indice
iniciodiccionariorevista gratuitacursosforobibliografiarecomendar

...

 

REVISTA DE PLANTAS

 

REMEDIOS CASEROS

remedios curativos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ALIMENTOS QUE AYUDAN A DEJAR DE FUMAR

 

 

 

Dieta para dejar de fumar



 

CARACTERÍSTICAS DE LA DIETA PARA DEJAR DE FUMAR

 

La función de la dieta en la deshabituación de tabaco es la de liberarnos de la nicotina que el cuerpo ha ido acumulando al fumar a lo largo de los años. . Por otra parte, la dieta del fumador contribuye a reducir aquellos kilos que generalmente se aumentan al dejar el tabaco. Una alimentación adecuada es absolutamente necesaria para superar el estrés o la ansiedad que el abandono del tabaco ocasiona.

Hay que tener en cuenta que este tipo de alimentación también resulta eficaz para los fumadores pasivos, es decir aquellos que comparten los espacios con los fumadores activos y que, involuntariamente , se ven obligados a inhalar el humo del tabaco que fuman los fumadores activos.

Cuando se habla de dieta para el tabaquismo, en ningún momento se debe tener en cuenta que se trata de una dieta para perder peso, sino de una dieta variada en la que se tienen en cuenta los alimentos poco calóricos. Esta ayudará, poco a poco, a eliminar aquellos 3 o 4 kilos que habitualmente se suelen engordar cuando se deja de fumar, pero no va focalizada a la perdida de peso, sino a la depuración del organismo.



Alimentos adecuados para dejar de fumar

 

Se ha comprobado que la ingestión de frutas, verduras y hortalizas, ricas en vitamina C, vitamina A, zinc y selenio pueden ayudar a mejorar la salud general del fumador. Todos estos alimentos son ricos en componentes antioxidantes que pueden ayudar a la persona que va a dejar de fumar a librarse de la nicotina que su organismo ha almacenado como consecuencia de la ingestión del humo del tabaco.

  • Vitamina C: Una ingestión de alimentos ricos en vitamina C ayuda a reponer la deficiencia de esta vitamina que el tabaco origina en el organismo. Entre las principales alimentos ricos en esta vitamina tenemos los pimientos, siendo una de las plantas del mundo que posee más cantidad, después de la acerola o del escaramujo . También son muy ricos los cítricos ( naranjas, limones, pomelos, etc.)

  • Vitamina A: Ayuda a reparar los radicales libres que el tabaquismo origina. Puede obtenerse a través de los carotenos y especialmente del beta-caroteno, que se encuentra en muchos alimentos vegetales de color naranja, rojizo o amarillo, especialmente la zanahoria, la verdolaga , las espinacas ; la zanahoria , el berro, la borraja , la , la calabaza ,el tomate el , los espárragos , el diente de león .

  • El zinc resulta muy útil para combatir los problemas respiratorios, como el resfriado, a los que los fumadores son muy propensos. Alimentos ricos en zinc son : el apio, los espárragos, las borrajas, los higos, las, patatas, las berenjenas, Etc.

  • El selenio es necesario para que se forme el glutatión un antioxidante que puede ayudar contra los radicales libres que origina el tabaco, y al mismo tiempo resulta muy útil en la prevención de enfermedades del corazón a las que los fumadores tienen muchas probabilidades. Alimentos ricos en selenio son : la avena y el arroz integral .

 

Alimentos adecuados para superar la ansiedad que ocasiona el síndrome de abstinencia al tabaco.

 

Hay que tener en cuenta que una alimentación adecuada deberá ayudar a superar la ansiedad que se produce al abandonar el tabaquismo.

Comer alimentos ricos en magnesio y vitaminas del grupo B ayudará pues a mejorar los síntomas de la ansiedad o prevenir su aparición. Entre los alimentos que contienen estos principios tenemos:

 


Alimentos diuréticos para ayudar a eliminar las toxinas del tabaco

 

Los alimentos diuréticos son aquellos que incrementan la producción de orina. Es importante orinar mucho durante el proceso de deshabituación al tabaquismo porque, a través de la orina, se eliminan muchas tóxicas del tabaco.

Muchos de los alimentos mencionados anteriormente poseen propiedades diuréticas. Entre ellos los más importantes son: los espárragos, el apio, las lechugas, las cebollas, el diente de león, las ortigas, las cerezas, zarzamoras, etc.


Tisanas diuréticas para ayudar a eliminar las toxinas del tabaco


Igualmente deberíamos ayudarnos de preparados con plantas medicinales con propiedades diuréticas para incentivar la diuresis. Así, por ejemplo, puede ser muy recomendables las infusiones de cola de caballo, de diente de león, de fresa o de llantén.

 

Y, sobre todo, beber mucho líquido


Además de todos estos alimentos, es absolutamente imprescindible beber muchos líquidos. Estos nos ayudaran a incrementar la micción por lo que contribuirán positivamente en la eliminación de toxinas. Entre todos ellos, el más importante es el agua. Beber un litro y medio como mínimo diariamente debería estar en la mente de cualquier persona que deja de fumar. Escogeremos un agua ligera, preferentemente con una baja mineralización para que drene el organismo con mayor facilidad.

Tampoco se deben olvidar los zumos de frutas y verduras, especialmente aquellos que con propiedades tranquilizantes y diuréticas. zumo de pera, zumo de manzana, zumo de piña, de fresas, etc.

 

Alimentos NO adecuados para dejar de fumar

 

La persona que quiere dejar de fumar debería prescindir de una serie de alimentos que pueden entorpecer el proceso de deshabituación al tabaco o que pueden perjudicar su salud. Entre estos, tenemos los siguientes:


- Alimentos con muchas calorías: Es algo normal cuando se deja de fumar ganar de 3 a 4 kilos durante los primeros meses. Para conseguir reducir este aumento de peso y para evitar engordar mucho más se deberían descartar aquellos alimentos con muchas calorías: alimentos con muchas grasas, como carnes grasas, chocolates, helados, pasteles, etc.

- Hidratos de carbono simples: El exceso de hidratos de carbono simple también se transforma en grasa. Además son rápidamente metabolizados por el organismo, de manera que, al cabo de un rato de ingerirlos, sentimos de nuevo hambre y necesitamos " picar " algo más. Esto es lo que habitualmente ocurre tras comer caramelos, pasteles, productos de pastelería realizados con harinas refinadas.

En su lugar es conveniente utilizar de una manera prudente los hidratos de carbono complejos, que, aunque también son ricos en calorías, son aquellos que se asimilan más lentamente y mantienen el cuerpo durante más tiempo satisfecho, sin necesidad de " picar" entre comidas. . Las frutas y los cereales integrales estarían incluidos en este grupo.

- Excitantes: El síndrome de abstinencia del tabaco produce un gran nerviosismo o ansiedad. Por ello, en ningún momento resulta adecuado ingerir substancias que puedan aumentar este estado anímico. La alimentación de la persona que pretende dejar de fumar debe estar libre de alimentos con propiedades estimulantes como café, , cola, chocolate o bebidas de cola.

 

Consejos a tener en cuenta en la dieta para dejar el tabaco

 

Durante o después de las comidas, los siguientes consejos pueden ayudar a superar el tabaquismo:

- Rodear las comidas de un ambiente tranquilo y relajado: Durante las comidas se deben evitar discusiones o enfrentamientos con otras personas. Un ambiente relajado y tranquilo ayudará a reducir la ansiedad y disminuirá las ansias de comer en demasía. Resulta más conveniente comer con un poco de música ambiental que permita el diálogo entre los comensales.

No se debería encender la televisión durante las comidas. Durante estas horas, la mayoría de las cadenas ofrecen informativos con noticias que no invitan precisamente a la relajación.

- Procurar no comer entre comidas: Aunque dejar el tabaco genera una gran necesidad de llevarse algo a la boca de tanto en tanto, se debería procurar no comer entre comidas. Si esto no es posible, se debería utilizar algún alimento muy ligero o alguna técnica para " engañar" el hambre ( Véase como saciar el hambre entre comidas)

- Comer menos cantidad y más veces al día: Lo ideal es realizar 5 comidas diarias: Un buen desayuno, un tentempié a media mañana, la comida del medio día, un snack por la tarde y una cena ligera.

- Mentalizarse a ingerir menos alimentos que cuando se fumaba: El tabaco disminuye las sensación de hambre. Ello, unido a la ansiedad que se produce al abandonar este hábito, suele proporcionar una mayor necesidad de comer. Teniendo esto en cuenta, la persona que deja de fumar debería mentalizarse que debería comer menos que cuando fumaba.

 

- Información relacionada: Beneficios de dejar de fumar.

 

Mas información sobre como dejar de fumar en el listado superior.

El material que aquí se trabaja tiene un carácter informativo. En caso de duda consúltese con el facultativo.
" Botanical" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

El mundo de las Plantas
Copyright ©1999-2011 Botanical-online SL. Todos los derechos reservados