Alimentos contra el cáncer

Alimentos con propiedades anticancerígenas adecuados para el cáncer

¿Qué alimentos son buenos contra el cáncer?

Existen muchos alimentos con componentes para luchar contra el cáncer. Estos son principalmente las verduras y las frutas, porque la mayoría de ellas contienen mucha fibra prebiótica, ácido fólico, antioxidantes y muchos flavonoides, que son esenciales en la curación contra muchos tipos de cáncer.

dieta
Una alimentación saludable es aquella basada en vegetales frescos y semillas, con el mínimo de productos industrializados, azucarados, con grasas malas o con muchos aditivos.

Alimentos contra el cáncer

En la dieta contra el cáncer deben potenciarse las verduras y frutas, preferiblemente crudas o en cocciones suaves (hervidas, al vapor, purés, sopas,...) y de temporada. Las verduras congeladas también pueden ser adecuadas.

Tampoco deben faltar los alimentos básicos de la dieta saludable, que serán aquellos que proporcionen energía, proteínas y grasas esenciales.

Como alimentos energéticos y nutritivos, se recomiendan: patatas, boniatos, nueces, aceite virgen, zanahorias (crudas y cocidas), espinacas, el aguacate, las semillas de cáñamo y las semillas de lino o de chía.

Proteínas para regenerar el organismo

Especialmente durante el tratamiento con quimioterapia, es necesario aumentar el aporte proteico de la dieta porque existe una gran tasa de regeneración de tejidos.

Los alimentos ricos en proteínas recomendables son el huevo, la carne blanca, el pescado graso de pequeño tamaño (sardinas, caballa, boquerones,...), legumbres (tofu, lentejas, garbanzos, guisantes, etc.), almendras y las nueces.

Adicionalmente, puede ser interesante el consumo de levadura nutricional (levadura de cerveza) por su aporte en proteínas (50%), hierro, cromo y micronutrientes. Otro tipo de suplemento adecuado sería la espirulina, también muy rica en proteínas, antioxidantes y vitaminas del grupo B.

Es importante que las cocciones sean suaves, a temperaturas no muy elevadas: hervidos, vapor, guisos o plancha suave. Se deberán evitar los asados, barbacoas y fritos.

¿Se recomiendan los lácteos en el cáncer?

Los lácteos son una buena fuente proteica, pero son menos aconsejables debido a que parece que podrían estimular factores de crecimiento y por lo tanto la proliferación del cáncer.

Si es posible, podría ser recomendable prescindir de este grupo de alimentos, al menos de forma muy habitual en la dieta. Además, si se consumen, es mejor que sean naturales, sin azúcares añadidos.

Alimentos naturales para luchar contra el cáncer, dieta anticancerigena
Lámina con algunas de los principales alimentos interesantes en la dieta contra el cáncer y que pueden ayudar en la prevención de ciertos tipos de cáncer

Alimentos con principios que ayudan a curar el cáncer

Entre todos los alimentos vegetales especialmente indicados en el soporte nutricional del cáncer, para evitar la aparición de tumores cancerosos o ayudar a frenar su crecimiento, destacaríamos los siguientes:

  • Nueces del Brasil: Se trata de un alimento excepcional por su contenido en selenio. Se cree que el selenio interviene en la prevención de numerosos cánceres, como el de colon, próstata o pulmones. Sin él, el organismo no puede producir glutatión, uno de los mejores antioxidantes. Algunas investigaciones han demostrado la relación entre una dieta pobre en selenio y el aumento de cánceres de pulmón, de estómago, de hígado y de colon. Las nueces del Brasil son el alimento más rico en este componente -con notable diferencia respecto a cualquier otro alimento-, constituyendo un auténtico suplemento natural de selenio (Comer 3-4 nueces del Brasil diariamente).

nueces del brasil
Foto de nueces del Brasil, riquísimas en selenio
  • Arándanos, moras, aronia: Por su contenido en antocianinas, unos flavonoides con propiedades antioxidantes. Estudios han observado que podrían tener un papel protector frente a diferentes tipos de cáncer como el de colon.

  • Aguacate: Por su contenido en grasas buenas y por ser la fruta más rica en folatos, muy importantes para mejorar la circulación y en la prevención de ciertos tipos de cáncer como el de próstata.

  • Uvas pasas: Son ricas en resveratrol y otros componentes como la fibra que conjuntamente ayudan a prevenir o eliminar el cáncer.

  • Alcachofas (Cynara scolymus): Contienen inulina, un tipo de fibra muy eficaz en la prevención del cáncer de mama y de colon.

  • Tomate (Lycopersicum esculentum): La presencia de un componente llamado licopeno influye en un porcentaje menor de cáncer, especialmente de próstata. (Este componente se asimila mejor cuando se cuece con aceite, ya que es liposoluble: salsa de tomate casera) (Sopa de tomate o ensaladas con tomate)

  • Zanahorias: Entre otros componentes, por su riqueza en betacarotenos, así como su contenido en fibra y pectina, el uso de la zanahoria en nuestras comidas constituye un potente antioxidante que nos protege de la aparición del cáncer. (Comer zanahoria cruda y cocida)

zanahoria cruda y cocida
Ensalada de zanahoria (ver receta y propiedades)
  • Algas contra el cáncer: Las algas son ricas en fucoidán, un componente que ayuda a luchar contra el cáncer. Después de Hiroshima, estos vegetales se utilizaron como remedio contra el cáncer de tiroides debido a que su elevado contenido en yodo desplazaba los metales radioactivos. (Sopa de algas)

  • Guanábana (Annona muricata): Las semillas, hojas y, aunque en menor proporción, los frutos de la guanábana, poseen más de 50 tipos de acetogeninas, unos componentes con propiedades contra diferentes tipos de cáncer: cáncer de piel, páncreas, próstata y cáncer de mama.

  • Remolacha (Beta vulgaris): La acción de la betaína y la alantolína renuevan las células y aumentan las defensas. (Gazpacho de remolacha)

Otras verduras y frutas beneficiosas contra el cáncer

Alimentos para el cáncer, dieta anticancerigena
Lámina de los alimentos con componentes que protegen frente a ciertos tipos de cánceres.
  • Boniato o camote (Ipomoea batatas): Por su alto contenido en tocoferol y betacarotenos, el boniato estimula el sistema inmunitario y es un alimento protector frente al cáncer de mama. Estudios científicos han demostrado que las mujeres que consumen alimentos ricos en carotenos tienen menor riesgo de padecer este tipo de cáncer.

  • Ajos: Posiblemente el ajo sea el mejor anticanceroso de todas las plantas. Posee más de 40 compuestos que inhiben el crecimiento de las células que podrían convertirse en cancerosas. No debemos olvidar comer ajo, mejor crudo, tantas veces como nos sea posible. (Cómo comer ajo)

  • Cebollas: Constituyen otro un potente anticancerígeno ya que tiene compuestos azufrados. Es conveniente sobretodo para aquellas personas que no toleran el ajo. La cebolla no debe faltar en nuestras comidas, preferentemente cruda en ensaladas.

  • Naranjas (Citrus sinensis), limones (Citrus limonum ), mandarinas (Citrus reticulata), limas (Citrus aurantifolia), kumquats y cítricos en general, son muy ricos en vitamina C y en pectina que también tienen un poder protector del sistema digestivo y contra los cánceres que lo puedan afectar. Recientemente, se ha comprobado como la pectina y la pectina modificada tienen un efecto beneficioso en el tratamiento del cáncer de próstata y melanomas, favoreciendo la no aparición de metastasis.

  • Lima y limón: Cada vez son más los estudios que destacan las propiedades anticancerígenas de los aceites esenciales. Entre los componentes del aceite esencial de lima se encuentra el limoneno, que ha demostrado un papel protector frente al cáncer de mama, hígado, pulmón, cáncer de estómago y cáncer de piel. El limoneno se encuentra en las partes de la lima más ricas en aceites esenciales, principalmente en la corteza (porque contiene glándulas de aceites esenciales, igual que todos los cítricos), por lo que conviene exprimir también esta parte cuando hacemos jugo de la fruta.

  • Acai (Euterpe oleracea): Según experimentos desarrollados in vitro por la Universidad de Florida de Gainsville, Estados Unidos, han descubierto que el acai reduce la proliferación de las células cancerígenas.

  • Pitahaya (Hylocereus undatus): Poseen betacianinas (un tipo de betalaínas), unos pigmentos de color púrpura con propiedades anticancerígenas.

  • Epazote (Chenopodium ambrosioides) El ascaridol puede ser adecuado para el tratamiento del cáncer.

  • Pimientos rojos: Son muy ricos en vitamina C y capsaicina, antioxidantes y con propiedades contra el cáncer de próstata al estimular la apoptosis o muerte natural de las células cancerosas.

  • Granada: Según un estudio publicado en la revista Journal of Medicinal Food (otoño 2004), el extracto de granada tiene un papel protector contra el cáncer de páncreas al inducir la apoptosis (muerte natural) de las células cancerígenas. (Comer granada habitualmente cuando sea la temporada)

  • Manzanas (Malus domestica): Por su contenido en catequinas y quercetina, dos fitoquímicos que protegen contra la acción de los radicales libres. Melocotones, los melones y el té también contienen catequinas y otros componentes antioxidantes, que protegen de cánceres el sistema digestivo.

  • Alcaparra: (Capparis spinosa) Contiene el mismo componente anticancerígeno del brécol (la sinigrina), relacionado con la prevención del cáncer de mama, cáncer de estómago y colon. (Comer alcaparras)

  • Guanábana: Tiene propiedades anti-cáncer por su contenido en annonaceous acetogenins

  • Guayaba: Por su gran riqueza en antioxidantes, especialmente vitamina C y fibra, la ingestión de este fruto puede prevenir la formación de células cancerosas. La guayaba contiene más vitamina C que los limones o las naranjas.

  • Aceite de argán: El aceite de argán tiene una riqueza en componentes vegetales tales como la vitamina E (tocoferoles), carotenoides, fitoesteroles (eschottenol) y escualeno, antioxidantes naturales que lo relacionan con la prevención del cáncer. Contiene más del doble de vitamina E que el aceite de oliva. (Más información)

  • Fresas y frambuesas: Son ricas en vitamina C, ácido elágico, linoleico y alfalinoleico son capaces de inhibir aquellas substancias cancerígenas que pueden atacar a las células sanas. Resulta muy útil comer estas frutas como postre de tanto en tanto. En el caso de las fresas, una dieta depurativa con este alimento puede ser una buena manera de eliminar las toxinas del cuerpo.

  • Pitahaya (Hylocereus undatus): Poseen betacianinas (un tipo de betalaínas), unos pigmentos de color púrpura con propiedades anticancerígenas.

  • Payayas: Contienen mucha vitamina C y licopeno, con propiedades antioxidantes que ayudarán a evitar la formación de células cancerosas en el pecho.

Glucosinolatos contra el cáncer

Existen un tipo de verduras en la dieta, las llamadas plantas crucíferas, que tienen potentes componentes contra el cáncer: los glucosinolatos. Se trata de plantas de la familia de la col, que en crudo tienen un sabor ligeramente picante debido precisamente a estos componentes. Estas verduras son el brécol, la col, las coles de Brusselas, la rúcula, las coliflores, los nabos, rabanitos, mostaza,etc.

cruciferas
Los nabos están estrechamente relacionados con las hortalizas de la familia de la col

Consumir habitualmente estos alimentos, junto con una dieta saludable, es una forma de introducir componentes con potentes propiedades anticancerígenas que actúan contra ciertos tipos de cáncer, como el cáncer de próstata, de colon y de mama.

Comparado con otras crucíferas, los nabos tienen uno de los porcentajes más altos en glucosinolatos. Esto los convierte en alimentos indispensables para dietas contra el cáncer. Comer ensaladas con nabo rallado resultará muy beneficioso para obtener estos componentes, que se conservan mejor en crudo.

Verduras ricas en clorofila contra el cáncer

La clorofila es un pigmento vegetal de color verde que, según numerosos estudios, inhibe el crecimiento de células cancerosas y previene el cáncer (carcinogénesis).

La clorofila también parece ser capaz de neutralizar algunos compuestos carcinogénicos como nitrosaminas, aflatoxinas o hidrocarburos, presentes en carnes, granos mal conservados, y humos del tabaco, tráfico o de comida ahumada o a la barbacoa, respectivamente.

Todas las verduras son ricas en clorofila, especialmente las de color verde intenso: espinacas, acelgas, ortigas, borrajas, diente de león o amargón, verdolaga,etc., además de los mencionados anteriormente.

Además todas estas plantas tienen otros componentes capaces de mejorar la salud.

Mitos sobre el tofu, la soja y el cáncer

tofu salteado
Foto de tofu salteado con verduras

La soja, sobre todo sus derivados como el tofu, es un alimento saludable, nutritivo y que solamente aporta beneficios en nuestra alimentación. Incluso se puede tomar durante el tratamiento del cáncer de mama con tamoxifeno, y es un mito que la soja produce o está contraindicada en cáncer de mama.

Podría tener un efecto protector y mejorar la terapia del cáncer de mama debido a su valor nutricional y al efecto de sus isoflavonas (principalmente genisteína y daidzeína), que después de metabolizarse por la flora intestinal, se transforman en potentes componentes anticáncer como el equol.

Es importante saber que el efecto beneficioso de la soja depende de tener una flora intestinal saludable. Para que la flora intestinal se acostumbre a fermentar la soja, debe consumirse habitualmente en forma de tofu, tempeh, miso,etc. Es importante mencionar que deben evitarse productos ultraprocesados de soja con azúcares añadidos o grasas malas, como los muffins de soja o los postres de soja con azúcar.

soja y cáncer
Soja para el cáncer

Especias y condimentos contra el cáncer

curcuma
Foto de rizoma de cúrcuma y su polvo.
  • Comino: El suplemento de comino también es eficaz para prevenir el cáncer de colon, tal como demuestran estudios recientes.

  • Alcaravea: Usar este condimento no hace sino incrementar nuestra salud. Además de brindarnos nuevos matices de sabor a quesos, ensaladas, panes y guisos, estos delicados frutos son ricos en componentes aromáticos antioxidantes y anticancerígenos. Entre sus componentes, se encuentran altas cantidades de carvona, limoneno, gamma-terpineno y carveol.

  • Cúrcuma(Curcuma longa): Las últimas investigaciones sobre los efectos de la suplementación con cúrcuma han revelado que los curcuminoides tienen efecto protector frente al cáncer de piel, cáncer de duodeno, cáncer de mama, y cáncer de colon. También se emplea para ayudar al organismo a superar los efectos de los medicamentos contra el cáncer. (Más información)

¡Conservar adecuadamente los alimentos para que sean saludables!

Es importante comprar los alimentos debidamente envasados, conservarlos adecuadamente y manipularlos o cocinarlos en condiciones higiénicas. De este modo se evitarán contaminaciones bacterianas que podrían hacerlos alimentos dañinos.

Por ejemplo, los granos, frutos secos y especias tropicales (en especial el jengibre, cúrcuma y el chile) mal conservados contienen aflatoxinas, ocratoxina y otras micotoxinas o sustancias cancerígenas muy tóxicas para el hígado y los riñones.

plantas cancer
Plantas curativas para el cáncer

punto rojoMás información sobre el cáncer.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

Botanical-online es una página informativa que describe, entre otros temas, los usos tradicionales de las plantas desde un punto de vista terapéutico. Sus descripciones no sustituyen el consejo profesional. Botanical-online no se hace responsable de la automedicación y recomienda consultar con el facultativo.
Aceptar