Revista de Plantas de Botanical-online

Alimentos ricos en hierro

Dieta para el lupus

Alimentos para el lupus

ALIMENTACIÓN PARA EL LUPUS ERITEMATOSO

dieta para el lupus, alimentos
Lámina-resumen de la dieta para el lupus

¿Qué es la dieta para el lupus?

La dieta para el lupus consiste en aportar, a través de una dieta equilibrada, vitaminas y minerales que mejoran los síntomas de la enfermedad, o que evitan brotes de la misma.

La dieta para el lupus no cura, pero puede mejorar los síntomas.

Intolerancia personal a un alimento: evite aquellos alimentos que le sientan mal o a los que note que tiene intolerancia, aunque sean beneficiosos.

No existe ningún alimento imprescindible en la dieta, y los nutrientes que se encuentran en un alimento pueden estar presentes en otro que le sienta mejor.

Todos los cambios dietéticos deben ser supervisados por su médico, especialmente si hay afectaciones renales de la enfermedad.

Recomendaciones para el lupus

- Cocciones suaves y jugosas, como hervidos, al vapor, estofados, etc. El aceite de oliva es un buen ayudante para conseguir este tipo de textura deseada, y además aporta propiedades antiinflamatorias.

- Evitar alimentos secos, especialmente si hay afectaciones digestivas como sequedad de boca, dificultad para tragar o gastritis. No se recomienda cocinar a la plancha sin aceite, asados, horno, tostados y parrillas.

- Proteínas en cada comida, especialmente si hay depresión, ya que las proteínas contienen aminoácidos como el triptófano, que mejoran el estado de ánimo.

- Dieta moderada en sal: no es necesaria una dieta estricta sin sal, pero se debe tener presente que la sal puede contribuir a la retención de líquidos que ya provoca la medicación con corticoides.

- Mantener una buena hidratación durante todo el día.

- Comer en un ambiente tranquilo y relajado.

- Planificar los menús semanales.

*Información relacionada: Menús semanales para el lupus.

ALIMENTOS PARA EL LUPUS

grasas saludables
Foto de alimentos con omega 3: Aceite de oliva, aguacate, pescado azul y frutos secos.

- Omega 3: Para reducir los procesos inflamatorios de la enfermedad, se debe aumentar la grasa omega 3 de la dieta, e intentar reducir el consumo de grasas animales.

Una dieta baja en grasas saturadas y rica en omega 3 reduce la inflamación del organismo. Por estos motivos, se recomienda:

o Consumir lácteos desnatados: la leche, queso y los yogures contienen colesterol y grasas saturadas que debemos evitar porque causan inflamación. Sustituir por bebidas vegetales enriquecidas en calcio o lácteos desnatados con omega 3.

o Alimentos ricos en omega 3 cada día: Pescado (especialmente el pescado azul), legumbres(2-3 veces a la semana), quinoa, linaza, chía, o unas pocas de nueces, de avellanas, de almendras, o aguacate en las ensaladas. Las fresas, el brócoli y la coliflor también son fuentes de omega 3, aunque más discretas que las anteriores.

o Aceite de oliva para aliñar y para cocinar: aporta omega 9 y ayuda a los efectos antiinflamatorios del omega 3. Preferible escoger el aceite de oliva virgen extra.

- Reducir el consumo de fenilalanina y tirosina: se trata de dos aminoácidos precursores de la melanina, un pigmento de la piel que aumenta la absorción de rayos solares. Niveles altos de melanina pueden provocar erupciones cutáneas más severas, ya que las personas con lupus tienen mayor fotosensibilidad.

o Tome pescado, mejor que carne: la carne es muy rica en los aminoácidos anteriormente descritos. El pescado ofrece los beneficios del omega 3 y la vitamina D. La carne de ternera es muy rica en fenilalanina y no se recomienda.

o Evitar el Aspartamo: el aspartamo es un endulzante artificial que está compuesto principalmente por fenilalanina. Se recomienda consultar las etiquetas de los envases para no tomar este edulcorante. Algunos productos desnatados también pueden contener aspartamo (yogures desnatados, chicles sin azúcar, etc.).

o Huevos en moderación: se puede tomar hasta 3 huevos a la semana, procurando no superar esta ración debido al alto contenido en colesterol de los huevos. Los huevos que consumimos podemos escogerlos ricos en omega 3.

- Piña, una fruta antiinflamatoria: la piña contiene bromelina, un enzima con propiedades antiinflamatorias yantiartríticas. Estudios científicos apuntan que esta fruta podría mejorar los síntomas de inflamación.

Los mismos estudios apuntan que si se combina la piña con cúrcuma (por ejemplo, como especia en las comidas), el efecto antiinflamatorio es mayor.

- Dieta rica en betacarotenos y vitamina E: Tienen propiedades protectoras de las membranas celulares y de la piel:

o Betacarotenos: Están presentes en los vegetales de color vivo, como la zanahoria, calabaza, remolacha, espinacas, rúcula, frutas como el mango, el caqui, la sandía, nísperos, el melocotón, los albaricoques, o lapapaya, etc. Se recomienda tomar licuados de zanahoria (con manzana u otra fruta que le dé mejor sabor), como refuerzo de antioxidantes y betacarotenos.

o Vitamina E la tomamos con los frutos secos y el aceite de oliva.

o Polen: es un suplemento adecuado para aumentar la dosis de betacarotenos de la dieta. Se puede tomar con el yogur, en los licuados de zanahoria o en cápsulas si no agrada el sabor. (Tomar de 2 a 4 cucharadas de postre al día)

zanahoria licuadaLos licuados de zanahoria son muy adecuados para el lupus, porque sus betacarotenos mejoran los eritemas de la piel y protegen las membranas celulares de la inflamación.

Además, podemos enriquecer los licuados con polen para aumentar la dosis de betacarotenos.

- Tomar alimentos ricos en selenio: el selenio es un mineral con potentes propiedades antioxidantes que ayudan a tratar las enfermedades autoinmunes como el lupus, debido a que puede ayudar a rebajar los procesos inflamatorios. (Más información )

- Dieta calcificante: la dieta debe ser rica en alimentos ricos en calciopara las personas con lupus, y especialmente aquellas que estén tomando medicamentos con cortisona. La medicación tiene efecto descalcificante de los huesos.

o Seguir una dieta calcificante: rica en calcio y pobre en fósforo. La carne, los embutidos y las colas con gas son fuentes de fósforo que debemos evitar tomar habitualmente.

o Potenciar los tubérculos: escoger fuentes más ricas en minerales que el cereal, como la quinoa, las legumbres (de 3 a 4 veces a la semana), o tubérculos como la patata, el boniato, tupinambo, la chufa, etc.

o Fruta seca y frutos secos: Son muy ricos en minerales, se recomienda 2 - 5 unidades de alguno de estos alimentos cada día (se debe tomar en moderación).

o Aumentar el consumo de verduras: la mayoría de los alimentos vegetales son alimentos basificantes y ricos en minerales, que colaboran a la nutrición de los huesos.

o Suplementos de vitamina D para aumentar la mineralización del hueso.

¿Qué hábitos debo evitar si tengo lupus?

- Exceso de calorías: las dietas demasiado calóricas pueden perjudicar la enfermedad. Se deben tomar las raciones de alimentos que marca la dieta equilibrada.

- Dietas hiperproteicas: los excesos de proteína empeoran los síntomas de la enfermedad, especialmente los relacionados con la fotosensibilidad. Puede aumentar los eritemas en la piel.

- Alimentos muy ricos en grasas: se debe evitar una dieta muy rica en grasas. Las grasas presentes en nuestra dieta deberán ser principalmente: el aceite de oliva, el pescado azul, aguacate o frutos secos.

NO se recomienda tomar habitualmente alimentos demasiado ricos en grasas, ni tampoco aquello que contengan grasas trans, ya que pueden provocar mayor inflamación en el cuerpo si se toman con mucha frecuencia.

Estos alimentos son: precocinados, embutidos, carnes grasas, quesos curados, quesos grasos, quesos para untar, palomitas de microondas, bollería, pasteles, fritos, patatas de bolsa, snacks fritos, etc.

- No hacer excesos dietéticos, y en especial, evitar comer: demasiada carne, pescado, huevos, alimentos fritos (exceso de grasas), frutos secos o legumbres.

¿Qué alimentos se pueden comer en cantidades mayores?

Los alimentos que se pueden comer en mayor cantidad son las frutas, hortalizas, castañas, bebidas vegetales como la leche de soja, leche de almendras, de avellanas, de avena, etc., verdura y tubérculos.

punto rojoMás información sobre lupus.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil