Remedios vulnerarios

¿Qué es un vulnerario y qué principios de las plantas tienen estas propiedades?

Definición del término vulnerario

Se conoce como vulnerario a cualquier remedio que favorece la curación de las heridas, tales como abscesos, cortes, quemaduras, rozaduras, grietas, úlceras, granos, etc.

Etimológicamente, el nombre científico "vulnerario" procede del latín " vulnus", que significa "herida" y que se refiere al uso tradicional de ciertos preparados para curar las heridas.

Uso histórico de los vulnerarios

aloe
Foto hojas frescas de Aloe para cicatrizar quemaduras.

Los remedios vulnerarios se han utilizado a lo largo de la historia en la mayoría de las civilizaciones. Así, por ejemplo, en América la planta equinácea ha sido empleada ampliamente en la curación de las heridas, especialmente en quemaduras.

La vulneraria es una hierba habitual en muchas zonas de Europa y norte de África. Su nombre indica claramente que se ha usado tradicionalmente con la misma finalidad.

Otras plantas utilizadas habitualmente como vulnerarios han sido el aloe vera, la cola de caballo, el malvavisco, el llantén, la manzanilla, el acanto, etc.

¿Qué principios activos contienen los vulnerarios?

Los remedios vulnerarios son ricos en componentes que ayudan a cicatrizar las llagas o heridas favoreciendo la regeneración celular e impiden que se formen infecciones o grandes cicatrices.

Estos componentes pueden tener una acción astringente (reseca) y/o emoliente. Los vulnerarios ejercen también una función hemostática sobre la zona donde se aplican, es decir ayudan a detener el sangrado. No se debe olvidar tampoco la función antiséptica de estos componentes, que impide que las heridas se infecten.

Otros principios que ayudan a ejercer funciones adicionales como vulnerarios son:

  • Taninos: Los taninos cumplen una función cicatrizante al acelerar la curación de las heridas y hemostática, al detener el sangrado. La cicatrización se produce por la formación de las costras al unirse las proteínas con los taninos y crear un medio " seco" que impide el desarrollo de las bacterias. Al constreñir los vasos sanguíneos ayudan a la coagulación de la sangre y, por tanto, contribuyen a la curación de las heridas.

  • Antocianinas: Con propiedades antivirales y hemostáticas, por lo que pueden desempeñar un papel positivo en la prevención de las infecciones y en la detención del sangrado

  • Mucílagos: Constituyen un tipo de fibra. Utilizados externamente, los mucílagos tienen propiedades emolientes, es decir hidratan y protegen la piel. Por este motivo pueden utilizarse para aliviar muchas afecciones de este órgano.

  • Aceites esenciales y otros principios antisépticos: Actúan a nivel antibiótico natural y también pueden estimular la cicatrización de las heridas.

¿Cómo se utilizan los remedios vulnerarios?

agracejo raiz seca para infusiones y remedios
Foto de cataplasma de cúrcuma antiinflamatorio.

Los remedios vulnerarios se utilizan en uso externo, normalmente aplicados de forma tópica, sobre la piel, en forma de cataplasmas, compresas o emplastos, o en forma de enjuagues o gárgaras bucales, que luego se escupen, en el caso de gingivitis o heridas en la boca.

Ejemplos de plantas emolientes

Entre los componentes que pueden considerarse vulnerarios tenemos los siguientes:

Otros ejemplos de plantas vulnerarias

Más información sobre plantas para curar las heridas.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

Botanical-online es una página informativa que describe, entre otros temas, los usos tradicionales de las plantas desde un punto de vista terapéutico. Sus descripciones no sustituyen el consejo profesional. Botanical-online no se hace responsable de la automedicación y recomienda consultar con el facultativo.
Aceptar