Alimentos ricos en hierro

Revista de Plantas de Botanical-online

Plantas depurativas

Remedios naturales con plantas depurativas

PLANTAS DEPURATIVAS PARA ELIMINAR TOXINAS DEL ORGANISMO

¿Qué son las plantas depurativas?

Las plantas depurativas son aquellas que contienen minerales, vitaminas, fibra, aminoácidos y otros fitoquímicos o principios medicinales con propiedades diuréticas o hepatobiliares.

adelgazar
Dibujo por cortesía de ©Dibujosparapintar

Su función es la de estimular los órganos de eliminación y desintoxicación del organismo, principalmente el hígado y el riñón, para estimular la eliminación de las toxinas del organismo ejerciendo una función depurativa o limpiadora.

 

¿Para qué depurar el organismo?  

La depuración del organismo constituye un aspecto positivo para el organismo general. Al depurar el organismo, conseguimos que este tenga una mayor salud y que se encuentre más preparado para evitar o afrontar enfermedades.

La acumulación de toxinas es responsable de la aparición de enfermedades. Existen un grupo de enfermedades en las cuales la depuración constituye prácticamente una necesidad, por ejemplo, la artritis, gota, ácido úrico, el reumatismo y la celulitis.

   

Depuración que se nota en la piel

Eliminar toxinas es necesario para conseguir mejor salud y bienestar. Una buena depuración repercutirá en una piel más sana, con un aspecto externo más joven y saludable. Limpiar las toxinas resulta recomendable en el tratamiento del acné. Una buena depuración conseguirá que nuestra piel luzca mejor, sin espinillas ni granos.

 

¿De dónde proceden las toxinas del organismo?

La alimentación inadecuada, el sedentarismo y el estrés son los principales causantes de la acumulación de toxinas. Algunos alimentos pueden contener cierta cantidad de toxinas o residuos, que nuestro cuerpo necesita eliminar.

Alimentos que contienen toxinas o nos intoxican

Juntamente con cualquier plan depurativo, es necesario no intoxicarse, sobre todo con productos como el tabaco y el alcohol, que son muy tóxicos para el cuerpo.

Además de estos potentes tóxicos, se encuentran otros en los alimentos:

carne embutidos
Todos los embutidos (incluso los ecológicos) contienen nitritos, unos conservantes que en el organismo se transforman en nitrosaminas cancerígenas. Además son muy ricos en sal y grasas, por lo que no conviene comer habitualmente estos alimentos.

Destacan especialmente los alimentos de origen animal que acumulan muchas toxinas como consecuencia del propio metabolismo de los animales que los producen, la alimentación que ingieren, las enfermedades que contraen, los aditivos que se les añade, etc.

En ese sentido, podemos señalar las purinas que contiene la carne y el marisco, los hidrocarburos aromáticos que se forman durante la cocción de muchos de estos alimentos.

Resulta muy perjudicial el consumo de carne procesada, como los embutidos, salchichas, fiambres, beicon, hamburguesas y otros procesados.

Estos productos cárnicos contienen mucha sal añadida y  nitritos, que en el cuerpo se transforman en nitrosaminas cancerígenas. En 2015 la OMS alertó sobre que el consumo habitual de estos alimentos aumentaba el riesgo de cáncer.

 

Comer en exceso puede generar toxinas

La cantidad también es importante para evitar la intoxicación del organismo. Si se comen demasiados alimentos ricos en proteínas (o suplementos deportivos con proteínas), se generan residuos que nuestros riñones deberán eliminar por la orina.

Los vegetales pueden contener sustancias como los oxalatos, que si se consumen en exceso, se pueden acumular en los riñones y pueden llegar a producirse piedras renales.

 

Dietas para adelgazar y depuración

También si estamos realizando dietas para perder peso, la quema de grasas produce tóxicos que deben ser eliminados del cuerpo ( cetosis). Por contra, no comer alimentos (ayunos) desencadena una serie de reacciones metabólicas que también producen residuos (se consume músculo y grasa para obtener energía, produciendo residuos nitrogenados y cetosis).

La mejor opción, por lo tanto, parece ser una dieta equilibrada, con abundancia de vegetales, frutas y verduras, que nos hidratan, favorecen la diuresis y eliminación de residuos del organismo.

 

¿Cómo es una dieta depurativa?

Una dieta depurativa ayuda a eliminar los tóxicos generados en estos procesos y a no producir más residuos.

Puede contener tubérculos, raíces, legumbres y cereales integrales como fuentes de energía. Estos se deberán poner previamente en remojo para eliminar sus sustancias antinutritivas como los inhibidores de proteasas.

Además deberán abundar alimentos ricos en proteínas, como el tofu, los garbanzos o las lentejas, y consumirse, sobre todo, abundantes verduras y frutas.

*Más información: Dieta para limpiar el hígado

 Plantas depurativas
Lámina con las principales alimentos y plantas depurativas. Elaborado por ©Botanical-online.com

PRINCIPALES PLANTAS DEPURATIVAS

Plantas que depuran el hígado

Alcachofa (Cynara scolymus): Con propiedades diuréticas, alto contenido en fibra y efectos regeneradores del hígado.Favorece la eliminación de líquido en el cuerpo, por lo que resulta interesante no solamente en caso de obesidad, sino tambien en aquel conjunto de dolencias que mejoran con la eliminación de agua y la consiguiente eliminación de toxinas y especialmente el ácido úrico: enfermedades circulatorias, hepáticas, gota, artritis, etc. (Decocción de 60 gr. de raíces secas por litro de agua, hasta reducir el líquido a la mitad. Beber 2 vasos al días) (Infusión de una cucharadita de hojas secas por taza de agua. Beber 2 tazas al día) (Comer alcachofa al vapor, hervida, o en puré)

cardo mariano
Foto de cardo mariano

- Cardo mariano (Silybum marianum): considerado un potente regenerador hepático. Recomendable en caso de intoxicación, después de la toma de medicamentos para estimular las funciones hepáticas de limpieza del organismo. (Comprimidos de extracto de la planta con alto contenido en silimarina)

Limón: Una pieza vital para la depuración del organismo al aportar altas dosis de minerales, vitamina C y ácidos esenciales. Incluso se ha utilizado para el proceso de desintoxicación de personas que consumen habitualmente narcóticos. (Tomar agua con limón exprimido cada mañana. Cura del limón )

Romero (Rosmarinus officinalis L.):  Además de su potencial como planta hepática, se ha comprobado cómo el romero inhibe la formación de bacterias peligrosas, por lo que su uso podría ser interesante en casos de diarrea, intoxicación por alimentos en mal estado, contaminados por bacterias peligrosas. (Infusión de una cucharadita de planta seca por taza de agua. Tomar un par de tazas al día)

Avena: (Avena sativa) Sus betaglucanos ayudan a eliminar toxinas del organismo, además de combatir el estreñimiento y proporcionar energía saludable (Decocción de 5 cucharadas de planta seca por vaso de agua durante 30 minutos. Tomar un par de vasos, repartidos en varias tomas a lo largo del día)

Diente de león o amargón (Taraxacum officinale): Por sus propiedades depurativas y hepatoprotectoras depura la sangre de toxinas y protege el hígado de una posible degeneración causada por intoxicación alimentaria o intoxicación química . (Decocción de 100 gr. de raíces en litro y medio de agua. Tomar tres tazas al día) (Infusión de 5 cucharadas de raíces y hojas por litro de agua. Dejar reposar durante 15 minutos. Tres tazas al día entre comidas)

Verbena (Verbena officinalis L.) (Infusión durante 15 minutos de una cucharada de planta seca por taza de agua. Tomar 3 tazas al día) No tomar durante el embarazo !!!

 

Plantas diuréticas para estimular los riñones

Ajo (Allium sativum ): El ajo es un buen diurético, es decir favorece la eliminación de líquidos corporales, siendo muy adecuado en casos de reumatismo, hidropesía, edemas, y vejiga. (6 gotas al día de extracto fluido) (Tomar ajo habitualmente en la alimentación) En caso de gota resulta muy interesante la decocción de 4 dientes de ajo en un litro de agua. Tomar 2 vasos al día.

ajo
Foto de ajos, un alimento antiséptico, circulatorio y diurético.

Apio (Apium graveolens): Este vegetal es uno de los principales diuréticos por su riqueza en aceites esenciales. (Exprimir un par de tallos y hojas con la batidor y bebernos el jugo, combinandolo con la zanahoria o limón. Si precisamos de una cura más drástica, podemos optar por realizar una infusión con las semillas secas, en una proporción de 1,5 gr. por taza y beber 2 o 3 tazas al día). Véase: Cómo tomar ajo correctamente.

Ortiga (Urtica dioica ): La ortiga favorece la eliminación de líquido en el cuerpo, por lo que resultan interesante no solamente en caso de obesidad, sino también en aquel conjunto de dolencias que mejoran con la eliminación de agua y la consiguiente eliminación de toxinas. (Decocción de la raíz seca durante 10 minutos. Tomar 3 tazas al día) (Infusión de dos cucharadas de hojas secas por litro de agua. Tomar tres veces al día antes de las comidas. Tomar sopa de ortiga )

Ulmaria: (Filipendula ulmaria) La reina de los prados se considera una planta depurativa excelente, con propiedades diuréticas. Se se emplea como coadyuvante en el tratamiento de la obesidad, celulitis, eczema, acné y dermatitis. Muy utilizada para el reumatismo.(Infusión de 2 cucharaditas de hojas, dos veces al día. No llegar a la ebullición para no destruir el ácido salicílico)

Equiseto o cola de caballo (Equisetum arvense ): Propiedades diuréticas que ayudan a la eliminación de líquido (Decocción durante 30 minutos de un buen puñado de planta seca en un litro de agua. Tomar 3 tazas al día)

espárragos al vapor
Foto de espárragos al vapor, una receta muy depurativa dados los componentes diuréticos y el alto nivel vitamínico de estos vegetales.

Espárragos (Asparagus officinalis): Los espárragos son especialmente útiles en caso de enfermedades del metabolismo producidas por mal equilibrio de los líquidos corporales. Son ricos en asparagina, además de componentes medicinales y diuréticos. El uso de yemas de esta planta resulta adecuado para tratar el problema de la retención de líquidos causados por diversos motivos, como problemas cardíacos, trabajo sedentario,etc. (Decocción de 60 gr. de raíz por litro de agua durante 5 minutos. Dos tazas al día.) (Exprimir espárragos y tomar un par de cucharadas de su jugo al día.)

Col (Brassica oleracea): La col contiene muy pocas calorías y una elevadísima proporción de agua. Todo ello, junto con su elevada proporción de potasio, un mineral que favorece la diuresis o eliminación corporal de líquidos, la hace particularmente interesante para aquellas personas que siguen una dieta para adelgazar y para eliminar toxinas del cuerpo.

Verdolaga (Portulaca oleracea L.): Depura la sangre y combate las inflamaciones que afectan a las vías urinarias. En este sentido su poder emoliente se debe a la gran cantidad de mucílagos que posee la planta. (Machacar las hojas tiernas para extraer el jugo. Tomar unas 3 cucharadas al día).

Abedul (Betula alba L.): Las propiedades antiinflamatorias y diuréticas de esta planta resultan muy adecuadas para el tratamiento de la artritis y de la artrosis. Los preparados de esta planta desinflaman la zona articular y ayudan a eliminar líquidos acumulados en ellas (Infusión de una cucharadita de hojas secas por vaso de agua . Tomar dos o tres vasos al día) 

Achicoria ( Cichorium intybus ) (Decocción durante 12 minutos de 50 gr. de raíz seca por litro de agua.) (Tomar medio vaso de zumo de la planta, que se puede conseguir en tiendas especializadas o en farmacias, a lo largo de varias tomas al día)

 

Otras infusiones depurativas

Bistorta: (Polygonum bistorta ) (Decocción de 5 gr de rizoma . Tomar tres tazas al día, fuera de las comidas)

Boj (Buxus sempervirens ) Decocción de unos pedazos de corteza seca por litro de agua durante un cuarto de hora. Una taza al día, repartida en 4 tomas. No tomar durante el embarazo! Véase contraindicaciones y toxicidad

Lavanda /espliego ( Lavandula officinalis, lavandula latifolia) (La realización de unas friegas con unas gotas de aceite esencial diluido en aceite de oliva ayuda a rebajar la inflamación y disminuye la sensación de dolor.)

Enebro (Juniperus communis L.) (Decocción de 1 cucharada de frutos secos por litro de agua. Beber 2 o 3 tazas al día) No tomar durante el embarazo!!

- Brecina (Calluna vulgaris L. ) Infusión de un puñado de sumidades floríferas por taza de agua durante 15 minutos. Una taza después de las tres comidas principales.

Cerezo: (Prunus avium L.) Decocción o infusión de pedúnculos florales.

Cerezas con los rabitos o pedúnculos

Cerezas con los rabitos o pedúnculos

Madreselva (Lonicera caprifolium) (Infusión durante 10 minutos de media cucharadita de hojas trituradas por vaso de agua. Tomar dos o tres vasos al día)

Margarita ( Bellis perennis L.): Como otras plantas de primavera, la margarita posee un alto contenido en clorofila, con propiedades muy depurativas (Poner a hervir 100g. de flores y hojas secas en 1 litro de agua. Llevar a ebullición y apagar el fuego. Dejar reposar 15 minutos. Filtrar y aplicar una compresa en la zona dolorida)

Filipéndula (Filipendula ulmaria ) Infusión de una cucharada de planta seca en una taza de agua caliente -sin que llegue a hervir para no destruir el ácido salícilico - Tomar 4 tazas al día fuera de las comidas.

Alquequenje (Physalis alkekengi ) : Posee propiedades diuréticas beneficiosas para eliminar toxinas (Tomar los frutos).

Gatuña (Ononis spinosa ) (Realizar una infusión con una cucharadita de raíz seca (3-4 gr) por taza de agua. Tomar dos o tres tazas al día)

Gatuña, flores y hojas

Gatuña, flores y hojas

Fresa (Fragaria vesca ) (Tres a cuatro tazas diarias de la infusión de las hojas y las raíces)

Grosellero negro (Ribes nigrum) : (Infusión de 2 o 2,5 cucharadas de hojas secas por litro de agua. Tomar un par de vasos al día)

Primavera (Primula officinalis  ) (Decocción de un puñado de flores en medio litro de agua. Tomar varios vasos pequeños al día)

Pino: (Pinus sylvestris) (Decocción con dos cucharadas de hojas y yemas secas por litro de agua durante 5 minutos. Beber 3 o 4 tazas al día) (Mezclar en el agua caliente del baño un par de litros de la decocción durante 20 minutos de tres cucharadas por cada litro de agua) (Friccionar la zona dolorida con unas gotas de aceite esencial de hojas de pino disuelto en agua) 

Sanguinaria (Paronychia kapela ) Infusión de una cucharada de postre de sumidades floríferas. Tomar tres tazas al día.

Saponaria (Saponaria officinalis ) Decocción de 50 gr. de hojas secas por litro de agua. Filtrar sin dejar reposar para evitar que se formen toxinas. Tomar 2 vasos al día)

Sauce (Salix alba ): (Decocción al 3 % de la corteza, durante un cuarto he hora. Tomar tres tazas al día)

Yuca (Yucca filamentosa): (La dosis habitual para el tratamiento de la artritis es de unas dos cápsulas o tabletas diarias)

Vid roja: ( Vitis vinifera L.) El uso de esta planta favorece la eliminación de líquidos y contribuye a depurar la sangre y mejorar el tratamiento de anomalías relacionadas con una excesiva retención de líquidos corporales, tal como ocurre en los edemas, la gota o la artritis. (Decocción durante 1/2 hora de 30 gr de zarcillos en un litro de agua. Dejar enfriar durante 30 minutos mas, color y tomar 2 vasos al día)

   

Cómo evitar la acumulación de toxinas en el organismo

Aflatoxinas y tóxicos formados en las semillas

El proceso de almacenaje es también responsable de numerosas contaminaciones. A veces los alimentos se almacenan en recipientes que no se han saneado lo suficiente por lo que los restos acumulados original el desarrollo de microorganismos responsables de numerosas enfermedades, como los hongos toxigénicos que producen micotoxinas.

legumbres semillas almacenamiento
Para prevenir la formación de micotoxinas se deben conservar adecuadamente las semillas

Esto puede afectar tanto a los alimentos vegetales, como a los de origen animal. Por ejemplo, es bien conocido el hecho de que los frutos secos y las frutas deshidratadas, almacenadas en condiciones de calor y humedad elevadas, pueden producir aflatoxinas con efectos cancerígenos.

Los cereales mal conservados pueden contener aflatoxinas, un tipo de micotoxinas que afectan a las células del hígado y las daña hasta poder producir cáncer.

Por este motivo, los organismos oficiales tratan de seguir los alimentos desde su origen hasta su consumo (importancia de la trazabilidad de un producto).

 

Alimentos mal conservados: pueden generar intoxicaciones

Además de las pautas anteriores, se pueden considerar que otras veces las toxinas proceden de la propia descomposición de los alimentos. Esto se produce tanto en los alimentos vegetales como animales, aunque estos últimos son más propensos a descomponerse antes.

verduras
Foto de verduras

Por este motivo, en la mayoría de los casos es recomendable conservar los alimentos frescos en la nevera, exceptuando el caso de las frutas inmaduras, que podemos dejar unos días a temperatura ambiente.

Si el tiempo que transcurre entre obtener hasta ingerir un alimento es muy largo, esto puede suponer la aparición de toxinas, cuya cantidad aumenta cuando las condiciones de conservación o transporte no son las adecuadas.

Durante el transporte, los alimentos que requieren permanecer en la cadena del frío constantemente, especialmente los alimentos congelados, a veces se dejan fuera de esta cadena de manera que se pueden descomponer y producir toxinas. Cuando se descongela un producto en casa, se debe cocinar y consumir lo más pronto posible. La costumbre de recongelar los alimentos es reponsable de que estos se puedan estropear.

 

Pesticidas en los alimentos vegetales

Los alimentos también se pueden contaminar en el proceso de el proceso de producción de los mismos Por ejemplo, los alimentos vegetales contienen muchos pesticidas y otros productos utilizados para combatir las plagas. Los animales son alimentados con piensos, los cuales, desafortunadamente, dejan mucho que desear.

 

La buena manipulación de los alimentos en casa puede evitar toxinas

La manipulación de los alimentos en casa puede acarrear nuevas fuentes de toxinas. Por ejemplo, la carne cruda puede contener microorganismos patógenos, como la salmonela. Cuando se corta un trozo de pollo crudo con un cuchillo, este cuchillo se puede contaminar con salmonella.

La cocción del pollo destruye la salmonela, pero, si con este mismo cuchillo se cortan las verduras sin lavarlo bien previamente, los microorganismos se pueden transmitir a las verduras que se ingieren crudas. De esta manera, se producen muchas intoxicaciones alimentarias, causantes de diarreas, dolor de estómago, etc.

 

Cómo evitar intoxicaciones alimentarias

No se deben guardar los alimentos (ni botellas de bebida) junto con productos tóxicos ni en el suelo. Muchas personas dejan botes de conserva debajo del fregadero, junto a los productos de limpieza. Algunas partículas de estos productos pueden caer sobre un bote. Cuando abrimos este bote, sin limpiarlo bien previamente, las particulas pueden se introducir con la comida.

Otro ejemplo sería guardar las botellas de plástico en el suelo: La lejía o detergentes que usamos para fregar pueden atravesar el plástico de una botella de agua y llegar a nuestro agua de beber.

Dejar una ensalada de pasta fuera de la nevera toda la noche y toda la mañana en verano, cuando la temperatura es más caliente, puede propiciar el crecimiento de bacterias y producir gastroenteritis (la "diarrea de verano").

Más sencillamente, cuando llegamos a casa y nos pomenos a comer alguna cosa sin lavarnos previamente las manos, estamos arriesgándonos a introducir en nuestro organismo los contaminantes acumulados en nuestros dedos durante el día.

*Más información: Contaminación de los alimentos

punto rojoMás información sobre dietas depurativas en el listado superior

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil