Revista de Plantas de Botanical-online

Alimentos ricos en hierro

NABO EN LA ALIMENTACIÓN

(Brassica napus var. napus)

EL NABO EN LA ALIMENTACIÓN

Nabo alimento
Fotografía de nabos.
Se muestra uno de ellos cortado por la mitad.

¿Qué es el Nabo?

El nabo es una hortaliza de raíz que se consume principalmente en Europa.

Es una planta de la familia de las Crucíferas, la misma familia a la que pertenecen otras verduras como el brócoli, la col o los rábanos.

La raíz de la planta se cosecha cuando aún está tierna. Ésta es engrosada (napiforme), redondeada y tierna. La piel es blanca o morada, y la pulpa es de color blanco.

El sabor del nabo crudo es picante y penetrante, parecido al de los rábanos. Cuando se cocina, adquiere un sabor más suave, que puede recordar al sabor del brócoli o de la coliflor.

Es un picante fuerte, debido a que el nabo es una de las Crucíferas con mayor contenido en glucosinolatos (componentes medicinales de sabor picante). Por lo tanto, el nabo crudo puede molestar a estómagos sensibles, y no se recomienda en casos de gastritis.

Se consume crudo en ensaladas. También se cocina para acompañar con legumbres y cereales, o en sopas y caldos.

Tipos de Nabos

Se distinguen dos tipos de nabos: los nabos verdaderos y los colinabos.

- Los nabos verdaderos (Brassica napus var. napus) presentan raíces engrosadas redondeadas de color blanco, rojizo o púrpura. Las hojas, muy divididas y grandes, son comestibles y se conocen con el nombre de grelos. Estos se cultivan desde la antigüedad en las zonas templadas de Europa.

- Los colinabos o rutabaga (Brassica napus var. rapifera = Brassica napus var. napobrassica) son plantas parecidas a los nabos, aunque las hojas son más lisas y brillantes, y las raíces tienen la carne amarilla o blanca. Esta especie se formó a partir de un cruce entre la colza (Brassica napus) y las coles (Brassica oleracea). Se cultiva principalmente en las zonas frías de Europa.

Propiedades de los Nabos

Los nabos son ricos en carbohidratos y minerales, principalmente. Por su alto contenido en agua, el aporte energético es reducido, siendo un vegetal idóneo en dietas de adelgazamiento y para la diabetes.

El nabo se suele combinar con legumbres y cereales para aumentar el aporte proteico y compensar los déficits de aminoácidos de los alimentos.

Un componente destacado en el nabo es la fibra. El nabo posee fibra que beneficia el ritmo intestinal, así como componentes medicinales que previenen el cáncer de colon.

La raíz cruda es muy rica en vitamina C. Un ejemplo, 100g. de nabo contienen 20mg. de esta vitamina, es decir, una tercera parte de las necesidades diarias de vitamina C en el adulto. Se suele tomar rallado en ensaladas depurativas, especialmente en la dieta de deportistas o en dietas anti-envejecimiento.

Por su contenido en minerales, el nabo es un ingrediente alcalinizante, depurativo y diurético.

El nabo es pobre en folatos, aunque sus hojas, los grelos, son un popular alimento para embarazadas debido a su alto contenido en ácido fólico.

Es importante el consumo de nabo y grelos en dietas para la osteoporosis, ya que es un alimento remineralizante y rico en calcio. Los grelos se pueden tomar crudos o cocinados, y constituyen un alimento muy nutritivo, rico en vitaminas y minerales.

Tradicionalmente, el nabo es un alimento que ayuda a aliviar problemas bronquiales.

Por sus propiedades diuréticas y desintoxicantes, el consumo de nabos se recomienda en personas con gota y reumatismo.

Nabo en la alimentación

Aunque actualmente estén poco apreciados en la gastronomía, estas raíces han alimentado durante siglos a los pueblos de Europa, que utilizaban de alimento y para forraje de animales.

- El nabo se consume con platos de legumbres y arroces. En la costa litoral valenciana (España), se prepara un plato típico de arroz con alubias y nabos. Ver receta: Arroz con alubias y nabos.

- Una deliciosa sopa de nabos constituye un plato nutritivo de invierno. Ver receta: Sopa de nabos.

- En muchas regiones, el caldo de Navidad se prepara con zanahorias, chirivía, apio y nabo.

- Se puede hervir, combinar con verduras y servir aliñado con aceite de oliva y perejil fresco.

- Crudo, se ralla y se añade en ensaladas. Ver receta: Ensalada con nabos

Componentes del Nabo por 100g.

Nutriente

Contenido

Calorías (kcal.)

27

Carbohidratos (g.)

4,4

Proteínas (g.)

0,9

Grasas (g.)

0,1

Fibra (g.)

1,8

VITAMINAS

Vitamina C (mg.)

21

Vitamina B1 o tiamina (mg.)

0,04

Vitamina B2 o riboflavina (mg.)

0,03

Vitamina B3 o niacina (mg.)

0,55

Vitamina B6 o piridoxina (mg.)

0,09

Folatos (mcg.)

14,5

MINERALES

Calcio (mg.)

30

Magnesio (mg.)

27

Fósforo (mg.)

11

Sodio (mg.)

67

Potasio (mg.)

191

Hierro (mg.)

0,30

Más información sobre el Nabo.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil