Las 5 mejores plantas para bajar el colesterol

Cómo reducir el colesterol rápido

Alimentos y plantas medicinales para el colesterol

El tratamiento natural del colesterol se puede abordar con multitud de productos que tienen propiedades para reducirlo. Actualmente existe gran cantidad de información sobre estos remedios naturales, pero esta información suele ser demasiado extensa y resulta difícil de seleccionar y de llevar a la práctica los consejos más importantes o eficaces para conseguir solucionar el tema del colesterol.

Es por este motivo que en el presente artículo seleccionamos las 5 plantas y alimentos que consideramos más importantes para reducir los niveles de colesterol, mejorar la salud del corazón y sentirse mejor. Estas plantas se pueden introducir conjuntamente en la dieta, todas a la vez, para un tratamiento intensivo que consiga bajar rápido el colesterol.

lino molido
Foto de semillas de lino molidas, muy ricas en omega 3, son antiinflamatorias y reducen el colesterol

Semillas de lino molidas para bajar el colesterol

Las semillas de lino (Linum usitatissium L.) bien pueden ser consideradas un superalimento, ya que, consumidas diariamente, tienen un potente efecto antiinflamatorio, antioxidante, disminuyen los niveles de colesterol, regulan el ritmo intestinal y pueden beneficiar nuestra salud de forma considerable.

La capa externa de estas semillas contiene gran cantidad de mucílagos, un tipo de fibra soluble que ayuda a formar heces mejor hidratadas, más voluminosas, evita el estreñimiento y mejora las hemorroides. Además, durante su paso por el intestino, la fibra mucilaginosa de la linaza actúa como un cepillo intestinal y arrastra el exceso de colesterol, ayudando a disminuir sus niveles.

Por otra parte, las semillas de lino son uno de los alimentos más ricos en omega 3 que existen. El omega 3 es un tipo de grasa saludable con potentes propiedades antiinflamatorias. Para que sea asimilable el omega 3 de las semillas de lino, es necesario consumir las semillas molidas.

Cabe mencionar que existen alternativas igual de efectivas que las semillas de lino para aquellas personas que no las encuentren en sus tiendas habituales: las semillas de cáñamo y las semillas de chía tienen prácticamente las mismas propiedades que la linaza y la misma cantidad de omega 3. Cientos de estudios científicos constatan el efecto hipolipemiante de todas estas semillas, por lo que es una buena idea empezar a luchar contra el colesterol añadiendo algunas de estas semillas cada día en los platos (sobre una ensalada, espolvoreado sobre las frutas, en un yogur o kéfir,...). ¡Además de sus beneficios, proporcionan un sabor a nuez delicioso!

  • Tomar diariamente unas 3 cucharaditas de semillas de chía, lino o cáñamo molidas disminuye los niveles de colesterol y la inflamación.

Comer avena cada día baja el colesterol

La avena (Avena sativa L.) es un cereal con unas características distintas a sus parientes lejanos, como son el trigo, el maíz o el arroz: la avena tiene más proteínas, más fibra, más vitaminas y más minerales. Además, la avena tiene un tipo de fibra denominada betaglucanos que resulta muy potente para capturar el colesterol y eliminarlo del organismo.

Numerosos estudios han comprobado cómo consumir diariamente copos de avena produce una disminución de los niveles de colesterol. Además, la avena es uno de los alimentos-suplementos de fibra más económicos, nutritivos, con más beneficios, y con menos contraindicaciones que se pueden adquirir.

Por ello se recomienda introducir avena en la alimentación diariamente o varias veces a la semana. Esta se puede comer en un delicioso porridge de avena y manzana, en sustitución de los insanos cereales de desayuno, o simplemente añadir avena en las sopas o en las cremas de verduras. La mejor hora para tomar avena es por la noche o a primera hora de la mañana, porque es cuando hay más colesterol en el intestino (impide la reabsorción intestinal del colesterol biliar).

  • Consumir avena habitualmente ayuda a disminuir el colesterol debido a que contiene un tipo de fibra muy potente para capturar el colesterol: los betaglucanos.

Cabe mencionar que la avena se puede adquirir de dos formas: como copos de avena (también llamadas hojuelas de avena, o avena instantánea) o en forma de fibra pura, que es el salvado de avena o fibra de avena. Solamente la primera opción es recomendable (más información).

porridge de avena con manzana
Delicioso porridge de avena con manzana

*Más información: Avena para el colesterol

Crucíferas para bajar el colesterol

Las crucíferas son las verduras de la familia de la col, como las coles de Bruselas, el brócoli, la rúcula, la coliflor, el repollo morado o lombarda, la col kale, la mostaza, los rabanitos o los nabos. El consumo de estas verduras debería ser considerado un medicamento natural contra el colesterol, porque tienen muchos componentes que ayudan a luchar contra el daño que este ocasiona sobre las arterias, en el hígado y en el corazón.

coles de bruselas
Foto coles de Bruselas

Por una parte, las crucíferas tienen compuestos azufrados que son potentísimos antioxidantes naturales. Estos componentes colaboran en los procesos de depuración hepática y combaten la placa de ateroma responsable del taponamiento de los vasos sanguíneos y de la mala circulación.

Por otra parte, estas verduras son una de las mejores fuentes de ácido fólico (folatos o vitamina B9) que existen. Esta vitamina es imprescindible para poder neutralizar o disminuir la homocisteína, un tóxico que circula por la sangre cuyos niveles altos se encuentran peligrosamente asociados a padecer accidentes cardiovasculares, como ictus o la angina de pecho.

Todas estas verduras son potentes diuréticos y antiinflamatorios, además su consumo se relaciona con menor riesgo de cáncer y son muy ricas en calcio. Su principio activo son los glucosinolatos, responsable del sabor picante de estas verduras.

  • Las personas con colesterol alto deberían comer diariamente verduras, 1 plato en cada comida, como si de un medicamento se tratase.

  • Se recomienda potenciar aquellas verduras de la familia de las coles: brócoli, kale, rábanos, nabos, rúcula,etc.

En caso de que no agraden estos vegetales, también resultan beneficiosas las espinacas, acelgas, judía verde (ejotes), espárragos, verdolagas, diente de león, ortigas, borrajas, collejas, cenizo, y otras plantas silvestres comestibles (verdura de hoja verde).

Legumbres, las grandes aliadas contra el colesterol

Otro de los cambios que podemos introducir en la dieta para disminuir el colesterol es sustituir la mayoría de arroces y pastas por legumbres. Se consideran legumbres aquellos granos que proceden de plantas leguminosas, como los guisantes, los garbanzos, las lentejas, las azukis, el tofu, el tempeh y las alubias.

garbanzos esparragos y cebolla
Foto garbanzos con espárragos y cebolla

Las legumbres tienen la característica de aportar menos calorías que los cereales, más proteínas, muchos más minerales (entre los que destacan el potasio -muy importante para cuidar el corazón-, fósforo, calcio, magnesio y hierro) y muchas más vitaminas del complejo B, tan importantes para el sistema nervioso.

Las legumbres también son alimentos completos, que conservan toda su fibra (a diferencia de los cereales refinados y harinas), que se tienen que masticar y que se asimilan poco a poco. Todo ello hace que sean muy saciantes y que sus carbohidratos se asimilen lentamente, sin producir picos de glucemia: un efecto mucho mejor sobre el control del azúcar y del colesterol que el del arroz, pan, harinas y pastas.

Se puede introducir la legumbre en forma de guisos de garbanzos, lentejas con verduras, ensalada de lentejas, alubias con setas, tofu salteado con verduras,etc. No hay contraindicación en consumir legumbres frecuentemente. Si al principio dan gases, a medida que la flora intestinal se acostumbre, desaparecerán (más información).

  • Garbanzos, lentejas, guisantes, tofu,... son alimentos muy saciantes, nutritivos y que ayudan a disminuir el colesterol.

  • Es preferible la legumbre antes que el arroz, la pasta u otra clase de cereales refinados.

Hierbas aromáticas y especias, la fitoterapia en la cocina

Finalmente, un remedio muy efectivo para mejorar la salud y los niveles de colesterol es consumir diariamente plantas con potentes propiedades antiinflamatorias, como son las hierbas aromáticas y las especias.

Además de sus posibles beneficios sobre el colesterol, estos ingredientes tienen la función de equilibrar la sal de la dieta: todas las personas deberían consumir más hierbas aromáticas que sal para mantener el delicado equilibrio sodio-potasio de la dieta y prevenir la hipertensión.

Es recomendable cocinar con cúrcuma habitualmente (recetas con cúrcuma), introducir el jengibre en las cremas de verduras (añadir hacia el final de la cocción), la canela, el tomillo, el romero, el orégano, la albahaca,etc. Introducir estos condimentos en la alimentación diaria.

  • Cocinar diariamente con especias y hierbas aromáticas es efectivo para disminuir el colesterol y la inflamación que este ocasiona en el organismo. Es importante que su consumo sea diario, no solamente días puntuales.

Ejemplo menú para disminuir el colesterol

A continuación se propone un menú ejemplo para disminuir el colesterol, incorporando todos los alimentos, consejos y remedios mencionados en estos apartados:

Para personalizar la dieta y adaptar las cantidades y opciones a cada caso particular, se recomienda acudir a un dietista nutricionista.

Otros consejos para disminuir los niveles de colesterol

Para que todo lo mencionado anteriormente sea efectivo para disminuir el colesterol, se debe enmarcar dentro de una dieta y estilo de vida saludables, que incluyen:

  • Comer un plato de verdura o ensalada en cada comida principal: lo fundamental es conseguir naturalmente una dieta rica en fibra a través de alimentos como legumbres, frutos secos y semillas, verduras y frutas.

  • Utilizar poco aceite: en su lugar, potenciar fuentes de grasas no refinadas, como son el aguacate, las nueces, el guacamole casero,... Cuando hay colesterol alto no conviene abusar de los aliños y aceites.

  • Evite tóxicos como el tabaco y el alcohol: estos hábitos deterioran enormemente la salud.

  • Evite los fritos

  • Evite consumir harinas y azúcares: el pan, las pastas o los cereales refinados tienen un índice de glucemia muy elevado. Esto produce que se asimilen muy rápido sus carbohidratos, produciendo un exceso de energía, que es almacenado en forma de grasa, triglicéridos y colesterol.

  • Evite la carne roja y las carnes procesadas: embutidos, fiambres, salchichas, ternera, cerdo,... No son alimentos recomendables.

  • Evite consumir productos ultraprocesados: la comida chatarra es la principal causa de los problemas de obesidad, diabetes, hipertensión y problemas hepáticos (como hígado graso) que suelen acompañar los niveles de colesterol alto.

ambiente obesogénico
Lea sobre el ambiente obesogénico para controlar el colesterol

Más información sobre el colesterol

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.