REVISTA DE PLANTAS

revista

 

 

REMEDIOS CASEROS

remedios curativos

 

 

 

 

Dieta para la cirrosis

Alimentos recomendados para la cirrosis







ALIMENTOS ADECUADOS PARA LA CIRROSIS

 

Dietoterapia, dieta para la cirrosis

alcachofas al vapor
Foto de alcachofas al vapor, arroz hervido y ensalada. Se recomiendan cocciones suaves con poco aceite. Las alcachofas al vapor, hervidas o en cremas, son un alimento recomendado para la cirrosis.



sardinas sodio
Foto de pescado en salazón y olivas. Se deben eliminar de la dieta los alimentos ricos en sodio como conservas, embutidos, etc.

La alimentación en el tratamiento de la cirrosis tiene un papel muy destacado para evitar que el daño que esta enfermedad produce en el hígado sea cada vez mayor.

La dieta recomendada para la cirrosis es aquella que ayuda a prevenir déficits nutricionales y que favorece las funciones del hígado, evitando que se generen residuos que el órgano debe filtrar.

Es importante que el enfermo de cirrosis consulte con un nutriólogo o dietista, supervisado por su médico, el tipo de alimentación más oportuno a seguir.

 

¿Cómo debe ser una dieta adecuada para la cirrosis?

La dieta para la cirrosis consiste en una dieta equilibrada y variada, que cumpla con las siguientes pautas:

- Eliminar completamente el consumo de alcohol, se incluyen las bebidas alcohólicas, alimentos con alcohol y medicamentos como las tinturas.

- Dieta baja en sal: No es necesario llevar una dieta estricta sin sal, pero sí que se ha de eliminar de la dieta los alimentos con mucha sal ( embutidos, salazones, encurtidos, galletas, chips, snacks, precocinados, frutos secos salados, caldos de tetrabrick, pescados enlatados, salsa de soja, etc.) y cocinar con poca sal.

Según el estado de la cirrosis, o si se presenta obesidad, retención de líquido, o hipertensión arterial, el médico puede prescribir una dieta estricta sin sal.

 

- Higiene alimentaria: Se debe mantener una higiene estricta de los alimentos en cuanto a su origen y manipulación. De esta forma se evitarán posibles intoxicaciones alimentarias. Se recomienda conservar los alimentos en la nevera, limpiar muy bien los vegetales, etc. ( Véase: Medidas de higiene alimentaria)

- Para las personas con cirrosis se recomiendan terapias de relajación

 

ALIMENTOS ADECUADOS EN LA DIETA DE LA CIRROSIS

 

Alimentación adecuada para la cirrosis

En general, las personas con cirrosis deben realizar una dieta equilibrada, con las pautas siguientes:

alcachofa
Foto de arroz con verduras, que aporta energía en forma de hidratos de carbono.

- Cocciones sin grasas o con poco aceite: Es muy recomendable cocinar al vapor, hervidos, al papillote,... La textura de los alimentos debe ser suave y jugosa. Se recomienda cocinar sin aceite o con poca cantidad, y añadir sólo un chorro a la hora de servir el plato.

Algunos platos recomendados: Judía verde con zanahoria y patata hervida - Ensalada de cuscús - Ensalada de patata - Crema de zanahora y patata - Arroz de verduras sin sofrito - Puré de patatas - Tortilla de alcachofa - Lentejas vegetarianas - Rape al papillote con verduras - Pescado al vapor.

 

- Realizar 5 - 6 comidas al día, y no hacer comidas abundantes: Se recomienda distribuir los alimentos durante el día en diferentes comidas.

- Alimentos ricos en hidratos de carbono: Los alimentos ricos en hidratos de carbono son los que aportan la energía necesaria para que el organismo pueda trabajar correctamente y no se produzcan déficits de energía. Estos alimentos son fáciles de digerir y se deben tomar en cada comida. Se pueden tomar patatas, boniatos, arroz, elote, pan, tapioca, etc.

También se pueden comer legumbres, como garbanzos, lentejas, guisantes, tofu, etc.

 

mango
Foto de mango, una fruta rica en vitamina C y betacarotenos.

- Alimentos ricos en antioxidantes: Se recomienda tomar unas tres frutas al día, que aportará además antioxidantes necesarios para evitar el daño celular: Manzanas, peras, nísperos ( Un estudio demuestra que los nísperos mejoran la salud del hígado), piña, mango, kiwi, papaya, caquis o palosantos, chirimoya, melocotones, dulce de membrillo, etc.

Se pueden tomar jugos naturales, como jugo de manzana o de pera. Sin embargo, es preferible consumir la fruta entera, porque la fibra que contiene ayuda a mejorar la absorción del azúcar. No se recomienda el jugo de naranja porque estimula las secreciones de bilis.

 

- Aliñar con aceite de oliva virgen ( rico en vitamina E)

 

- Verduras y hortalizas: Aportan antioxidantes, vitaminas y minerales. Entre los más recomendados se encuentran:

- Zanahorias: Son el alimento más rico en betacarotenos ( antioxidante) y además contienen cierta cantidad de hidratos de carbono, que ayuda a evitar déficits nutricionales. Por su aporte de vitaminas, se recomienda comer dos zanahorias al día, crudas o cocinadas en purés, cremas, al vapor, etc.

zanahoria licuada
Foto de zanahoria licuada, muy rica en betacarotenos.

tortilla
Foto de tortilla de alcachofa, rica en proteínas.

- Licuado de zanahoria: Se puede combinar con manzana u otras frutas. Es uno de los jugos más ricos en antioxidantes por su aporte en vitamina C y betacarotenos.

- Alcachofa: Las alcachofas se recomiendan para ayudar a depurar el hígado. Contienen cinarina, un principio activo que mejora la función hepática. Se pueden cocinar al vapor, hervidas, o introducirlas en purés o cremas.

- Remolacha: Es rica en hidratos de carbono y además contiene betanina, un antioxidante.

- También se recomienda: Rúcula, lechuga, calabacín, calabaza, chayote, rábanos, brócoli, coliflor, nabo, tomates, etc. Se recomienda tomar poca cantidad de espinacas, porque estimulan las secreciones biliares.

 

- Fruta seca: Son alimentos energéticos, ricos en fibra y con mucho calcio. Se pueden añadir al muesli por la mañana, o a todo tipo de recetas con arroces o pastas. Se recomiendan las uvas pasas por su contenido en resveratrol ( antioxidante).

- Frutos secos y semillas: Se pueden tomar pero con moderación, por el alto contenido en grasas que aportan. Se recomienda 2-3 nueces diarias por el aporte de omega 3. Las semillas de sésamo son ricas en calcio. No son adecuados los frutos secos fritos ni salados, tipo snacks.

dieta para la cirrosis, alimentos adecuados en la alimentacion para el higado
Lámina con algunas de las indicaciones en la dieta para la cirrosis.

 

Ingesta de proteínas para la cirrosis

yogur con fresas
Foto de yogur con fresas. Se recomienda acompañar la fruta de yogur. El yogur contiene cierta cantidad de proteína y probióticos. Los probióticos son necesarios porque la medicación para la cirrosis puede deteriorar la flora intestinal.

Las proteínas son nutrientes muy importantes porque sin ellas no se pueden realizar las funciones básicas del organismo. Un déficit de proteínas puede agravar la cirrosis. Dada la importancia que tienen las proteínas en la alimentación, se recomienda:

- Ingerir en cada comida un alimento con proteínas: Huevo - Queso bajo en grasas - Yogur desnatado - Leche desnatada - Yogur de soja - Bebida de soja enriquecida - ( En caso de ascitis o retención de líquidos, consumir queso sin sal.).

Las personas no vegetarianas pueden tomar carne blanca ( pollo, pavo, conejo) y pescado ( merluza, rape,...). Se recomienda consumirlos hervidos para reducir su contenido en purinas ( desechar el caldo).

- Tomar 3 vasos de leche desnatada o bebida de soja al día ( enriquecida con calcio, vitamina D y vitamina B12): Se recomienda distribuir durante el día, por la mañana, tarda y noche, para aumentar el aporte de proteínas y calcio ( 3 vasos de leche o bebida de soja aportan 20 g. de proteína y 720 mg. de calcio aprox.).

- 1-2 yogures al día: Se pueden tomar yogures de vaca o de soja, con bacterias lácteas. Las personas con cirrosis pueden tener la flora intestinal debilitada por la toma de algunos medicamentos, por lo que los yogures ayudan además a mejorar la microbiota intestinal, al contener bacterias saludables ( probióticos). Dos yogures al día aportan 10gr. de proteínas.

No se recomienda el queso, yogur o leche de oveja, ni otros lácteos que no sean desnatados. En caso de bebidas vegetales, no se recomienda bebida de arroz, de almendras, o de avena, porque no contiene tanta proteína como la bebida de soja.

Con las pautas anteriores, supervisadas por un médico, se pueden cubrir adecuadamente las necesidades de proteína.

 

Dieta vegetariana para la cirrosis

En algunos casos de cirrosis, el médico puede recomendar una dieta sin carne animal ( sin carne, pescado ni marisco). Esto es aconsejable cuando la cirrosis cursa con encefalopatía e intolerancia a proteínas convencionales.

El mal funcionamiento del hígado puede provocar que se metabolicen mal las proteínas y que se acumulen en el cuerpo los residuos que generan ( amoníaco, purinas, aminoácidos). Estos residuos dañan al sistema nervioso y provocan la encefalopatía hepática ( confusión mental, malestar, etc.)

Cuando existe encefalopatía hepática, se deben obtener las proteínas a partir de los lácteos ( desnatados) y los huevos ( preferiblemente sin la yema), es decir, realizar una dieta ovo-lacto-vegetariana baja en grasas.

 

ALIMENTOS NO RECOMENDADOS PARA LA CIRROSIS

 

- Cocciones con mucho aceite: Evitar los sofritos, frituras, restaurantes, y alimentos cocinados con mucho aceite.

- Eliminar la grasa animal: Totalmente contraindicados los embutidos, patés, salchichas, hamburguesas, carne picada y alimentos ricos en grasa animal. Eliminar de la dieta pasteles, salsas, galletas, madalenas, nata, bollería y, en definitiva, aquellos alimentos grasos o cocinados con mantequilla o crema de leche.

- Alimentos con mucha grasa: Además de los anteriores, tampoco es conveniente el chocolate ( manteca de cacao) y productos que lo contengan.

- Alimentos muy oxidantes: No se recomienda cocinar habitualmente a la plancha, barbacoas o alimentos asados porque resultan muy oxidantes ( presencia de hidrocarburos aromáticos policíclicos HAP). Además se recomiendan alimentos libres de pesticidas ( Lavar con abundante agua, no consumir la piel de las frutas, consumir alimentos de agricultura ecológica).

- Alimentos muy ricos en sal: Embutidos, conservas, precocinados, caldos de tetrabrick, pastillas de sabor, salsa de soja, etc.

Existen una serie de infusiones con plantas medicinales y suplementos que pueden complementar la dieta para la cirrosis.

punto rojoMás información sobre el tratamiento natural de la cirrosis y suplementos en el listado superior.

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2014 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.