indice
Icono de Blog de Plantas
iniciodiccionariorevista gratuitacursosforobibliografiarecomendar

...

 

REVISTA DE PLANTAS

 

REMEDIOS CASEROS

remedios curativos

 

 

 

 

 

Volver medicinales


DIETA PARA EL HÍGADO

( ALIMENTOS CURATIVOS PARA EL HÍGADO)




 

La ALIMENTACIÓN EN EL TRATAMIENTO DE LAS ENFERMEDADES DEL HÍGADO tiene un papel muy destacado para evitar que el daño que esta enfermedad produce en el hígado sea cada vez mayor. Seguir una dieta adecuada es crucial para la prevencion de las enfermedades hepáticas y la desintoxicación del hígado. Es importante que el enfermo de hígado consulte con un nutriólogo la dieta más oportuna a seguir.

Los alimentos para limpiar el hígado deben ser escrupulosamente escogidos. Para evitar perjudicar aún más al hígado enfermo o evitar que este enferme, se deberían seguir los siguientes consejos alimentarios:

 

 

ALIMENTOS ADECUADOS PARA EL HÍGADO

 

 

Dentro de los alimentos para fortalecer al hígado deberíamos mencionar los siguientes:

 

Frutas y verduras: Los alimentos vegetales, especialmente la fruta y la verdura, son los más indicados para los enfermos del hígado. Por una parte son mucho más fáciles de digerir que las carnes por lo que no suponen tanto esfuerzo para un hígado enfermo. Por otra parte los alimentos naturales vegetales son ricos en vitaminas, minerales y antioxidantes, así que, por una parte, ayudaran a restauran la deficiencia de nutrientes que ocasionan las enfermedades hepáticas ; por otra parte los antioxidantes neutralizaran los radicales libres que pueden afectar o empeorar la salud del hígado. Además las frutas y verduras contienen mucha fibra que favorece la evacuación más rápida de las heces y la no absorción de las toxinas por el intestino.

Las frutas contienen azúcares mucho más asimilables que los azúcares refinados. Son más convenientes que las comidas azucaradas porque resultan más fáciles de digerir y estabilizan mejor los niveles de azúcar en la sangre. Cuando se siente la necesidad de comer algún dulce, es mejor tomar algo de fruta.

Proteínas : Las proteínas animales son responsables de que el organismo produzca mayor cantidad de amoniaco que el organismo es incapaz de expulsar lo que daña el cerebro del enfermo. Las proteínas de origen vegetal, es decir las que proceden especialmente de los cereales o de las legumbres, como la soja, que es muy rica en proteínas, o incluso las que proceden de la leche no producen tanta cantidad de amoniaco por lo que son más convenientes en un hígado enfermo al que le cuesta mucho eliminar este tóxico.

Grasas insaturadas naturales: Frente a las grasas de procedencia animal, las grasas más interesantes son las grasas insaturadas no sometidas a manipulaciones en el proceso de extracción. Si hablamos de aceites, entre todos, uno de los más interesantes es el aceite de oliva virgen . Otras aceites interesantes serían el aceite de cacahuete o el aceite de soja.

Otra forma muy interesante de adquirir grasas adecuadas es comer alimentos vegetales que contienen grasas poliinsaturadas ricas en ácidos grasos esenciales, como las nueces, los aguacates, las semillas de sésamo.

Zumoterapia: El uso de zumos está muy recomendado para los enfermos del hígado . Los zumos de frutas presentan muchos antioxidantes que son capaces de ayudar a neutralizar las toxinas.

 

Alimentos especialmente recomendados para el tratamiento de las enfermedades del hígado:

 

Alimentos de cultivo biológico: En general, podemos decir que los alimentos más adecuados para el enfermo del hígado son los alimentos de cultivo biológico libres de pesticidas: Frente a los alimentos industriales, repletos de conservantes, colorantes y otras toxinas químicas, los alimentos que garanticen haber sido producidos en un cultivo biológico sin pesticidas, abonos químicos u otras toxinas serían los más indicados para un hígado enfermo. Este tipo de alimentos evitan tener que someter a este órgano al trabajo adicional de eliminar estos productos, especialmente cuando tiene que recuperarse.

Alcachofa: La cinarina es uno de los componentes más beneficiosos para proteger al hígado y para ayudar a curarlo en cualquier afección que le pueda afectar. Comer abundante alcachofa es una manera de proteger al hígado o impedir el avance de la enfermedad.

Diente de león: Comer las hojas frescas de esta hierba silvestre protege al hígado. Una buena manera es combinar sus hojas con la alcachofa y la zanahoria otra planta con propiedades antioxidantes muy elevadas que ayudaran a eliminar las toxinas.

Cardo Mariano: Es una planta silvestre comestible cuyas hojas tiernas pueden añadirse a las ensaladas y ejercen una función reparadora de las células del hígado o ayudan a este órgano a eliminar toxinas, lo que resulta especialmente interesante cuando el hígado enfermo precisa esta ayuda

- Aronia: Según estudios realizados, el zumo de aronia, rico en potentes antioxidantes, ejerce un efecto hepatoprotector debido a su cantidad en antioxidantes, a su capacidad por proteger al hígado de la necrosis, disminuir la acumulación de cadmio en el hígado y el daño hepático producido por productos químicos.

zanahorias y remolacha: Otras plantas con propiedades antioxidantes muy elevadas que ayudaran a eliminar las toxinas.

Cúrcuma: Este colorante natural ayuda al hígado a expulsar la bilis por lo que favorece las digestiones y descongestiona este órgano. Es conveniente aliñar las comidas con cúrcuma en vez de utilizar colorantes artificiales.

las manzanas: La metionina y el alto contenido en fósforo resultan fundamentales en el control del colesterol. Resulta un fruto excelente que, debido a su carácter básico, podemos decir que es el único fruto que puede comer con cualquier tipo de alimento y a cualquier hora del día, sin producir incompatibilidades alimentarias

Las peras: Por su abundante fibra, por su bajo contenido en sodio que le otorga un gran poder diurético, por su alto contenido en Vitamina B y por su riqueza en azúcares muy asimilables resulta ideal para los problemas del aparato digestivo, incluidos los que afectan al hígado.

Los ajos y las cebollas: Por sus propiedades bactericidas y su capacidad de eliminar materiales tóxicos del organismo.

La avena : Por su riqueza en fibras y por su contenido en proteínas. Ayuda a eliminar los residuos del organismo, evita putrefacciones que conllevarían la aparición de gérmenes y toxinas y puede servir para sustituir a la proteína animal. Es rica en arginina un componente antihepátitico.

* Información relacionada: Tóxicos en los alimentos


Más información sobre el hígado en el listado superior

El material que aquí se trabaja tiene un carácter informativo. En caso de duda consúltese con el facultativo.
" Botanical" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.


www.botanical-online.com
El Mundo de las Plantas

©1999-2014 Botanical-online SL.Todos los derechos reservados. Política de uso