Revista de Plantas de Botanical-online

Alimentos ricos en hierro

Dieta para la insuficiencia hepática

Alimentación adecuada para la insuficiencia hepática

Dieta para la enfermedad hepática

Una alimentación adecuada para la enfermedad hepática consiste en seguir una serie de pautas dietéticas y nutricionales que permitirán la regeneración del hígado y reducirán los síntomas producidos por la enfermedad que afecta al órgano, acortando el tiempo de enfermedad y mejorando su pronóstico.

dieta insuficiencia hepatica
Foto de alimentos recomendados en dieta para la insuficiencia hepática

Las pautas alimentarias para las personas enfermas de insuficiencia hepática son complementarias al tratamiento médico, pero en ningún caso pueden sustituirlo.

¿Qué síntomas presenta la insuficiencia hepática?

Un hígado enfermo presenta sintomamas tales como digestiones pesadas, gases, pesadez, dolor, etc.

Otras veces, la insuficiencia hepática es asintomática y sólo presenta afectaciones cuando la enfermedad está avanzada.

¿Cómo es una dieta recomendada para la insuficiencia hepática?

En general, una dieta adecuada para la insuficiencia hepática consiste en:

  • Eliminar el alcohol: En primer lugar se debería debería eliminar todo tipo de alcohol, incluido el vino, al menos hasta que los análisis resulten normales. Eliminar las bebidas de alta graduación para siempre (destilados).

  • Dieta baja en grasas: El exceso de grasas de la dieta aumentan el trabajo del hígado, sin embargo, tampoco se deben eliminar completamente, debido a su importancia (¿Por qué comer grasas?). Se recomienda el consumo de aceite de oliva virgen (poca cantidad) y frutos secos, p.ej. 2-4 nueces al día, un aguacate o 2-3 cucharaditas de semillas de lino o de chía molidas al día -Aportan ácidos grasos esenciales omega 3.

  • Eliminar grasas malas: Pero se debe eliminar los alimentos ricos en grasa y colesterol como embutidos, carnes rojas, bollería, nata, mantequilla, margarina, etc.

  • Alimentos fáciles de digerir: No se debería comer alimentos fritos, ni tomar salsas o productos de bollería: pastas, croissants, galletas, dulces, caramelos, etc. En su lugar es recomendable utilizar primordialmente una alimentación a base de recetas cocinadas al vapor, hervidos, sopas, papillotes, asados, etc. y verduras, hortalizas y fruta fresca.

  • Ingerir proteínas de buena calidad: La proteína es indispensable para que el hígado se pueda regenerar, por lo que se debe tomar en cada comida del día un alimento rico en proteínas (y bajo en grasas), como tofu, tempeh, huevo, un plato de lentejas, garbanzos, pescado, carne blanca (no vegetarianos); o lácteos -mejor fermentados (yogur, yogur bífidus, kéfir, queso sin grasa), bebida de soja enriquecida, etc.

Alimentos a controlar en la dieta para la insuficiencia hepática

  • Evitar lácteos con mucha grasa como los quesos curados, queso tierno, nata, mantequilla, etc.

  • Controlar la cantidad de proteína que se ingiere: No se debe comer exceso de proteínas, porque puede producir un efecto contrario al deseado, al acumularse toxinas en el organismo (amoníaco resultante del metabolismo de las proteínas).

  • Se debe moderar el consumo de proteínas y grasas, que suponen al hígado un gran trabajo, por lo que reducir estos grupos de alimentos significa dejar descansar a este órgano para que pueda recuperarse. Puede ser recomendable una dieta con bajo contenido en purinas (Se consigue consumiendo más huevos que carne, y quitando las carnes rojas).

  • Evitar una dieta con demasiadas harinas, grasas animales, grasas de mala calidad, productos con azúcar añadido: agravan la salud del hígado.

Cómo debe ser la dieta en insuficiencia hepática

Se recomienda una dieta rica en alimentos naturales y muy nutritivos. La base de la alimentación o principal fuente energética puede ser el arroz, avena, maíz, pan, patatas, boniato y tapioca. Estos alimentos son ricos en hidratos de carbono, que es energía fácil de digerir y sin grasas.

Estos alimentos constituyen la base de la alimentación, pero deberán estar cocinados adecuadamente: como un arroz sin sofrito, dentro de una crema de verduras, boniato al horno, patata prebiótica, porridge con manzana, etc.

patata chafada aceite verdura
Foto de patatas con judía verde hervida y aceite virgen

Legumbres para la insuficiencia hepática

El consumo de legumbres resulta muy aconsejable, tanto como fuente energética como por su valor nutricional. Los garbanzos, lentejas o derivados de la soja son una forma sabrosa, económica y nutritiva de obtener cantidades elevadas de proteína con muy poca grasa y nada de colesterol. Además también tienen cantidades notables de magnesio, potasio, fósforo, vitaminas B (excepto B12) y colina.

Se puede comer un plato único de legumbre o acompañarlo con uno o dos huevos (u otro alimento proteico) y con una ensalada o una crema de verduras y una fruta.

Aceite de oliva virgen, dos nueces al día, linaza

A pesar de la reducción de grasas que se debe realizar en este tipo de dietas para el hígado, no se debe olvidar que existen un tipo de grasas, los ácidos grasos esenciales (conocidos como omega 3 y omega 6), que el organismo no puede fabricar y que le deben ser aportadas a través de la alimentación.

linaza molida
Foto de linaza molida, muy rica en omega 3

Un déficit de omega 3 y omega 6 puede generar problemas del sistema nervioso y cardiovascular. Aunque en exceso la grasa puede ser pesada para digerir, se recomienda tomar, con moderación, como sería la ingesta de 2-4 nueces al día o 2-3 cucharaditas de semillas de lino molidas cada día (en caso de no tener lino, se puede usar chía). Estos alimentos también son ricos en vitamina E, otro antioxidante muy potente.

Las personas no vegetarianas pueden obtener este tipo de grasas a través del pescado azul, pero se recomienda sólo el de pequeño tamaño debido a que el salmón o el atún suelen contener mucho mercurio. Sí se recomiendan: sardinas, caballa, etc.

Verduras para el hígado

Una de las principales pautas de la dieta para la insuficiencia hepática es ingerir abundantes verduras y frutas frescas (no jugos o zumos). Los vegetales, especialmente los frescos, son los más adecuados para desintoxicar el hígado.

Las alcachofas y los cardos los vegetales más recomendados para el hígado, ya que ayudan a depurar el organismo y tienen propiedades para regenerar y mejorar las funciones del órgano.

Otras verduras recomendadas son: Lechuga, ajo, cebollas, calabacín, chayote, rábanos, nabo, brócoli, calabazas, coliflor, tomates, espinacas, rúcula, crucíferas en general, etc.

arroz curry pilaf
Foto de arroz con verduras y cúrcuma (sin sofrito) Se recomienda lavar muy bien los vegetales y cocinar con higiene

Alimentos recomendados para la insuficiencia hepática

- Zanahorias: Son muy aconsejables por su alto contenido en betacarotenos, que ayudan a mejorar la salud del organismo, son antioxidantes y precursores de la vitamina A. Esta vitamina puede verse disminuida debido a que se encuentra en los alimentos ricos en grasas, cuya ingesta es baja en caso de insuficiencia hepática. El déficit de vitamina A se traduce con problemas de visión, mal estado de la piel y disminución del sistema inmunitario.

Para prevenir estos problemas, se recomienda tomar un par de zanahorias diariamente, debido a la disponibilidad de este vegetal durante casi todo el año. Se puede comer cruda en ensaladas, licuados o jugos de zanahoria, o en sopas, cremas, purés, etc.

dieta recomendada para la insuficiencia hepatica alimentos
Lámina con algunas de las pautas recomendadas en la dieta recomendada para la insuficiencia hepática.

- Frutas: Las frutas contienen mucha vitamina C, con propiedades antioxidantes, además de minerales y flavonoides, sustancias que ayudan a reparar el daño en las células y a depurar el organismo. Frutas como papayas, limones, frambuesas, kiwis, mandarinas, mangos, melocotones, manzanas, níspero, lichi, melón, ciruelas, plátanos y albaricoques, etc. son especialmente ricas en vitamina C y algunas de estas frutas, tienen efecto protector del hígado.

Hierbas aromáticas: la fitoterapia escondida en la cocina

Cocinar con hierbas aromáticas aporta propiedades medicinales y resulta altamente nutritivo debido a su aporte en potasio, calcio y antioxidantes. Las hierbas aromáticas no aparecen en ninguna pirámide de los alimentos o guía nutricional, pero sin embargo son un componente de la dieta muy interesante para mejorar la salud de forma económica, fácil y sabrosa.

dieta insuficiencia hepatica
Lámina resumen las principales pautas de alimentación en la dieta para la insuficiencia hepática

Alimentos no recomendados para la insuficiencia hepática

Otras comidas de las que debería prescindir son las que sean ricas en grasas anímales saturadas: carnes, sobre todo las que sean muy grasientas, quesos y postres elaborados con éstos, como flanes, natillas, etc.

insuficiencia hepatica tratamiento natural
Tratamiento natural de la insuficiencia hepática

punto rojoMás información sobre el tratamiento natural de la insuficiencia hepática y dieta adecuada.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil