que repelen a los insectos

Los principios repelentes de insectos de las plantas pueden ser emitidos al aire por la planta, de manera que no hace falta, en muchos casos, disolverlos a través de infusiones o maceraciones para aplicarlos como insecticidas o insectifugos.

Basta con plantar algunos ejemplares cerca de otras plantas para que muchos insectos noten su presencia y no se acerquen, por lo que pueden proteger a otros vegetales del ataque de las plagas.

En el caso mencionado, rodeando las verduras u hortalizas con plantas de ajenjo conseguiríamos alejar a los trips sin tener que fumigar nuestras verduras u hortalizas con insecticidas químicos o con el mismo líquido de ajenjo que también resulta tóxico para las personas.

plantas insecticidas
Plantas insecticidas

Principales plagas que pueden controlarse con plantas

Entre las plagas más comunes que pueden tratarse con plantas, tenemos las siguientes:

Ratón
Los ratones son una de las principales plagas de las plantas

¿Que tipo de plantas pueden tratarse con otras plantas?

Muchas son las plantas que pueden tratarse con este tipo de remedios. Entre todas ellas tenemos, por ejemplo:

¿En qué consiste el tratamiento de las plagas con plantas?

El tratamiento puede tener una doble finalidad:

  • Tratamiento preventivo: Supone la aplicación de remedios a base de plantas para prevenir la aparición de las plagas. Este tipo de tratamientos se aplica antes de que nuestros cultivos enfermen. Dentro de este tipo de tratamiento, las plantas anti-plagas pueden tener una doble finalidad.

  • Espantar las plagas: Algunas plagas no les gustan ciertos productos de las plantas, de manera que huyen de los mismos cuando notan su presencia. Por ejemplo, se sabe que el olor de las hojas de tomate espanta los caracoles. Por lo tanto, si rodeamos una plantación de lechuga con tomateras, conseguiremos que los caracoles no se atrevan a cruzar esta barrera y no se coman las hojas de las lechugas que tanto les gustan. Al mismo tiempo, podemos disponer de los tomates que producen las tomateras.

  • Evitar su proliferación: Algunas plantas pueden tener una tendencia a desarrollar ciertas plagas. Tratando estas plantas con el líquido resultante de una infusión, decocción o maceración de alguna planta plaguicida en agua, podemos prevenir la aparición de la plaga. Por ejemplo, el tanaceto es una planta tóxica para la mosca blanca. Si realizamos una infusión de hojas de tanaceto en agua y fumigamos nuestras hortalizas o verduras con este producto conseguiremos que no aparezca esta plaga.

  • Tratamiento curativo o sistémico: Es el que se aplica una vez el cultivo ha enfermado.

consejos riego vacaciones
Consejos para regar las plantas en vacaciones

¿Cómo se elaboran los plaguicidas a base de plantas?

La mayoría de estos productos están realizados mediante infusiones, decocciones o maceraciones de plantas plaguicidas en agua. El líquido resultante, después de colarse, se introduce en un recipiente con pulverizador para ser aplicado sobre las plantas.

rociar las plantas con ajo contra las plagas
Los preparados de plantas se introducen en un pulverizador y se aplican bien a toda la planta

La pulverización debe realizarse sobre toda la planta de manera que no quede ninguna parte libre de producto. Otras veces, no es necesario realizar ningún preparado específico, sino plantar alguna planta con propiedades plaguifugas cerca de las plantas que queremos proteger para conseguir que las plagas no se acerquen a nuestras frutas, verduras u hortalizas o a nuestras plantas de jardinería. Por ejemplo, podemos plantar ajenjo cerca de nuestras flores para que no se acerquen las arañas rojas.

¿Son peligrosos los productos plaguicidas a base de plantas?

Algunas veces, el producto es totalmente inocuo, como es el caso de las infusiones o decocciones de ajo. Entre las plantas que se utilizan habitualmente se encuentra la ortiga que no representa ningún peligro. Incluso se vende en el mercado extracto de ortiga el cual se diluye en agua y con el se pulverizan las plantas para tratar muchas plagas, como el mildiu o los pulgones. (Véase más información)

Otras veces, es necesario lavar bien los alimentos vegetales pulverizados pues el producto aplicado no esta libre de toxicidad. Tal es el caso de el tanaceto (Tanacetum parthenium), cuyas infusiones realizadas con planta seca y agua son tóxicas para el hombre. El ajenjo, tal como se ha dicho anteriormente, tambien es una planta tóxica.

La alfa-tujona se ha considerado ser responsable de las convulsiones y alucinaciones del absentismo o absintismo, que experimentan los que beben habitualmente absenta una bebida alcohólica en cuya composición entra a formar parte el ajenjo. Se ha comprobado que la tujona daña el cerebro y el hígado.

Aun así, siendo potencialmente tóxicos algunos de los remedios elaborados naturalmente a base de plantas, son mucho más convenientes que los químicos, puesto que se degradan con mayor facilidad y, en la mayoría de los casos, pueden utilizarse sin disolver o en concentraciones menores como para ser responsables de fenómenos de toxicidad en las personas que los utilizan para fumigar sus plantas. Basta limpiar bien los alimentos para que desaparezca su toxicidad.

¿Cómo eliminar las plagas de los cultivos mediante plantas?

Entre los principales tratamientos para eliminar las plagas mediante plantas tenemos los siguientes:

tratamiento ecologico plagas
Tratamiento ecológico de plagas del huerto

punto rojoMás información sobre cultivos del huerto, tareas y cuidados.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.